• El cineasta y dramaturgo estará de visita en México para presentar su película Zoot Suit el sábado 3 de mayo a las 20:00 horas, en la Sala 2, Salvador Toscano

• El público tendrá la oportunidad de ver en única función este filme de 1981, considerado un hito de la cultura chicana

Mezcla de las tradiciones mexicanas y del estilo de vida estadounidense, la cultura chicana provocó un choque tras el rechazo social que prevalecía hacia los descendientes de migrantes mexicanos en los años sesenta. En el teatro y en el cine, no se hizo esperar la llegada de este movimiento que pronto tuvo gran auge con obras escritas, dirigidas y producidas por los chicanos, residentes o ciudadanos de Estados Unidos con ascendencia mexicana.

La finalidad de los cineastas fue acercarse a la realidad de su comunidad, que en un principio fue segregada de las grandes producciones cinematográficas de Hollywood e incluso de México. En este contexto en el que los chicanos reforzaron su voz para proclamar sus derechos civiles, aparece una de las figuras más emblemáticas del movimiento, Luis Valdez.

Creador de El Teatro Campesino, caracterizado por la ausencia de escenografía y por ello enfocado en el trabajo corporal y la integración musical, Valdez dio voz y presencia al chicano en el mundo a través de su película más recordada, Fiebre latina (Zoot Suit, Estados Unidos, 1981), misma que será exhibida el próximo en la Cineteca Nacional en una función especial presentada por su realizador.

La cinta está basada en una pieza teatral homónima de autor y nominada en 1982 a un Globo de Oro como mejor película musical. Se centra en un caso real denominado “El asesinato de la Laguna dormida”, en el que luego de ser descubierto el cadáver de José Díaz el 2 de agosto de 1942 en una reserva ecológica de Los Ángeles, alrededor de 300 jóvenes chicanos fueron llevados a un juicio calificado como racista donde se violaron los derechos de los acusados.

Ubicado en los años 40, el filme relata la historia de esos jóvenes chicanos acusados de asesinato, evento que desata una serie de revueltas e incrementa el racismo hacia la comunidad latina de la ciudad. En este filme Edward James Olmos, El Pachuco, representa a un idealizado zoot suiter que funge como narrador de la historia y a la vez es una especie de conciencia del protagonista Henry, encarnado por el hermano del cineasta, Daniel Valdez.

Además de la estética, idéntica en la puesta en escena a la obra de teatro por la escasez de su presupuesto, este largometraje brilla por la música popular que la comunidad chicana escuchaba en esa época recopilada por Daniel Valdez, entre los que destacan temas del también reconocido promotor del movimiento, Lalo Guerrero.

“Me rechazaron por todos lados, el presidente de los estudios Universal, había visto la obra en el teatro, ahí en Los Ángeles y me invitó a una junta, en su oficina y me dijo: ¿qué quieres hacer? Yo le dije pues quiero hacer una película. Me dijo, no, 20 millones son mucho, pero te voy a dar una oportunidad de que me hagas otro tratamiento más apegado a lo que pusiste en escena en el teatro”, comentó Luis Valdez respecto a la producción de su película”.

El cineasta agregó que finalmente se pudo realizar una película “que no es ni teatro, ni cine, es una combinación de los dos, yo creo que eso le da mucha frescura. A veces las limitantes son un avance, una oportunidad, una ventaja para llegar a otro punto de creación muy importante”.

El director y dramaturgo, quien ha referido identificarse con el sentimiento chicano de rechazo por su país de origen y al mismo tiempo ajeno a la nacionalidad mexicana, también ha manifestado que cree que “Estados Unidos no tiene mejor amigo en América que México, sin embargo no se reconoce”.

Luis Valdez nació en 1940 en Delano, California, como hijo de migrantes campesinos. Comenzó a trabajar en el campo a los seis años y viajó con su familia alrededor de los valles de California hasta que finalmente se asentaron en San José. Desde el primer grado se interesó por estudiar teatro, por lo que organizaba obras escolares además de montar un espectáculo de marionetas en su garaje. Una vez en la Universidad de San José, ingresó como estudiante de matemáticas y física, pero al segundo año cambió su carrera por la de Letras Inglesas, donde ganó un concurso de dramaturgia en 1961. Dos años después, Valdez montó su primera obra completa producida por la universidad.

Luego de trabajar en algunas compañías teatrales, en 1965 regresó a Delano donde conoció a César Chávez, enlistándose en su organización para organizar a los campesinos. Así surgió El Teatro Campesino, una compañía de teatro conformada por dichos trabajadores, quienes montaban obras de aproximadamente 15 minutos que usaban para educar e informar a todo el público, con contenidos sociales y políticos con un toque de humor. Para 1967 este teatro comenzó a ganar importancia, llegando a su punto culminante en los setenta.

La obra Zoot Suit finalmente se concretaría en 1977. Fue llevada a escena y vista por 40 mil personas; incluso se pudo apreciar en Broadway en 1979. En 1981, Valdez la llevaría al cine, disciplina en la que cosechó otros éxitos como La Bamba. Actores latinos como Edward James Olmos, Lupe Ontiveros y Lou Diamond Phillips, entre otros, ganarían éxito colaborando con Valdez.

En 2010, el reconocido cineasta viajó a México para montar junto con Octavio Michel la puesta en escena Fiebre latina en el teatro de la Universidad Nacional Autónoma de México. Cuatro años después, la Cineteca Nacional se complace en traer a este importante director y exhibir el emblemático filme del cine chicano.

Función especial

Sábado 3 de mayo, 20:00 hrs.

Sala 2. Salvador Toscano

Fiebre latina

Zoot Suit, Estados Unidos, 1981, 103 min.

Dirección: Luis Valdez. Guión: Luis Valdez basado en su obra teatral homónima. Fotografía en color: David Myers. Música: Daniel Valdez. Edición: Jacqueline Cambas. Con: Daniel Valdez (Henry Reyna), Edward James Olmos (El pachuco), Charles Aidman (George Shearer), Tyne Daly (Alice Bloomfield). Casa Productora: Universal Pictures. Productores: Peter Burrell, Gordon Davidson.