A partir de la comedia Sueño de una noche de verano de William Shakespeare, Aline de la Cruz presenta en El Foro Shakespeare Bottom. La comedia de la trágica historia de Píramo y Tisbe en una noche de verano.

La obra se presenta los domingos a partir del 12 de febrero y hasta el 28 de mayo a las 13 hrs
bajo la dirección de Iona Weissberg y Aline De la Cruz.

Artús Chávez (Quince), Fernando Córdova/Rodrigo Murray (Bottom), y Jerónimo Best (Flute), te contarán cómo creen que se escribió Sueño de una Noche de Verano, según los cómicos que, en la obra de Shakespeare, triunfan gracias a su pésima representación de La Obra de Bottom (o La muy lamentable comedia de la trágica historia de Píramo y Tisbe.)

Bottom el sastre, Quince el carpintero y Flute el herrero, intentarán ganarse 25 mil chelines que ofrece la reina para todos aquellos que presenten un buen espectáculo el día de su boda. Los tres, pretendiendo ser grandes actores, deberán decidir si hacen una obra de Shakespeare o la muy lamentable comedia de la trágica historia de Píramo y Tisbe. Entre confusiones, ridículas explicaciones y supersticiones logran contar Sueño de una Noche de Verano y representar La obra de Bottom, esperando ganarse los 25 mil chelines.

Ésta es una coproducción de La Piara, creadora de la obra Guerra, y Brujas Producciones, cuya última puesta en escena fue Madre Coraje y sus hijos de Bertolt Brecht. Ahora ambas compañías han unido sus esfuerzos para llevar a la gente un espectáculo para toda la familia con la finalidad de acercar, de manera divertida, al afamado autor isabelino William Shakespeare; y celebrar el aniversario de los 400 años de su muerte.

Todos los domingos de febrero a mayo, a las 13:00 hrs., en el Foro Shakespeare (Foro Principal), Zamora # 7, Col. Condesa, Delegación Cuauhtémoc.

 

Tenemos 5 pases dobles para los primeros comentar abajo de esta nota y compartirla en redes sociales

Función domingo 9 de Abril
Horario: 13:00
 hrs (llegar 50 min antes)
Foro Shakespeare
Dirección: Zamora #7 Col. Condesa.

¡Apresúrate!

El 23 de abril se cumplieron 450 años del nacimiento de William Shakespeare. Su ciudad natal, Stratford-upon-Avon, lo celebró el fin de semana del 26 y 27 del mismo mes. El sábado por la mañana más de 2,000 personas participaron en un desfile a lo largo de Bridge Street. Una marioneta de 20 pies de altura (unos 6 mts) de Lady Godiva, creada para los Juegos Olímpicos de 2012, encabezó la comitiva. Tomaron parte en la marcha bandas musicales, personajes shakespearianos y un carruaje tirado por caballos transportó el enorme pastel de cumpleaños. Niños de las escuelas locales depositaron flores en la tumba del dramaturgo en la Holy Trinity Church.

Por Guillermo Velasco Tapia

Gracias a The Shakespeare Birthplace Trust y la Royal Shakespeare Company, los dos jornadas estuvieron llenas de música, contadores de historias, actuaciones de artistas callejeros, talleres para aprender a combatir en el escenario, visitas a las casas shakespearianas, lectura de sonetos y representaciones teatrales.

Globe Theatre

El 21 de abril el Globe Theatre de Londres recordó al bardo de Stratford con un evento gratuito en donde hubo talleres y el espectáculo de improvisación The School of Night. Incluso algunos espectadores participaron actuando fragmentos de las obras del gran poeta. El mismo Globe arrancó su temporada el día 24 con Tito Andrónico. Por otra parte el Victoria and Albert Museum organizó un concurso de pasteles alusivos a la figura de William Shakespeare.

En la ciudad de México el Centro Cultural Helénico preparó un ciclo de actividades (también gratuito) compuesto de conferencias, música isabelina, la proyección de las películas: El Rey Lear (1971), Enrique V (1944), La fierecilla domada (1966), de igual modo presentó las obras teatrales: Ricardo III (con Erando González), Hamlet o el jardín de las suspicacias (dirección Carlos Valencia) y Mendoza (adaptación de El Rey Lear), de Antonio Zuñiga y Juan Carrillo.

Study for The Quarrel of Oberon and Titania

Las informaciones sobre la vida de Shakespeare son escasas e inciertas. Se sabe que fue hijo de John Shakespeare, rico comerciante que cayó en desgracia pocos años después del nacimiento de William. Su madre, Mary Arden, sufrió persecusión religiosa por provenir de una familia católica (Inglaterra ya era anglicana). La educación formal de Shakespeare consistió en unos cuantos años en la Grammar School de su ciudad natal.

Los datos curiosos, especulaciones, mitos y leyendas desbordan la biografía del poeta. Fue bautizado el 26 de abril (el día de su nacimiento es incierto) y murió el 23 de abril de 1616 según el calendario juliano, vigente en Inglaterra en esa época (3 de mayo para el resto de Europa, regida por el calendario gregoriano). Se ha llegado a la convención del día 23 como fecha de nacimiento y muerte por coincidir con el día de Saint George, patrono de Inglaterra y con la muerte de Cervantes (quien murió 10 días antes que el dramaturgo inglés).

Una de las especulaciones más fascinantes está en La trágica historia de la vida y muerte del doctor Fausto, Christopher Marlowe, Editorial Catedra, edición de César Santoyo y José Miguel Santamaría. En la introducción nos cuentan: …Pero ha habido también quien ha sostenido que Marlowe y Shakespeare no son sino un mismo autor amparado bajo dos nombres distintos

La película Anonymous de Roland Emmerich (2011) hace eco de otra teoría muy popular según la cual Edward de Vere, Conde de Oxford sería el verdadero autor de las obras atribuidas a Shakespeare. Se sostiene que piezas con un contenido tan profundo tuvieron que ser escritas por alguien muy bien educado, con posibilidades de viajar y conocer el mundo y no por un mediocre actor analfabeta.

Esta polémica da para mucho y no es el lugar para discutirlo. Lo único que puedo agregar, de manera rápida y superficial, es que: la explicación más sencilla suele ser la correcta (si las obras están impresas bajo el nombre de William Shakespeare es que él las escribió).

Pero ¿por qué 450 años después seguimos hablando de este autor y representando sus dramas y comedias? Sin duda porque logró capturar la esencia humana (lugar común). Como espectadores es imposible no identificarnos e involucrarnos con lo que sucede sobre el escenario. Retomando las ideas de Víctor Hugo, en Prefacio a mis obras y posdata de mi vida, Shakespeare penetra los tres los niveles del Universo: observa lo humano, imagina lo natural e intuye lo sobrenatural.

Su profundo conocimiento de lo humano brilla en sus personajes: los dominados por las pasiones (Ricardo III, Lady Macbeth), los de profundidad psicológica (Hamlet), los de inteligencia vivaz (Beatriz y Benedicto). Retrata no sólo el amor puro (Romeo y Julieta) sino el desamor y la decepción (Otelo y I, Hero y Claudio), la bondad y generosidad (Antonio, Mercader de Venecia), la maldad y la intriga (Yago, Shylock, Regan y Goneril), la estupidez (Malvolio, Don Adriano de Armado), la locura (Ofelia).

La naturaleza es transfigurada para crear seres fantásticos como Calibán y el espíritu Ariel (La tempestad), o dar lugar a Puck Robin buen chico, Oberón, Titania, Grano de Mostaza, Telaraña y Chicharillo, hadas del bosque en Sueño de una noche de verano.

El mundo sobrenatural se hace visible a través del fantasma de Hamlet padre clamando venganza (Hamlet). Del espíritu del rey Duncan, de Banquo y toda una procesión de sombras traídas por un conjuro de las brujas (Macbeth). La conciencia de un más allá siempre está presente y el príncipe Hamlet vocifera: …No estimo mi vida en absoluto… …En cuanto a mi alma ¿qué puede ocurrirle siendo como él cosa inmortal?

Shakespeare lo mismo retrata a un rey que a un mendigo, a un viejo que a un puberto enamorado, a un soldado bobalicón o la princesa más inteligente y sabia. Nada ni nadie le escapa. Destacan los bufones: bribones sabios, cínicos, deslenguados, los únicos capaces de zarandear a un rey y decirle sus verdades. Un desvergonzado e insolente que merece mención especial es Sir John Falstaff que diserta sobre el honor (Enrique IV): …El honor me impulsa a avanzar. Sí, pero ¿y si el honor me conduce a la muerte al avanzar? ¡entonces!…¿Devuelve el honor una pierna rota? ¿Un brazo?… …¿Quién posee este honor? El que murió el miércoles…

Los caracteres shakespearianos son complejos, llenos de brillos y sombras. El más virtuoso de ellos tiene momentos de maldad y de furia, es arrastrado al límite entre el bien y el mal. Así el gran poeta logró crear seres de carne y hueso.

Seguramente en los próximos 450 años seguiremos disfrutando del universo literario que nos regaló William Shakespeare.

Los conciertos de las estrellas pop y los grupos de rock más famosos del planeta son cosa de todos los días en nuestro país. Tampoco es raro asistir a exposiciones de lo más selecto del arte mundial (baste como ejemplo la muestra del Musée de l’Orangerie en el Museo Dolores Olmedo). Lo que es relativamente nuevo en la Ciudad de México y otras entidades de la República son las transmisiones vía satélite de espectáculos realizados en Estados Unidos o Europa.

Por Guillermo Velasco Tapia

Los responsables son, entre otros: Cinemex, que ofrece, además del Monday Night Football de la NFL, la temporada de la Royal Opera House (Londres), la temporada del Ballet Bolshoi (Rusia). El Auditorio Nacional y Cinepolis proyectan la temporada del Metropolitan Opera House (Nueva York). Eventos con una calidad innegable.

Los mexicanos tenemos una gran tradición operística. Si bien, nuestro único escenario es el Palacio de Bellas Artes (la UNAM y el Instituto Politécnico Nacional incursionaron, el año pasado, en este género), existe un gran semillero de cantantes. Por otra parte, la Compañia Nacional de Danza nos ofrece grandes ballets en su temporada anual (El Lago de los Cisnes, La Cenicienta, El Cascanueces, entre muchas otras). Entonces ¿para qué traer más eventos de este tipo? La posibilidad de ver las mejores producciones del mundo (aunque sea en retransmisión) es un lujo (del que no todos pueden presumir) que amplía y complementa nuestra vida cultural.

Algo parecido ocurre con el teatro. La Universidad Nacional y el INBA cada año nos brindan lo mejor de lo mejor de la dramaturgia nacional e internacional, dando impulso a importantes creadores. Hoy en día los amantes de las artes escénicas tienen como incentivo extra la temporada del National Theatre de Londres, que se presenta (en vivo/diferida) en el Aula Magna José Vasconcelos del Centro Nacional  de las Artes (Cenart) y en el Lunario.

Este ciclo está compuesto por cuatro obras de William Shakespeare: Macbeth, Otelo, Hamlet y Coriolano. Al día de hoy se han proyectado Macbeth (Cenart: 19/10/2013, Lunario: 14/10/2013 y 20/10/2013) y Otelo (Cenart: 30/11/2013, Lunario: 25/11/2013 y 08/12/2013).

La producción de Macbeth se realizó para el Festival Internacional de Manchester, teniendo como escenario una iglesia desacralizada. La dirección corrió a cargo de Rob Ashford y Kenneth Branagh (el gran actor y director que ha dedicado parte de su carrera a la obra de Shakespeare, siendo incluso comparado con Sir Laurence Olivier). El mismo Branagh interpretó el papel protagónico, con Alex Kingston (ER y Doctor Who) como Lady Macbeth. La función fue emocionante, durante dos horas el público tuvo el alma en un hilo por la perversidad del usurpador maldito. Se respetó la época original en que se desarrolla la obra, lo que nos brindó una puesta en escena clásica de excelente manufactura.

La versión de Otelo también fue traída hasta nuestros días. Los uniformes militares contemporáneos y un moderno campo militar en Chipre fueron el centro del drama. Las actualizaciones no son malas, pero este caso no fue afortunado. El director fue Nicholas Hytner. En los roles principales estuvieron Rory Kinnear (Yago), Adrian Lester (Otelo) y Olivia Vinall (Desdémona).

Veremos qué nos depara Hamlet, considerada por muchos como la pieza de Shakespeare, que será presentada este mes de enero (Cenart: 25/01/2014, Lunario: 20/01/2014 y 21/01/2014). El noble príncipe revivirá su tragedia en la Dinamarca del siglo XXI. Se desatarán su pasión y vehemencia con funestas consecuencias. Rory Kinnear (Yago en Otelo) hará de Hamlet. Nicholas Hytner repite en la dirección. Clare Higgins es Gertrudis, Patrick Malahide es Claudius, David Calder (Polonius), James Laurenson (el fantasma del rey Hamlet) y Ruth Negga (Ofelia).

El cierre de temporada será con Coriolano (Cenart: 01/03/2014, Lunario: 24/02/2014 y 25/02/2014). Cayo Marcio Coriolano, valiente y soberbio general romano, se enreda en una trama política que lo lleva al destierro. Lo cierto es que todo acabará mal. Tom Hiddelston (conocido en México por su actuación como Loki en las películas de Thor) tiene el papel principal, la producción es del teatro londinense Dommar Warehouse, con Josie Rourke como directora artística.

El plus de estas obras en su idioma original es que permiten apreciar la musicalidad del verso isabelino, tan rico y bien trabajado por el gran autor británico (todas las funciones son subtituladas). ¿Cuál de los dos auditorios es mejor? Es cuestión de gustos. El Cenart es más económico y ofrece una plática antes de la proyección. En cambio en el Lunario podemos disfrutar de una copa de vino o una buena cena. Los precios son bastantes accesibles. Más si los comparamos con los de la ópera o con los conciertos populares antes referidos.

La Ciudad de México cuenta con infinidad de puestas en escena del dramaturgo inglés. En 2013 pudimos ver: Enrique IV, primera parte, el mejor montaje del año en este género, a cargo de la Compañía Nacional de Teatro, las representaciones fueron en La Corrala del Mitote. Ricardo III (Un sueño), adaptación de Erando González, alumno del maestro Ludwik Margules, muy destacada también. La obra se presentó en forma de monólogo (del rey traidor) en el foro La gruta del Centro Cultural Helénico. Macbeth en el teatro El Milagro, donde Laura Almela y Daniel Jiménez Cacho, en un duelo actoral magnífico, interpretaron, entre los dos, todos los personajes de la tragedia. Otra versión de Ricardo III, ésta en la penitenciaría de Santa Martha Acatitla actuada por los presos, con producción del Foro Shakespeare. Y Julio César en el teatro Julio Castillo.

El 2014 abre de manera promisoria con estas dos obras del National Theatre de Londres, veremos que más nos trae el año. Sin olvidar que el Festival Cervantino estará dedicado al mismísimo William Shakespeare. Sean pues bienvenidos este tipo de eventos vía satélite y esperemos que estén aquí para quedarse.

Nota para fanáticos shakespearianos: En Youtube se pueden encontrar algunas representaciones de obras completas interpretadas por las compañias inglesas más importantes (como la del Globo).

El Instituto Nacional de Bellas Artes anuncia el reestreno de El caso Romeo y Julieta, versión policíaca, de Berta Hiriart, Ángeles Hernández y Sandra Félix, a partir del sábado 16 de febrero y hasta el 3 de marzo, con funciones martes, miércoles, sábados y domingos en el teatro Jiménez Rueda. Se trata de una obra sobre el amor, la violencia y los conflictos que emergen de la pasión en una puesta en escena que se presenta a partir la clásica obra de William Shakespeare en el marco del ciclo Jóvenes al Teatro del INBA, con el elenco estable de la Compañía Nacional de Teatro.

La obra realiza una combinación del lenguaje de Shakespeare con el contemporáneo mexicano, acercando la obra del dramaturgo inglés a nuestra época, poseedora de la misma complejidad por la que transita el ser humano de cualquier tiempo, sin importar si se encuentra en Verona Italia, o en un terreno de nombre similar en México.

“Nos seguimos enamorando y cometiendo errores fatales, por lo que es necesario revisitar estos textos con mirada renovada. Esta obra habla de jóvenes que conocen el amor y encuentran la muerte debido a situaciones como las peleas entre familias, que generan odio hacia el desconocido y una violencia que se transmite de generación en generación”, comenta la directora Sandra Félix.

Los bandos de jóvenes, las riñas callejeras, la venganza, las peleas a cuchilladas, traen serias consecuencias que pudieron haberse evitado. Es importante dialogar con los jóvenes sobre estos conflictos que emergen de una pasión –añade Félix-, para quien es fundamental plantear la responsabilidad de cada uno de los actos y la repercusión de tomar una decisión u otra.

El caso Romeo y Julieta, estrenada en noviembre del 2012, es un montaje que, desde esa fecha, forma parte del repertorio de la Compañía Nacional de Teatro, bajo la dirección artística de Luis de Tavira, y cuya propuesta es proponer a los jóvenes espectadores un teatro que les hable de lo que le es común y cercano.

Con la oportunidad de profundizar en las situaciones que plantea la obra, en sus antagonistas y renovar esta puesta en escena, Sandra Félix subraya la participación de dos nuevos miembros del elenco: David Calderón, quien interpreta a Romeo y Everardo Arzate en el papel de Teobaldo.

La escenografía de la obra está compuesta por módulos, que según su movimiento y ubicación, sugieren la casa de los Capuleto, la plaza, la estación de policía o el balcón, entre otros espacios, como un rompecabezas mecánico tridimensional, similar al Rubik, que requiere de que sean ensamblados correctamente cada uno de sus lados.

Con música original que combina notas de la Italia renacentista con sonidos contemporáneos de jazz, esta versión policiaca de la tragedia de W. Shakespeare fue escrita por Bertha Hiriart, Ángeles Hernández y Sandra Félix, quien dirige el montaje. El diseño de escenografía e iluminación es de Philippe Amand y el diseño de vestuario es de Mario Marín del Río.

Los actores del elenco estable de la Compañía Nacional de Teatro que participan en esta puesta en escena: son Ana Isabel Esqueira, David Calderón, Arturo Beristain, Constantino Morán, Marco Antonio García, Laura Padilla, Andrés Weiss, Mariana Giménez, Everardo Arzate y Ana Ligia García.

La temporada de El caso Romeo y Julieta comprende del 16 de febrero al 3 de marzo, los días martes y miércoles a las 19:00 horas y sábados y domingos a las 12:00 horas en el Teatro Julio Jiménez Rueda, ubicado en Avenida de la República 54, Colonia Tabacalera.

Esta obra es parte del Programa Jóvenes al Teatro del INBA, por lo que la entrada para estudiantes y maestros de secundaria y preparatoria con credencial vigente es gratuita y el costo de las localidades para público en general es de $45.00.