bayerComo empresa de innovación en las ciencias de la vida Bayer lanzó por segunda ocasión Grants4Apps® Accelerator, iniciativa dirigida a desarrolladores y jóvenes empresas con innovadoras ideas digitales en el campo de la salud, con el objetivo de brindarles apoyo económico y asesoría técnica, para impulsar y poner en marcha sus proyectos. Y en esta ocasión, por vez primera, México ha sido incorporado para participar en este programa.

El programa Grants4Apps® Accelerator va dirigido a startups que estén desarrollando tecnología o soluciones sanitarias que puedan conectar, empoderar y apoyar a los pacientes o los profesionales en atención sanitaria: aplicaciones móviles, servicios digitales, wearables, dispositivos médicos, software, hardware… En definitiva, cualquier tecnología integrada de nueva generación que apoye y ayude a mejorar la adherencia terapéutica, la resolución de problemas clínicos o soluciones de TI en favor de la prevención, el diagnóstico y control de tratamientos.

El plazo para presentación de solicitudes a través de la página www.grants4apps.com/accelerator estará abierto hasta el 31 de mayo, y podrán participar todos los desarrolladores o empresas con propuestas digitales en soluciones sanitarias.

De todos los proyectos que se presenten a nivel mundial, un jurado formado por expertos de Bayer de diferentes áreas anunciará en el mes de junio a las 5 startups ganadoras, quienes recibirán financiamiento económico y una estancia en la sede de Bayer en Berlín para desarrollar sus innovadores proyectos.

Durante su estancia en Bayer, el programa Grants4Apps® Accelerator les proporciona un espacio de coworking a las cinco empresas digitales, las cuales contarán con mentor (miembro del equipo directivo de Bayer) y con el apoyo y asesoría de expertos internos y externos en áreas como marketing, asuntos regulatorios, investigación de mercados, entre otros, permitiéndoles acceder a un amplio programa de contactos profesionales.

“Comprometidos con la innovación en Grants4Apps® Accelerator no hay límites para la creatividad. Estamos seguros que en México hay muchas startups con ideas muy innovadoras, por lo que las invito a participar con sus proyectos, tener la gran oportunidad de hacerlos realidad y sentirse orgullosos de contribuir a mejorar la salud y calidad de vida de personas en el mundo”, expresó Dilek Schein, responsable de IT en Bayer de México.

Además, por primera vez, también abrimos la convocatoria a los empleados de Bayer que deseen fundar su propia empresa. Es un enfoque totalmente nuevo y una oportunidad única para fomentar aún más la cultura de la innovación en nuestra compañía, abundó.

Por su parte, el Dr. Jesús del Valle, responsable en Bayer de Grants4Apps® Accelerator a nivel mundial, enfatizó que “en los últimos 151 años, en Bayer hemos demostrado nuestra capacidad como una empresa de inventores, pero creemos firmemente que la colaboración con socios sobresalientes en el campo de la ciencia y la tecnología es la clave para continuar desarrollando conocimiento e innovación que se traduzca en Ciencia para una Vida Mejor”.

Para mayor información sobre Grants4Apps ® Accelerator de Bayer puede consultar la página web www.grants4apps.com/accelerator y en Twitter: @grants4apps

Estar siempre bien informados para ser más competitivos es cada vez más una realidad. De hecho hoy la tecnología es ya tan cercana que no es necesario que nos la envuelvan, porque nos la podemos llevar puesta.

Por Sam Liu

Lo “wearable” es, como dirían los puristas del lenguaje, lo “ponible”, lo que se puede uno poner, lo que puede uno vestir. Toda clase de objetos, prendas o accesorios tecnológicos que nos facilitan la vida, desde los famosos anteojos de Google, los relojes y pulseras inteligentes (SmartWatch) estilo Dick Tracy, hasta chalecos con reproductor MP3 integrado que pueden cargar los dispositivos mediante energía solar y, equipados con GPS, enviar nuestra posición en caso de emergencia, o una especie de respaldo llamado SubPac capaz de transmitir frecuencias entre los 5 y los 130 Hz en forma de vibraciones que permiten al usuario, literalmente, “sentir la música” como nunca antes.

Mucho se ha avanzado desde el lanzamiento Simon, el primer Smartphone, fabricado por IBM en 1992. Ahora, en el reciente Consumer Electronic Show (CES) 2014, predominó la tecnología para vestir.
Ahí, Intel lanzó el reto Make it wearable, una iniciativa global “para inspirar ideas e infundir innovación que hará evolucionar la informática de uso personal de maneras nuevas y atractivas”. La empresa propone cambiar el mundo, montándose en la tendencia de la aplicación de tecnología en accesorios y prendas de vestir que, asegura, “está llevando el mundo a nuevas dimensiones, convirtiendo la tecnología en algo personal y fácil de utilizar”.

Ya la demanda de tecnología portátil es abrumadora, los relojes inteligentes se están convirtiendo en el accesorio a tener, asegura Karen Chupka, vicepresidente senior del International CES.

Según la investigación del CEA Understanding the Market for Wearable Health and Fitness Devices, 9% de los adultos estadounidenses en línea planean comprar un reloj inteligente en los próximos 12 meses. Las características más importantes de estos relojes, para los compradores potenciales, son que estén enfocados en el entrenamiento físico e incluyan monitoreo de la salud (91%), que supervisen el rendimiento máximo (90%) y proporcionen rutinas de ejercicios (82%). Se espera que este mercado crezca de 600,000 unidades y $95 millones de dólares en 2013 a 960,000 unidades y $177 millones de dólares en ingresos para este 2014.

Adiós cartera
Y en lo que parece ser un enorme paso hacia el predominio de los wearables, en el festival de música Lollapalooza, que se celebrará en agosto, los asistentes podrán pagar sus alimentos y bebidas dentro del festival sin dinero, gracias a la iniciativa Lolla Cashless, que entregará a los compradores de boletos una banda equipada con RFID que les permitirá hacer compras sin sacar la cartera y añadir la tarjeta de crédito a la pulsera inteligente. Comenzado el festival, al hacer sus compras los fanáticos de la música ahí presentes sólo deberán tocar con la pulsera en una especie de pad especial disponible en restaurantes y otros negocios y teclear un código.

Mientras llegan todas esas nuevas ideas, veamos lo que ya está disponible en tecnología para ponerse. Buscamos a los principales fabricantes de tecnología para ver con que están compitiendo por este mercado. Esto fue lo que hallamos.

De los procesadores al smartwatch
Para Redg Snodgrass, este año es el año del reloj inteligente. Snodgrass es co-fundador y CEO de Wearable World, grupo enfocado en financiar startups de tecnología para vestir, conectarlas con negocios interesados e inversionistas, y educar a otras partes interesadas, así que sabe de lo que habla.
Y es que los Smartwatch tienen con qué competir. Además de distancias y tiempos de recorrido gracias al GPS integrado, con sensores biométricos pueden monitorear continuamente la glucosa de la sangre, la presión sanguínea y los patrones de sueño, entre otros parámetros de salud.
Los smartwatch en general permiten a los usuarios administrar desde su muñeca las llamadas de su Smartphone Android 4.0.3 y superior, mensajes de texto, recordatorios de juntas y diversas notificaciones.
Cuando Samsung presentó su codiciado reloj inteligente Galaxy Gear, Qualcomm hacía lo propio con su Toq Smartwatch, un reloj inteligente con pantalla reflectiva de bajo consumo de energía, que la empresa llama Mirasol, más eficiente energéticamente que otras tecnologías de pantalla como las LED y OLED y que sigue siendo visible incluso en plena luz del sol. Además el dispositivo puede cargarse de manera inalámbrica a través de la tecnología de Qualcomm WiPower, aprovecha las nuevas redes LTE y ofrece además una verdadera experiencia de audio estéreo vía Bluetooth. Promete, además de conectividad transparente con el Smartphone, una larga vida de la batería, que puede durar días, dicen. Y como muestra de que el uso de energía de Toq es muy bajo, no tiene un botón de encendido/apagado.
Qualcomm planea colaborar de cerca con algunos fabricantes, a medida que crece la categoría de wearables, para generar productos que aprovechen las nuevas tecnologías para impulsar aún más el espacio emergente de los gadgets portables.
A la nueva tendencia del wearable computing, los fabricantes de procesadores están respondiendo con nuevos diseños de procesadores y aprovechando la oportunidad para resucitar tecnologías de chips que fracasaron anteriormente pero que ahora resultan ideales para las pequeñas pantallas de los relojes inteligentes.
Texas Instruments ha presentado un chipset que proyecta imágenes para computadoras wearables que podría usarse en anteojos, relojes o dispositivos de realidad aumentada y que según la empresa dobla en luminosidad y resolución a su predecesor, usando la mitad de la energía. Y con eso va por buen camino, que es el de reducir, con el tamaño, el consumo de energía y asegurar que los nuevos wearables podrán ser usados por más tiempo.

Visión
En el caso de los Google Glass se pretende reducir el consumo de energía en el procesado de video, según afirmó Babak Parviz, fundador y director del proyecto Google Glass.
Los lentes de Google también han evolucionado rápidamente, no sólo en tecnología, sino en diseño. La empresa reaccionó a las críticas al diseño original de sus lentes y ahora se ha asociado con famosos diseñadores para hacer que sus lentes luzcan menos geek y más atractivos para todos los usuarios.
Además de los anteojos inteligentes, los fabricantes de procesadores como ARM ya se preparan para aprovechar la gran oportunidad de negocio que representan los dispositivos wearables y la denominada “Internet de las cosas”. Otras firmas ya han lanzado dispositivos de entrenamiento personal compatibles por Bluetooth 4.0 con dispositivos Android. Estos gadgets traen integrado un podómetro y un sistema de vibración. Nike (Fuelband SE), Jawbone Jawbone UP o Misfit (Misfit Shine), Fitbit (Fitbit Flex), ofrecen estos gadgets con los que el usuario podrá hacer un seguimiento de sus progresos en el ejercicio diario, administrar lo que come, o monitorear su sueño y hasta programar una vibración para despertar cada mañana.
En la arena de los smartwatch
Entre los fabricantes de cómputo que ya están compitiendo en este emergente mercado, tenemos a Acer, con su Liquid Leap, que no sólo es una pulsera para ejercicio, sino que podrá comunicarse y hacer notificaciones a través de un Smartphone del mismo fabricante, el Liquid Jade, que no desmerece frente a sus competidores: pantalla HD de 5 pulgadas, Android 4.4 KitKat y 2 cámaras, una de 13 megapíxeles frontal y otra en la parte posterior de 2 megapixeles: Impulsado por un procesador de cuatro núcleos MediaTek, puede almacenar 8 GB de información. Conectividad con Wi -Fi y Bluetooth 4.0.
Sony presume de ser pionero en tecnología wearable desde 2006, cuando logró la conectividad entre un smartphone y un reloj de mano. En 2012 lanzó su nueva generación de SmartWatch y en 2013 la segunda, donde ambos dispositivos cuentan con una pantalla Touch para facilitar la navegación e integrar aplicaciones para el entretenimiento y la vida diaria, además de ser compatibles con la mayoría de los teléfonos con sistema operativo Android.
Ahora Sony ha perfilado su visión hacia una nueva experiencia con la llegada del Smartband, ligado con cualquier smartphone de la familia Xperia de Sony y la aplicación Lifelog, que permite llevar un registro de actividades físicas, sociales y de entretenimiento, tales como caminar, correr, andar en bicicleta, y hasta dormir. Además a través de esta aplicación será posible registrar fotos, música y juegos.
El Smartband tiene un diseño elegante, es a prueba de agua y tiene una batería que dura hasta 5 días. Smartband vibra suavemente en la muñeca cuando entra una llamada, mensaje u otra notificación. También cuenta con indicadores LED que se iluminan para mostrar que el equipo está activo.
Por su parte, Samsung compite ventajosamente gracias a su exitoso smartphone Galaxy para el cual ya ha lanzado Gear Fit, el primer dispositivo de vestir con pantalla curva Super AMOLED. Una pulsera inteligente con pantalla de 1.84 pulgadas touch screen y correas intercambiables para adaptarlas a la forma de vestir del usuario. Pero lo interesante de este dispositivo es su gran funcionalidad para el entrenamiento; incluye un monitor del ritmo cardiaco y un entrenador virtual en tiempo real y monitor de actividades. Y todo esto, claro, en conectividad con las tabletas y smartphones de Samsung y con dispositivos de terceros.
Los otros lanzamientos de Samsung son el Gear 2 Neo y Gear 2. El Gear 2 Neo viene con pulsómetro, podómetro y un control remoto para controlar el televisor. Tiene pantalla de 1.63 pulgadas Super AMOLED y es muy ligero, sólo 55 gramos. Su batería puede durar de 2 a 6 días funcionando dependiendo del uso, y una gran conectividad con otros dispositivos.
El Gear 2, con procesador Dual-Core, memoria RAM de 512 MB y ROM de 4GB. cuenta con características semejantes, pero incluye una cámara integrada de 2 megapixeles en la pantalla. Es resistente a polvo y agua, con certificación IP67, por lo que no hay que preocuparse por las condiciones del clima, pues está totalmente protegido contra el polvo y puede ser sumergido hasta 1 metro bajo el agua.

Los wearables en la empresa
J.P. Gownder, autor del informe “El viaje de los wearables empresariales” y analista de Forrester, ha comentado que 2014 podría marcar el arranque de los “wearables 2.0”, durante el cual las compañías establecen modelos de negocios y encuentran formas de rentabilidad de estos dispositivos y sus servicios vinculados, pero tomará años para que lleguen a verse en todas las organizaciones. Forrester señala que sería hasta el 2020 cuando la tecnología para vestir sea común en muchas empresas, y allá por el 2024 la tecnología wearable será utilizada por los empleados para desempeñar sus trabajos.

runningSamsung Electronics y Nike se han unido para lanzar un nuevo wearable, el Samsung Gear S y la app deportiva Nike+ Running. La aplicación utiliza las nuevas características de Bluetooth incorporado y conectividad 3G de Samsung Gear S para brindar la mejor experiencia de carreras a los usuarios de Gear.

Con la aplicación Nike+ Running instalada previamente en el Samsung Gear S, los usuarios podrán hacer uso de su wearable sin necesidad de cargar con el smartphone, de cualquier forma podrán seguir ubicando sus recorridos, hacer seguimiento de su progreso y mantenerse motivados mientras están en movimiento. En medio de su rutina, los corredores podrán ver fácilmente la información de su carrera, incluida la distancia, el ritmo, la frecuencia cardíaca, el NikeFuel ganado, la hora y todo con tan solo levantar la muñeca. La aplicación está también equipada con un reproductor de música incorporado, lo que les permitirá a los corredores seleccionar la música de su playlist favorita con solo un toque. Mientras tanto, el GPS incorporado de Samsung Gear S les permitirá controlar sus rutas y velocidad. Además, la aplicación Nike+ Running mantendrá a los corredores inspirados al aprovechar la conexión 3G de Samsung Gear S para hacer llegar los mensajes de ánimo de sus contactos de Facebook en tiempo real.

Desde su lanzamiento en el 2006, Nike+ Running les ha brindado a los corredores la posibilidad de hacer un seguimiento, medir, compartir y comparar sus carreras con una comunidad global de atletas. La aplicación Nike+ Running usa la tecnología GPS para ubicar las carreras en un mapa, proporcionar estadísticas sobre ritmo y distancia al instante, y hacer un seguimiento del progreso del usuario. Ofrece divertidas características motivacionales, como los Nike+ Challenges, los mensajes de ánimo de los amigos, las fotos compartidas en redes sociales, los comentarios de audio en vivo y la opción de seleccionar música. Su función Nike+ Coach ofrece programas de entrenamiento integrales, que ayudan a los corredores a prepararse para sus carreras. La comunidad de Nike+ Running tiene cargadas más de 1,000 millones de millas en todo el mundo.

 

Estar siempre bien informados para ser más competitivos es cada vez más una realidad. De hecho esa tecnología ya es tan cercana que no es necesario que nos la envuelvan, porque nos la podemos llevar puesta.

Lo “wearable” es, como dirían los puristas del lenguaje, lo “ponible”, lo que se puede uno poner, lo que puede uno vestir. Toda clase de objetos, prendas o accesorios tecnológicos que nos facilitan la vida, desde los famosos anteojos de Google, los relojes y pulseras inteligentes (SmartWatch) estilo Dick Tracy, hasta chalecos con reproductor MP3 integrado que pueden cargar los dispositivos mediante energía solar y, equipados con GPS, enviar nuestra posición en caso de emergencia, o una especie de respaldo llamado SubPac capaz de transmitir frecuencias entre los 5 y los 130 Hz en forma de vibraciones que permiten al usuario, literalmente, “sentir la música” como nunca antes.

Por Guillermo Aguilera L.

Mucho se ha avanzado desde el lanzamiento Simon, el primer Smartphone, fabricado por IBM en 1992. Ahora, en el reciente Consumer Electronic Show (CES) 2014, predominó la tecnología para vestir.
Ahí, Intel lanzó el reto Make it wearable, una iniciativa global “para inspirar ideas e infundir innovación que hará evolucionar la informática de uso personal de maneras nuevas y atractivas”. La empresa propone cambiar el mundo, montándose en la tendencia de la aplicación de tecnología en accesorios y prendas de vestir que, asegura, “está llevando el mundo a nuevas dimensiones, convirtiendo la tecnología en algo personal y fácil de utilizar”.
Ya la demanda de tecnología portátil es abrumadora, los relojes inteligentes se están convirtiendo en el accesorio a tener, asegura Karen Chupka, vicepresidente senior del International CES.
Según la investigación del CEA Understanding the Market for Wearable Health and Fitness Devices, 9% de los adultos estadounidenses en línea planean comprar un reloj inteligente en los próximos 12 meses. Las características más importantes de estos relojes, para los compradores potenciales, son que estén enfocados en el entrenamiento físico e incluyan monitoreo de la salud (91%), que supervisen el rendimiento máximo (90%) y proporcionen rutinas de ejercicios (82%). Se espera que este mercado crezca de 600,000 unidades y $95 millones de dólares en 2013 a 960,000 unidades y $177 millones de dólares en ingresos para este 2014.
Adiós cartera
Y en lo que parece ser un enorme paso hacia el predominio de los wearables, en el festival de música Lollapalooza, que se celebrará en agosto, los asistentes podrán pagar sus alimentos y bebidas dentro del festival sin dinero, gracias a la iniciativa Lolla Cashless, que entregará a los compradores de boletos una banda equipada con RFID que les permitirá hacer compras sin sacar la cartera y añadir la tarjeta de crédito a la pulsera inteligente. Comenzado el festival, al hacer sus compras los fanáticos de la música ahí presentes sólo deberán tocar con la pulsera en una especie de pad especial disponible en restaurantes y otros negocios y teclear un código.

Mientras llegan todas esas nuevas ideas, veamos lo que ya está disponible en tecnología para ponerse. Buscamos a los principales fabricantes de tecnología para ver con que están compitiendo por este mercado. Esto fue lo que hallamos.

De los procesadores al smartwatch
Para Redg Snodgrass, este año es el año del reloj inteligente. Snodgrass es co-fundador y CEO de Wearable World, grupo enfocado en financiar startups de tecnología para vestir, conectarlas con negocios interesados e inversionistas, y educar a otras partes interesadas, así que sabe de lo que habla.
Y es que los Smartwatch tienen con qué competir. Además de distancias y tiempos de recorrido gracias al GPS integrado, con sensores biométricos pueden monitorear continuamente la glucosa de la sangre, la presión sanguínea y los patrones de sueño, entre otros parámetros de salud.
Los smartwatch en general permiten a los usuarios administrar desde su muñeca las llamadas de su Smartphone Android 4.0.3 y superior, mensajes de texto, recordatorios de juntas y diversas notificaciones.
Cuando Samsung presentó su codiciado reloj inteligente Galaxy Gear, Qualcomm hacía lo propio con su Toq Smartwatch, un reloj inteligente con pantalla reflectiva de bajo consumo de energía, que la empresa llama Mirasol, más eficiente energéticamente que otras tecnologías de pantalla como las LED y OLED y que sigue siendo visible incluso en plena luz del sol. Además el dispositivo puede cargarse de manera inalámbrica a través de la tecnología de Qualcomm WiPower, aprovecha las nuevas redes LTE y ofrece además una verdadera experiencia de audio estéreo vía Bluetooth. Promete, además de conectividad transparente con el Smartphone, una larga vida de la batería, que puede durar días, dicen. Y como muestra de que el uso de energía de Toq es muy bajo, no tiene un botón de encendido/apagado.
Qualcomm planea colaborar de cerca con algunos fabricantes, a medida que crece la categoría de wearables, para generar productos que aprovechen las nuevas tecnologías para impulsar aún más el espacio emergente de los gadgets portables.
A la nueva tendencia del wearable computing, los fabricantes de procesadores están respondiendo con nuevos diseños de procesadores y aprovechando la oportunidad para resucitar tecnologías de chips que fracasaron anteriormente pero que ahora resultan ideales para las pequeñas pantallas de los relojes inteligentes.
Texas Instruments ha presentado un chipset que proyecta imágenes para computadoras wearables que podría usarse en anteojos, relojes o dispositivos de realidad aumentada y que según la empresa dobla en luminosidad y resolución a su predecesor, usando la mitad de la energía. Y con eso va por buen camino, que es el de reducir, con el tamaño, el consumo de energía y asegurar que los nuevos wearables podrán ser usados por más tiempo.
Visión
En el caso de los Google Glass se pretende reducir el consumo de energía en el procesado de video, según afirmó Babak Parviz, fundador y director del proyecto Google Glass.
Los lentes de Google también han evolucionado rápidamente, no sólo en tecnología, sino en diseño. La empresa reaccionó a las críticas al diseño original de sus lentes y ahora se ha asociado con famosos diseñadores para hacer que sus lentes luzcan menos geek y más atractivos para todos los usuarios.
Además de los anteojos inteligentes, los fabricantes de procesadores como ARM ya se preparan para aprovechar la gran oportunidad de negocio que representan los dispositivos wearables y la denominada “Internet de las cosas”. Otras firmas ya han lanzado dispositivos de entrenamiento personal compatibles por Bluetooth 4.0 con dispositivos Android. Estos gadgets traen integrado un podómetro y un sistema de vibración. Nike (Fuelband SE), Jawbone Jawbone UP o Misfit (Misfit Shine), Fitbit (Fitbit Flex), ofrecen estos gadgets con los que el usuario podrá hacer un seguimiento de sus progresos en el ejercicio diario, administrar lo que come, o monitorear su sueño y hasta programar una vibración para despertar cada mañana.
En la arena de los smartwatch
Entre los fabricantes de cómputo que ya están compitiendo en este emergente mercado, tenemos a Acer, con su Liquid Leap, que no sólo es una pulsera para ejercicio, sino que podrá comunicarse y hacer notificaciones a través de un Smartphone del mismo fabricante, el Liquid Jade, que no desmerece frente a sus competidores: pantalla HD de 5 pulgadas, Android 4.4 KitKat y 2 cámaras, una de 13 megapíxeles frontal y otra en la parte posterior de 2 megapixeles: Impulsado por un procesador de cuatro núcleos MediaTek, puede almacenar 8 GB de información. Conectividad con Wi -Fi y Bluetooth 4.0.
Sony presume de ser pionero en tecnología wearable desde 2006, cuando logró la conectividad entre un smartphone y un reloj de mano. En 2012 lanzó su nueva generación de SmartWatch y en 2013 la segunda, donde ambos dispositivos cuentan con una pantalla Touch para facilitar la navegación e integrar aplicaciones para el entretenimiento y la vida diaria, además de ser compatibles con la mayoría de los teléfonos con sistema operativo Android.
Ahora Sony ha perfilado su visión hacia una nueva experiencia con la llegada del Smartband, ligado con cualquier smartphone de la familia Xperia de Sony y la aplicación Lifelog, que permite llevar un registro de actividades físicas, sociales y de entretenimiento, tales como caminar, correr, andar en bicicleta, y hasta dormir. Además a través de esta aplicación será posible registrar fotos, música y juegos.
El Smartband tiene un diseño elegante, es a prueba de agua y tiene una batería que dura hasta 5 días. Smartband vibra suavemente en la muñeca cuando entra una llamada, mensaje u otra notificación. También cuenta con indicadores LED que se iluminan para mostrar que el equipo está activo.
Por su parte, Samsung compite ventajosamente gracias a su exitoso smartphone Galaxy para el cual ya ha lanzado Gear Fit, el primer dispositivo de vestir con pantalla curva Super AMOLED. Una pulsera inteligente con pantalla de 1.84 pulgadas touch screen y correas intercambiables para adaptarlas a la forma de vestir del usuario. Pero lo interesante de este dispositivo es su gran funcionalidad para el entrenamiento; incluye un monitor del ritmo cardiaco y un entrenador virtual en tiempo real y monitor de actividades. Y todo esto, claro, en conectividad con las tabletas y smartphones de Samsung y con dispositivos de terceros.
Los otros lanzamientos de Samsung son el Gear 2 Neo y Gear 2. El Gear 2 Neo viene con pulsómetro, podómetro y un control remoto para controlar el televisor. Tiene pantalla de 1.63 pulgadas Super AMOLED y es muy ligero, sólo 55 gramos. Su batería puede durar de 2 a 6 días funcionando dependiendo del uso, y una gran conectividad con otros dispositivos.
El Gear 2, con procesador Dual-Core, memoria RAM de 512 MB y ROM de 4GB. cuenta con características semejantes, pero incluye una cámara integrada de 2 megapixeles en la pantalla. Es resistente a polvo y agua, con certificación IP67, por lo que no hay que preocuparse por las condiciones del clima, pues está totalmente protegido contra el polvo y puede ser sumergido hasta 1 metro bajo el agua.

Los wearables en la empresa
J.P. Gownder, autor del informe “El viaje de los wearables empresariales” y analista de Forrester, ha comentado que 2014 podría marcar el arranque de los “wearables 2.0”, durante el cual las compañías establecen modelos de negocios y encuentran formas de rentabilidad de estos dispositivos y sus servicios vinculados, pero tomará años para que lleguen a verse en todas las organizaciones. Forrester señala que sería hasta el 2020 cuando la tecnología para vestir sea común en muchas empresas, y allá por el 2024 la tecnología wearable será utilizada por los empleados para desempeñar sus trabajos.
RECUADRO
Los usuarios de dispositivos de vestir con Bluetooth son consumidores conectados permanentemente.
Un reciente análisis de Nielsen arroja que los dueños de dispositivos Android son muy apegados a sus smartphones y usan significativamente más la red de datos que el promedio de los usuarios de Android.
Se midió el uso real de los dispositivos de vestir Android con Bluetooth y el estudio reveló un crecimiento en el uso de estos dispositivos entre septiembre 2013 y febrero de 2014, cuando se alcanzó la cifra de 2.5 millones de usuarios de estos gadgets, casi 5 veces más que los que había en septiembre de 2013.
Los dueños de estos wearables usaron sus dispositivos un promedio de 14 veces al mes para estar conscientes de su estado de salud. Los usuarios de wearables son mucho más activos en las redes sociales y servicios de mensajería y localización. Usan más los servicios de búsqueda, correo electrónico y mapas. Tan solo en febrero de este 2014 los usuarios de wearables pasaron 12 horas y 22 minutos navegando en la Web, 11 horas, 27 minutos en redes sociales y 6 horas, 33 minutos enviando mensajes de texto. Mucho más que el usuario móvil promedio.
Estos usuarios también son más activos en el uso de la red de datos y de Wi-Fi. El usuario promedio de Android utiliza 5.61 GB de datos al mes, mientras que el de un dispositivo wearable con Bluetooth usa casi el doble, 9.49 GB. Además, el volumen promedio de datos por persona en una red Wi-Fi es para los usuarios de wearables 74% más alto que el de los usuarios adultos de Android.