Porque el diseño se ha convertido en un reto que requiere ser, ante todo, muy creativo y dinámico, la noche del jueves pasado se entregaron en el Museo Nacional de San Carlos los premios y menciones honoríficas de la Séptima Bienal Nacional de Diseño, convocada por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

A nombre de María Cristina García Cepeda, directora general del INBA, María Eugenia Chávez, directora de Asuntos Académicos, señaló que el diseño es una herramienta creativa que le da valor agregado a los objetos que nos rodean y que les otorga la belleza y la personalidad que los distingue del mercado.

Por eso, agregó, cada objeto lleva consigo algo del carácter de la sociedad y del espíritu del tiempo con el que se creó, como sucede con cada una de las obras que cada año se presentan en esta bienal de diseño, la mayoría de ellas de indiscutible belleza y originalidad.

Afirmó que la Bienal Nacional de Diseño ha venido revelándonos mucho de esta disciplina en nuestro país, las tendencias que la nutren, los planteamientos imperantes, las soluciones a que se acuden para enfrentarnos y los campos en los que los diseñadores se han venido abriendo paso, gracias a su talento y esfuerzo.

Destacó que este tipo de encuentros muestra la conveniencia de seguir impulsando los vínculos entre los diseñadores y los empresarios, quienes buscan que los bienes producidos salgan a la calle, con el valor agregado y con el mejor diseño posible.

La ceremonia de premiación estuvo encabezada por Alejandra Adame, directora de Servicios Educativos; Azucena Balcázar, directora de Planeación Educativa; Haydée Girón, directora de la Escuela de Diseño; Jaime Francisco Irigoyen, director de la División de Ciencias y Artes para el Diseño de la Universidad Autónoma Metropolitana de Xochimilco; María Eugenia Rojas, representante del jurado, y Carmen Gaitán, directora del recinto anfitrión.

Haydée Girón dijo que “el diseño es un factor clave en el desarrollo social, cultural y económico de México”.

Posteriormente a Luis Eduardo Flores Espinosa, María Cristina Medrano Haro, María de los Ángeles Barajas Estrada, Miguel Ángel Cárdenas Terríquez y Jonathan Isaac López Villanueva se les entregó el primer lugar al Diseño en Infografía, por la obra titulada La Decena Trágica.

Asimismo, en la misma categoría, Jesús Ricardo Sánchez López ganó una mención honorífica por William Shakespeare.

En el caso de Diseño de Mobiliario, solo entregaron una mención honorífica a Roberto Venado Chávez por El librero Olmo; y el tercer lugar a Silvino López Tovar, por la Mesa Mahet´si.

Diseño de Telas fue la categoría que más premiados obtuvo, al concederse menciones honoríficas a Yedid Hortensia Millán Sánchez, María Carolina Cañas Moreno, Regina Iris Gómez Frode y Ana Laura Arias Lozano, por las telas Ilusiones Capturadas; a Cristina Orozco Cuevas por Fierro Viejo; y a Mariel Andrea Tapia Lun, por Rebozos de papel.

Los primeros tres lugares recayeron, en el orden acostumbrado, en Karla Belinda Amezcua Márquez, por Tejido infinito; Cristina Orozco Cuevas, por Rompecabezas, y Daniella Trigo Mendoza, por Hupa Familia Roufa.

Por su parte, el premiado con el tercer lugar en Diseño de Joyería fue Raian Velasco Jacobo (por la línea Seis grados), mientras que Juan Emmanuel Cruz obtuvo los dos primeros lugares por la colección Morfogénesis y la línea Romántica oscuridad. La mención honorífica la ganó Elba Ivette Pérez Quiroz, por la línea Jardines verticales.

Trabajo recepcional de licenciatura en diseño gráfico fue el premio que tuvo dos menciones honoríficas: Bernardo Cano Vila, por el trabajo ¡Atención y acción que aquí vamos! La animación como herramienta de estudio para ser utilizada por niños con el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH); y Sofía Rivas Muñoz por Sistema de identidad gráfica Banana Ska.

En cambio, los estudiantes de la Escuela de Diseño del INBA dominaron en la misma categoría, ya que Dana Rodríguez Contreras, Fabián Arturo Jiménez Gally y Samadi Cortina López, obtuvieron el tercer lugar por el trabajo Sistema de diseño para el Museo Nacional de Culturas Populares; Frida Vera Camacho, José Luis Reyes Fuentes y Carlos Santos González el segundo, por el trabajo Diseño de un sistema integral para el Jardín Botánico del IB-UNAM; y Xanic Galván Nieto, Ivonne Grostieta García y Mariana Sauna García el primero, por Desarrollo del Servicio Cultural, Brigada Cinematográfica.

El premio Trabajo recepcional de licenciatura en diseño industrial solo obtuvo una mención honorífica a Cinthia Pamela Aguirre Barrera, estudiante de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco, por su trabajo ZENCE Estimulador para prevención de pie diabético. Los demás lugares se declararon desiertos.

Finalmente, Rodrigo Muñoz Molina y Edgar Alejandro Mora Oliva, estudiantes de la Escuela Nacional de Arte Teatral, obtuvieron los dos primeros lugares del Proyecto de Vestuario para Puesta en Escena, mientras que el tercero recayó en María Fernanda Carrillo Martínez, Karen Daniela Guerra González, Perla Janeth González Cavazos y Daniela González Reyes, por el trabajo Pinocho.