Debido a la reducción en las ventas de pantallas LCD, Samsung anunció que dividirá su negocio de aparatos de dicha tecnología. De esta manera, la compañía tratará de orientar su atención hacia las pantallas OLED, considerada como la tecnología que reemplazará a los televisores LCD.
La decisión, adoptada en la reunión de su mesa directiva, responde a la situación actual del mercado, el cual está sumido en un bache debido a la transición hacia nuevas tecnologías y a una mayor competencia de productos chinos de bajo costo.
Es así como el próximo 1 de abril surgirá Samsung Display, una marca independiente qu8e solo espera el visto bueno de la junta de accionistas de su casa matriz. “El spin off nos permitirá tomar decisiones de una forma mucho más rápida y responder mejor así a nuestros clientes” expresó el gigante coreano en un comunicado de prensa.