México está inmerso en una epidemia de obesidad. Eso muestran las cifras del Instituto Mexicano para la Competitividad A.C (IMCO): el 73% de los adultos y el 35% de los niños y adolescentes tienen sobrepeso u obesidad; es decir, en total 60.6 millones de personas (el 52% de los mexicanos) sufren de esta condición. Para afrontar esta situación, es conveniente contar con un servicio que nos ayude con esta necesidad, resuelva el tema de asesoría alimenticia, ahorre tiempo en la compra y preparación de nuestros alimentos y lleve un control de nuestra alimentación diaria.

Sin embargo, aunque la mayoría de personas saben cuál es el hábito ideal para mejorar su salud, el día a día en el trabajo, casa, hijos y vida social no les permite dedicar tanto tiempo a su cuidado personal. Ante este panorama, se presenta al mercado mexicano Fit Meals, una empresa mexicana que proporciona un servicio innovador de comida balanceada a domicilio, que cuenta con las bases de nutrición necesarias para ayudar a cualquier persona a lograr sus objetivos de salud. El servicio brinda paquetes de alimentación rica y saludable, diseñados a la medida por nutriólogos especializados en rendimiento deportivo y salud integral.

“Una combinación de alimentación saludable, actividad física y descanso es la fórmula para cumplir los objetivos. Como regla general, la alimentación equivale al 75% de la pérdida de peso y el ejercicio el 25% restante; por esto que nace Fit Meals”, subraya Iñaki Paz, fundador y director general de la compañía.

Fit Meals funciona mediante una aplicación para smartphone (tanto Android como para iOS) que determina y recomienda a los usuarios un plan alimenticio con base en sus objetivos y necesidades.

Inicialmente, para determinar qué plan alimenticio necesita el usuario, la app solicita información sobre el peso, estatura , edad y sexo, a través de lo cual se calcula el Índice de Masa Corporal (IMC), arrojando uno de los siguientes resultados:

Bajo peso, si el IMC es menor a 18;
Peso adecuado, si el IMC está entre 18 y 24.9;
Sobrepeso, cuando el IMC está entre 25 y 29.9; y
Sobrepeso arriba del promedio, cuando el IMC supera los 30 puntos.

Tomando en cuenta los resultados, el equipo de nutriólogos de Fit Meals presenta opciones basadas en generar un déficit calórico que permite alcanzar el objetivo que se desea lograr, que puede ser:

Mantenimiento del peso;
Quema de grasa; y
Definición muscular

Todos los planes están elaborados por un equipo de nutrición especializada y profesionales en rendimiento deportivo con años de experiencia atendiendo personas que quieren llevar un estilo de vida saludable, a través de un plan de alimentación y entrenamiento personalizado.

Las suscripciones se categorizan en planes a 10 días (quincenal), plan 20 días (mensuales), 40 días (bimestral) y finalmente 60 días (trimestral), que van desde una sola comida al día con dos colaciones, hasta un plan especializado que consta de desayuno, comida y cena mas dos colaciones intermedias entre comidas, proporcionando flexibilidad de acuerdo a cada perfil.
Los pedidos se envían unas horas antes de ser consumidos, de lunes a viernes entre las 5:00 pm y 10:00 pm del día anterior, llegando a algunas zonas clave de la Ciudad de México de acuerdo a como lo requiera el usuario. Los repartidores están debidamente identificados, y transportan los alimentos con los mas altos estándares de calidad y cuidado para que lleguen en buen estado y frescos a donde indiquen los usuarios en maletas térmicas refrigeradas.

Beneficios

Semanalmente, los usuarios tendrán la oportunidad de indicar por correo electrónico cuál fue su platillo favorito de la semana, si recibieron en tiempo y forma sus entregas, así como también podrán comentar cómo se sintieron con la dieta; además de recibir un boletín con consejos, dieta y una rutina de ejercicios que le ayudará a lograr sus objetivos.

La app se actualiza para que el usuario también pueda evaluar su servicio del día.

Otros beneficios son un diagnóstico y la atención personalizada de nutriólogos y especialistas en rendimiento deportivo de primer nivel,una maleta térmica para transportar sus alimentos desde el primer día de adquirir sus planes, así como la posibilidad de consultar en tiempo real un reporte de avances contra objetivos.

Fit Meals cuenta con un blog para resolver dudas y recibir sugerencias, y sus redes sociales están constantemente actualizadas dando información de promociones, alianzas y tips para los clientes y seguidores.

Empaque ecológico y práctico

Fit Meals es una empresa comprometida con el medio ambiente, por lo que utiliza lo último en biotecnología para empaques que permiten ser reciclados y que, al término de su vida útil, son biodegradables. Así mismo, por su diseño, pueden usarse para recalentar los platillos en horno de microondas, evitan derrames al ser plastificados, no transmiten olores ni sabores, son fáciles de abrir y sellar, y van marcados de acuerdo al orden en que deben consumirse, haciendo que sea conveniente llevar una alimentación balanceada. Al empezar el programa con Fit Meals, los usuarios recibirán una maleta térmica para guardar los pedidos acompañados de Ice Packs. Para las maletas térmicas, se contemplan dos medidas dependiendo del plan adquirido. Posteriormente, los pedidos se enviarán en una bolsa plástica tipo boutique para que cuando se entreguen los alimentos diariamente, el usuario pueda re-usar su maleta con las comidas que necesite transportar al día siguiente.

No es necesario repetir que el exceso de azúcar en la alimentación es uno de los factores que contribuyen al sobrepeso y la obesidad, pues las calorías que aporta ese producto al organismo, si no se utilizan en la actividad física, se acumulan como reserva en forma de grasa.

Pues bien, según informa la asociación civil El Poder del Consumidor, la industria alimentaria mexicana nos está dando azúcar hasta en la sopa. Así, literalmente hablando, pues —explica en un informe elaborado por la nutrióloga Xaviera Cabada, coordinadora de Salud Alimentaria de dicha organización— “las pastas para preparar sopas contienen aproximadamente media cucharada cafetera de azúcar por porción”.

Por Juan José Morales

Desde luego, otros muchos productos contienen cantidades nada desdeñables de azúcar, incluso aquellos que son salados, como galletas, puré de tomate, salsas de soya y botanas de todo tipo. A veces, la proporción de azúcar es insospechadamente alta.

Un caso ilustrativo que se menciona en el estudio, es el del pan integral Bimbo, un producto considerado “saludable”. Cada rebanada contiene 2.2 gramos, un contenido tan alto que basta comer dos rebanadas —que es lo usual— para que una persona ingiera entre la quinta y la cuarta parte de la máxima cantidad de azúcar que debe consumir conforme a las normas internacionales sobre una buena nutrición.

Resulta así que sin tener conocimiento o sospecha alguna de que esos productos contienen azúcar dado que son salados, la gente está consumiendo ya a través de ellos una buena proporción de azúcar.

Y si bien| podría pensarse que por tratarse de cantidades pequeñas no representan mayor riesgo para la salud, sí resultan peligrosas. En primer lugar, porque se suman al que podría llamarse azúcar visible. Es decir, al que se encuentran en productos de los que es sabido que lo contienen. En segundo término, porque contribuye a crear adicción por el azúcar, lo cual lleva a consumir más cada vez.

Aquí cabe recordar que está plenamente probado a través de numerosos estudios que un elevado consumo de azúcar aumenta de manera significativa el riesgo de padecer diabetes, un padecimiento cuya incidencia se ha disparado en los últimos tiempos en México. En los últimos seis años el número de casos diagnosticados en el país saltó de 4.3 millones a 6.4 millones. Además, se estima que otros 6.4 millones de mexicanos padecen la enfermedad aunque todavía no lo sepan. Y de ese gran total de 12.8 millones de diabéticos existentes en el país, tan sólo 1.6 millones —apenas uno de cada ocho— tienen un control adecuado. Eso ocasiona que ya haya no menos de 1.8 millones víctimas de alguna complicación, como falla renal, amputación, infarto o ceguera.

El exceso de azúcar en los alimentos, como se ve, no es un asunto trivial, que sólo pueda traducirse en un mayor número de “gorditos”. Es algo que puede impactar grave y profundamente en la salud de muchos millones de mexicanos y llevar al borde del colapso a los sistemas de salud, que se verán imposibilitados para brindar adecuada atención a tal cantidad de diabéticos.

Pero la industria alimentaria sigue dándonos azúcar hasta en la sopa, cobijada por un gobierno que le permite manipular la información nutrimental y prácticamente hasta establecer las normas oficiales en su propio beneficio. Todo ello a cambio —no hay que olvidarlo— de la participación de las grandes empresas del ramo, como Bimbo, Sabritas y Pepsi, en las campañas contra López Obrador y el apoyo que brindaron a Calderón y Peña Nieto para llegar al poder.

Comentarios: kixpachoch@yahoo.com.mx