*Por Nuno Ribas : VP of Cloud Business para Latinoamérica, Europa y Medio Oriente de Alcatel-Lucent Enterprise
Los proveedores de tecnología para las empresas nos preguntamos cada determinado tiempo si lo estamos haciendo bien, si sabemos entender las necesidades de las empresas, si ese entendimiento se traduce en soluciones realmente útiles y, sobre todo, fácil de usar. Al fin y al cabo vivimos de esto y si no lo sabemos hacer, nuestro cliente objetivo elegirá otra opción o pondrá la prioridad en alguna otra cosa que nada tenga que ver con lo que ofrecemos.

En otros artículos me he enfocado en aspectos como los modelos de negocio que facilitan la adopción de innovaciones, la facilidad de uso, la adaptación a las nuevas tendencias del mercado de consumo, etc. No voy a repetirme en ese sentido y en este caso me quiero centrar en un elemento que considero fundamental (al menos tan importante como esos otros de los que ya hemos hablado en anteriores ocasiones). Se trata del registro idiomático.

De niño me solían decir en las clases de Lengua Española ya que un elemento muy importante que forma parte de la riqueza cultural de las personas es la capacidad de adaptar su registro idiomático; es decir, de entender el registro de tus interlocutores y el entorno en el que se produce la comunicación y adaptarte a esas circunstancias para que la comunicación fluya de forma adecuada.

La capacidad y la habilidad de las personas puede hacer que dicha comunicación fluya pero, ¿pueden las comunicaciones de empresa facilitar el entorno de la comunicación? ¿Posibilitan la ayuda para que se supere la rigidez de herramientas impuestas? ¿Logran aproximar los registros idiomáticos?

Me atrevería a decir que en Alcatel-Lucent Enterprise hemos puesto especial énfasis en que así suceda.

Pero, ¿qué ocurre si dejamos que los usuarios corporativos se comuniquen a través de las herramientas que usan habitualmente, sin imponerles una nueva herramienta? ¿Y si además, desde dichas herramientas, les proponemos integrar de forma natural y sencilla las comunicaciones en tiempo real? ¿Qué pasaría si además dejáramos que tanto los empleados de las empresas como las personas externas a dichas empresas como clientes, proveedores, colaboradores, etc pudieran aprovecharse de esa posibilidad?

En mi opinión, dejaríamos que los usuarios utilizaran las comunicaciones desde el contexto más adecuado, cuando realmente les aportaran valor, estaríamos contribuyendo a enriquecer el registro, y por tanto, a facilitar el flujo de la comunicación. Esa es la idea actual de Alcatel-Lucent Enterprise al ofrecer soluciones de comunicaciones unificadas, así como la posibilidad de pagar únicamente por lo que están utilizando, ya provechando toda la tecnología con la que ya cuentan, aprovechando de esta manera sus inversiones previas.

Y todo esto en un entorno social en el que, cada vez más, las comunicaciones no sólo se producen entre personas, sino que se pueden desencadenar a raíz de algún estimulo iniciado, como por ejemplo, un sensor, un detector de incendios, como sucede en las comunicaciones Máquina a Máquina (M2M), debido a la proliferación y despliegue de Internet of Things (IoT).

Todo esto es posible, y en ALE es nuestro paso de evolución. Con iniciativas como Rainbow, además de proporcionar soluciones de comunicación fáciles de adquirir y desplegar (modelos OPEX y CLOUD), nos adaptamos al contexto de comunicación necesario de cada usuario y de cada corporación. Por seguir con la línea metafórica, facilitamos que la barrera que supone el registro idiomático se acorte.

Ciudad de México, julio 2017.- Por Nuno Ribas VP of Cloud Business para Latinoamérica, Europa y Middle East. La “arquitectura orientada al servicio” o SOA, dominó los debates de sala de juntas, reuniones de planificación estratégica y programas de conferencias, pero el concepto nunca despegó realmente. Para la mayoría de las empresas, la visión resultó ser demasiado compleja. 

Aun así, mientras que SOA puede haberse desvanecido, una nueva y mejor visión de las aplicaciones y los datos entregados como servicios bajo demanda se actualiza. Hablamos, por supuesto, de la computación en la nube.

Un avance rápido con varios formatos de la nube y su invasión constante en el corazón de la mayoría de las empresas ha cambiado por completo el enfoque de TI. Los días analógicos de los equipos de TI que pasan su tiempo desplegando laboriosamente aplicaciones empresariales en los mainframes, y luego el mantenimiento de bancos de servidores para ofrecer estas aplicaciones a los ordenadores de escritorio llegan rápidamente a su fin.

En cambio, las empresas hoy en día se están transformando en empresas digitales, cambiando su núcleo de servicios de TI a una base de suscripción o bajo demanda, liberando a TI lo suficiente para dedicarse a la parte estratégica del negocio. Pero aquí está la parte difícil: si esos servicios son recibidos por un tercero, liberados de una nube privada interna, o se extienden por un híbrido de plataformas, hay numerosos modelos para elegir en la obtención de dichos servicios, cada uno con sus propias ventajas y desventajas.

Mientras tanto, las empresas tienen cada vez más presión de la competencia ya que su tecnología se queda atrás. Los responsables de TI se ven obligados a optimizar su inversión en la infraestructura de TI para que coincida con sus necesidades de negocio. Se espera que las redes de la próxima década hagan frente a una avalancha de demanda móvil, procesos digitales automatizados y miles de millones de dispositivos que hablan entre sí.

Qué modelo es el adecuado es una pregunta que la empresa debe responder caso por caso. Mientras que algunas industrias podrían ser las más adecuados para el pago por uso que les permiten aumentar y disminuir los activos según cambian las condiciones, otras podrían tener necesidades más consistentes que hacen que inviertan en el hardware necesario para establecer una nube privada como movimiento más inteligente.

Por ejemplo, la educación es un buen ejemplo para el pago por uso o modelos de suscripción. Las escuelas, institutos y universidades tienden a tener actividad baja los fines de semana, las fiestas y las vacaciones de verano, cuando la propiedad y operación del hardware de nube privada representaría un gasto innecesario. Por el contrario, las empresas de servicios financieros se inclinan por poseer y operar sus propias nubes, no sólo porque se enfrentan a la demanda durante todo el día, sino también porque así no se preocupan de la seguridad de los datos sensibles.

Dicho esto, no todas las industrias tienen esos criterios tan de cero y uno. La mayoría de las empresas están luchando para determinar qué modelo es el adecuado para ellos. Por esta razón, los CIOs y sus lugartenientes tienen que hacer un esfuerzo extra para asegurar que sus decisiones les permiten ofrecer lo que necesita el negocio.

Los CIOs deben anticiparse, con los tomadores de decisiones de negocio, en el diseño de los resultados extremo a extremo, que son más beneficiosos para sus clientes y empleados, y que ahorran costos.

Pero no son sólo los líderes de TI los que necesitan tomar decisiones proactivas para el negocio. Los proveedores también deben pensar en los modelos que ofrecen para garantizar que cumplan con las necesidades del cliente, y que tienen sentido en el contexto del producto o servicio que están entregando.

Los suministradores se adaptan ejecutando soluciones imaginativas para satisfacer las necesidades de sus clientes y de sus usuarios finales. Esto empodera a los business partners para hacer frente a las oportunidades en una gama más amplia de los mercados, entregando tecnologías a las Pymes, que antes eran exclusivas de grandes empresas.

Al ofrecer la tecnología y la innovación que se puede utilizar para soportar múltiples modelos de negocio, esperamos que las soluciones Alcatel-Lucent Enterprise ayuden a que algunas de las decisiones de TI complejas que hay que tomar hoy sean un poco más fáciles.