El Notario José Antonio Manzanero Escutia entra en funciones como Presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano para el bienio 2017-2018

El Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNM) inicia este enero una nueva etapa con el notario José Antonio Manzanero Escutia como Presidente del Consejo Directivo. Manzanero fue electo por el notariado nacional en una votación democrática realizada en el marco del XXXII Congreso Nacional del Notariado Mexicano, que se llevó a cabo en San Luis Potosí, SLP, en noviembre de 2016.

Fundado hace 61 años, el Colegio Nacional del Notariado Mexicano es el órgano que congrega a la gran mayoría de los notarios de la República Mexicana, con el objetivo de impulsar la capacitación, actualización y mejoramiento de la actividad notarial en el país. Su consejo está integrado por los 32 Presidentes de los Colegios de Notarios Estatales, mas otros 15 notarios que hacen un total de 47 consejeros quienes dan voz a los miembros que representan.

“El Colegio Nacional del Notariado Mexicano es una institución con alta trascendencia para el Estado de Derecho en México pues congrega a la gran mayoría de los notarios de la República Mexicana con el objetivo de impulsar la capacitación, actualización y mejoramiento de la actividad notarial en el país; asimismo funge como interlocutor con las autoridades federales para proporcionar a los ciudadanos la seguridad jurídica que requieren en diferentes momentos de su vida”, señaló Manzanero durante su toma de protesta.

“El notariado mexicano es un coadyuvante en la administración de la justicia en México, al proporcionar seguridad jurídica y prevenir posibles litigios y conflictos”, continuó.

Para la sociedad mexicana es de suma importancia contar con un notario al cual consultar en momentos de la vida familiar, patrimonial y profesional, ya sea para el otorgamiento de actos de última voluntad como el testamento, tramitación de sucesiones, otorgamiento de poderes, regularización de sus propiedades, o bien constitución y operación de sociedades que se traducen en la creación de empleos formales, entre otros.

Así también, para los gobiernos tanto federal, estatales y municipales, la actividad notarial es útil; en el ámbito fiscal de tipo inmobiliario, por ejemplo, los notarios recaudan impuestos y derechos en forma segura sin generar costos para las administraciones gubernamentales.

“Durante mi gestión buscaré fortalecer al notariado a través de una relación horizontal y de comunicación con la autoridad para que haya una creciente entendimiento sobre el importante papel que juega el notariado en la administración de justicia y el desarrollo económico del país”, concluyó.

El licenciado José Antonio Manzanero Escutia es Titular de la Notaría 138 de la Ciudad de México. Miembro del CNNM y del Colegio de Notarios del Distrito Federal, se ha distinguido por ser un participante activo del sector.

Ha sido también profesor titular de la Escuela Libre de Derecho, la Universidad La Salle y la Universidad Panamericana, sedes Ciudad de México, Guadalajara, Aguascalientes y Culiacán en la división de Licenciatura, Posgrado, Maestría y Especialidades, en diversas materias como Contratos Civiles, Derecho Mercantil, Obligaciones y Sucesiones.

Es egresado de la Escuela Libre de Derecho de la Ciudad de México. Obtuvo su patente de Notario el 8 de agosto de 1988.

 

NotariaDe acuerdo con los resultados de la Encuesta Intercensal 2015 realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el país hay alrededor de 32 mil viviendas, de las cuales 67.7% son propias y 15.9% son alquiladas.

Entre las viviendas propias, 31.3% no cuenta con escrituras a nombre de quien las habita, ya sea porque está a nombre de alguien que no reside en ella (17.1%) o porque no ha sido escriturada o sus propietarios desconocen si existe una escritura (14.2%).

“Los datos de la encuesta Intercensal del INEGI demuestran que ha habido grandes avances en la regularización de la vivienda, sin embargo, hay todavía retos por delante”, comentó el Lic. Héctor Galeano Inclán, Presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNM).

“No escriturar es riesgoso puesto que los contratos privados o poderes no son soluciones reales; por ejemplo, si se hizo uso de un poder, a la muerte del vendedor se da por concluido el mismo, por lo que con este fallecimiento tendríamos que iniciar un juicio que ciertamente es dilatado y genera costos adicionales”, continuó Galeano.

La escrituración de un inmueble es la única forma en la que tendremos la certeza jurídica de la propiedad ante terceros, incluyendo los bancos; es también una forma de evitar fraudes inmobiliarios, concluyó.

De acuerdo con el Colegio Nacional del Notariado Mexicano lo primero que debes hacer para regularizar tu casa o departamento es revisar su situación actual. Para hacerlo deberás acudir al Notario con toda la información que tengas sobre la vivienda:
 ¿Existen escrituras de esa vivienda? ¿A nombre de quién están?
 ¿Heredaste la casa o departamento y no realizaste el trámite o juicio sucesorio? ¿Existe testamento?
 ¿Firmaste un contrato privado o un poder al adquirir la vivienda? ¿Sigues en contacto con la persona con la que firmaste el contrato privado o el poder?

Los pasos a seguir, el tiempo y los costos para regularizar la propiedad dependerán de cada caso, en muchos de ellos deberá iniciarse un juicio para el otorgamiento y firma de escritura, o un juicio sucesorio o para probar la propiedad.

Para evitar estos engorrosos trámites es recomendable siempre escriturar al adquirir la vivienda:
 Antes de firmar cualquier contrato, o comprometerte a la compra de cualquier forma, contacta también a tu Notario. Él confirmará aspectos básicos del inmueble antes de realizar la compraventa, por ejemplo:
• Que la persona que vende el inmueble realmente sea el dueño y si es un único dueño o deberá obtenerse el consentimiento de otros dueños para la compraventa –por ejemplo, la esposa si está casado por sociedad conyugal;
• que no exista un juicio sucesorio inconcluso;
• que la propiedad no tenga una hipoteca y
• que la propiedad tenga una situación fiscal regular.

 Tanto el comprador, como el vendedor deberán reunir los documentos requeridos para la escrituración. De parte del vendedor: escrituras previas de la propiedad, identificación oficial, RFC, CURP, acta de nacimiento, acta de matrimonio, de divorcio o de defunción en su caso, comprobante de domicilio, predial y agua de 5 años, entre otros. De parte del comprador: identificación oficial, RFC y CURP, acta de nacimiento y de matrimonio.

 Una vez que se tiene la documentación completa se procede a la firma de la escritura, la cual se asienta en el protocolo del Notario. Posteriormente, el Notario expide un testimonio, que es una reproducción de la escritura, y ésta se inscribe en el Registro Público de la Propiedad.

Nadie valora tu patrimonio tanto como tú mismo, pero la ayuda de un Notario es verdaderamente útil, ya que es tu mejor aliado para proteger tu inmueble, acude a él para obtener información de cómo realizar una compraventa segura o revisar la situación actual de tu patrimonio.

colegio_nacional_notariado_mexicanoEl fin de año nos presentó una buena oportunidad para reflexionar sobre las metas alcanzadas y los retos que tuvimos. Es así como la mayoría de nosotros iniciamos este año 2016 con entusiasmo y una serie de propósitos que nos ayudarán a mejorar nuestra vida.

La mayoría de estos propósitos se relacionan con la salud, el trabajo, el ahorro, el tiempo que pasamos con nuestra familia o la compra de un inmueble; sin embargo, pocos pensamos en qué debemos hacer para dar mayor seguridad jurídica a nuestra familia.

Para este 2016 que está iniciando, el Colegio Nacional del Notariado Mexicano te propone incluir en tus propósitos tres acciones para darán tranquilidad a tus seres queridos:

1. Haz tu testamento. Es un escrito que se otorga de manera formal ante notario público, en el que el testador expresa en forma clara cómo quiere distribuir sus bienes al momento de su muerte. El testamento es un tema más que de riqueza, de responsabilidad, pues no importa si los bienes son muchos o pocos el proceso para la adjudicación de los herederos es el mismo. Si tienes hijos menores de edad, en el testamento podrás establecer a quién dejas como su tutor, es decir, la persona que será responsable de su cuidado y educación.

2. Escritura tus propiedades. Para la mayoría de las familias comprar una casa representa la inversión de todos sus ahorros y, en muchas ocasiones, el patrimonio más importante de su vida; no escriturar es peligroso puesto que los contratos privados y los poderes notariales no son soluciones a largo plazo y conllevan grandes riesgos para el comprador; por ejemplo, la muerte del vendedor da por concluido el poder, lo que implicaría que a la muerte del vendedor tendríamos que iniciar un juicio para probar la posesión y con eso la propiedad.

La escrituración de un inmueble es la única forma en la que tendremos la certeza jurídica de la propiedad ante terceros, incluyendo los bancos para contratar créditos con garantía hipotecaria.

3. Otorga tu “Voluntad Anticipada”. La medicina moderna ha incrementado la esperanza de vida para todos; sin embargo, los procedimientos médicos que salvan tantas vidas nos someten en algunas ocasiones a decisiones difíciles, sobre todo en lo que se refiere al uso de instrumentos que mantengan vivo en forma artificial a un enfermo en etapa terminal. El documento de Voluntad Anticipada se redacta ante notario público y permite manifestar de forma libre y consciente tu decisión sobre la forma en que quieres ser tratado médicamente ante enfermedades terminales y accidentes, liberando a tu familia de esa responsabilidad.

“Uno de los mejores regalos que podemos dar a nuestra familia este 2016 es dotarlos de seguridad jurídica para proteger su patrimonio y asegurar así su estabilidad y tranquilidad. No lo dejes pasar, acércate a tu notario de confianza quien te dará asesoría gratuita en estos temas”, comentó el Lic. Héctor Galeano Inclán, Presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano.