En el marco de las actividades para celebrar la 17a edición de Mutek en Montreal, vuelven a México Four Tet y Ben Ufo. Estarán el próximo 12 de mayo en el Auditorio Blackberry de la Ciudad de México.

FourTetFour Tet, como es conocido el productor inglés Kieran Hebden, se ha destacado como uno de los actores más importantes y finos de la música electrónica. Su obra trastoca y borra las líneas entre diferentes géneros musicales. La música de Four Tet ha matizado aspectos y tonalidades poco comunes en la música electrónica contemporánea; ha mezclado los sonidos del resto del mundo en un caldo sonoro ecléctico y diverso. Su carrera se desplazó de la frialdad minimalista de sus primeros lanzamientos y el preciosismo floral de su época en el sello Domino, hasta su más reciente etapa en su sello discográfico Text, marcada por el cuatro por cuatro del dancefloor, llena de frecuencias atonales, exotismo sonoro y tendencias post-bass.

Su más reciente lanzamiento, Morning/Evening, es muestra de su constante búsqueda, un ejercicio musical similar al de una raga hindú, pero llevada al campo de la música electrónica en donde la improvisación musical refleja ambientes asociados con etapas del día.

En esta ocasión, Four Tet es acompañado por Ben Ufo, cofundador del sello Hessle Audio. El productor regresa a México después de su actuación estelar en la edición 2015 de MUTEK.MX durante el FMCC1.

Ben Ufo es uno de los DJs más influyentes del Reino Unido y comparte ese espíritu explorador que busca forjar e influir en las nuevas tendencias de la electrónica internacional.  En poco tiempo este joven productor ha logrado que sus sets para Rinse, Boiler Room y Fabric sean referencia primordial en el circuito internacional de la música electrónica.

El proyecto de intervención visual

Comisionada por MUTEK MX, la instalación multimedia que será colocada en el Auditorio Blackberry durante el concierto de Four Tet y Ben Ufo es una propuesta del artista Jordan Rangel en colaboración con el colectivo COCAY; ésta hará uso de la infraestructura lumínica de Mayan Warrior, un colectivo audiovisual nacido en el festival Burning Man. La pieza hace claras referencias a la naturaleza microscópica y, con ayuda de recursos digitales, crea una atmósfera donde las bacterias crecen formando complejas estructuras: lo orgánico se vuelve luz y volumen. Este proyecto invita a descubrir la naturaleza como una fuente de recursos visuales a diferentes escalas, además de mostrar la interioridad de formas complejas como órganos, tejidos y colonias de bacterias.

AVANT_MUTEK patrocinado por Hennessy Very Special
Fecha: Jueves 12 de mayo, 2016
Locación: Auditorio Blackberry, Ciudad de México
Dirección: Tlaxcala 160, Hipódromo Condesa
Horario: 20:00 – 03:00 hrs (se abren puertas a las 19:00 hrs)

 

Eden300Más de una vez hemos hablado en este sitio de la popularidad en la que se ha situado la música electrónica durante los últimos años. No es raro, entonces, que el nuevo gancho del cine sean la vida y obra de Disc Jockeys, ni que se retome el arquetipo del ascenso y caída del rockstar sustituyendo las guitarras y baterías por mezcladoras y computadoras.

Con este espíritu, Mia Hansen-Løve (Le père de mes enfants, 2009) presenta Eden (2014), basada en la vida de su hermano y co-guionista del filme, Sven. Con himnos emblemáticos de distintas eras del House como fondo, Hansen-Løve relata la vida de Paul (Félix de Givry), un joven DJ parisiense que, junto a su amigo Stan (Hugo Conzelmann), forman el dúo de Garage, Cheers.

Por Víctor M. Aguilera C. @juanoctambulo

El argumento de Eden es prometedor, sobre todo para los fanáticos de la música electrónica, y uno esperaría encontrarse con un tratamiento similar al que Michael Winterbottom dio a 24 Hour Party People (2002). Sin embargo, el largometraje, dividido en dos partes, está repleto de escenas inconsecuentes que intentan justificar, sin lograrlo, las poco más de dos horas de duración.

Aunque de la primera parte puede rescatarse la exposición de la mayoría de la banda sonora, no ofrece ningún aporte a la historia. Es hasta la segunda mitad del largometraje que comienza a vislumbrarse una estructura narrativa más allá de fiesta-diálogos intrascendentes-fiesta y que la película, al fin, nos presenta una trama. En sí, la historia podría resumirse en la caída de un soso pero “prometedor” DJ que, debido a sus malos hábitos y peores decisiones, lo pierde todo.

No obstante, esta caída parece afectarle sólo económicamente, pues de emociones no transmite nada más que dos intentos de llanto. Se plantea una supuesta adicción a las drogas, que se presenta más como una inconveniencia financiera (la coca es cara, amigos) que como un verdadero problema. Al final, lo que realmente angustia al protagonista son las deudas y sus fracasos amorosos.

Pese a que Mia Hansen- Løve ha dirigido ya tres películas que preceden a Eden (bien recibidas por la crítica internacional) y a que la historia es la de su propio hermano, Eden parece el trabajo de un novato. La cineasta usa recursos francamente cursis, como el de mujeres superpuestas recitando directamente a la cámara el texto que el protagonista lee en un par de escenas, o un avión con un mapa de fondo para indicar viajes a otros lugares del mundo.

Honestamente, lo único que vale la pena de esta película es la música House a la que rinden, eso sí, un respetuoso homenaje. Se nota el empeño que se puso en conseguir las mejores canciones para acompañar el relato, y todo gracias a Daft Punk: Thomas Bangalter y Guy-Manuel de Homem-Christo realmente conocieron a Sven Hansen-Løve y, con la aprobación de Bangalter, se obtuvieron 3 canciones por 3,000 Euros. Una ganga importante pues, según relata Sven en una entrevista, “Nadie iba a pedir más de lo que Daft Punk recibió”.

Por otro lado, aunque los integrantes de Cheers (en la película) afirman enfocarse en el Garage House y el filme se promueve como una mirada al inicio del French House, en realidad el soundtrack se compone principalmente de Soulful, Deep y Acid House estadounidense. Fuera de Daft Punk, no es posible hablar de House francés sin pensar, cuando menos, en Cassius (quien sólo está presente en la playera de uno de los personajes).

La película tiene muchas carencias, pero refleja un honesto respeto por la música y la cultura que representa. Uno ve muy difícil que ocurra lo mismo con la próxima película con tintes aspiracionales estelarizada por Zac Efron sobre un DJ de EDM, We Are Your Friends, en cuyo tráiler aseguran, sin tono de broma, que para triunfar en ese mundo “sólo necesitas una laptop, algo de talento y una canción”. Próximamente, en su zona del olvido favorita.

Eden se estrena el próximo 7 de agosto, pero mejor su servidor les ahorra la pena y les comparte el Soundtrack:

EdenPoster“EDEN”, cinta dirigida por Mia Hansen-Love, se estrena el próximo 7 de Agosto. En SuperMexicanos tenemos 5 pases dobles para la Premiere de esta película y son para los primeros en solicitarlos vía correo electrónico (redacción@supermexicanos.com) o redes sociales.

¿De qué va Eden?
En los años 90, la música electrónica francesa se estaba desarrollando a una gran velocidad. En la excitante vida nocturna parisina, Paul está tomando sus primeros pasos como DJ. Junto con su mejor amigo crea un dúo llamado“Cheers” y rápidamente encuentran su público; son atrapados en un corto y eufórico ascenso a la fama y Paul, cegado por su pasión, deja de lado su propia vida.

Edén retrata los pasos de la generación conocida como French touch desde 1992 hasta el día de hoy, una generación que todavía disfruta de éxito internacional, gracias a músicos como Daft Punk, Dimitri de Paris, Cassius

Premiere Jueves 30 de Julio
Horario: 20:00 hrs
Lugar: LeCinema (Río Nazas 43, Cuauhtémoc)
5 pases dobles
Los ganadores deberán llegar 30 minutos antes para que se les dé acceso.

Pídelos participando en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook) o envía tu nombre al correo redaccion@supermexicanos.com con la palabras Edén en el asunto del correo. Así de fácil, pero apresúrate porque los pases vuelan. (Recuerda, los ganadores deben recoger sus boletos 30 minutos antes de la función en la taquilla).

Facebook de SuperMexicanos

Coro Virtual“Mientras soñamos, vivimos en un mundo en el que la realidad se desvanece y cambia para adaptarse a nuestro ser y nuestro deseo creando un portal hacia nuestro verdadero yo. Vuela Alto presenta su primer proyecto multidisciplinario de música electrónica en donde 55 jóvenes cantantes y bailarines unen sus talentos para hundirnos en una ensoñación musical fuera de lo común, mezclando perfectamente los ritmos y colores de la música electrónica con la música coral para crear atmósferas y texturas sólo posibles dentro de nuestro soñar”, escribe en su canal de Youtube el profesor de música Homar Sánchez Díaz.

“No somos una agrupación coral convencional. Jamás grabamos o ensayamos juntos. Nosotros nos aprendemos por nuestra cuenta las piezas musicales y las grabamos por separado, y cuando juntamos cada parte obtenemos un verdadero coro virtual y una muestra de que unidos podemos construir verdaderas obras de Arte a pesar de no ser músicos profesionales”, explica.

El coro está formado por estudiantes del Colegio Sembradores de Amistad en San Luis Potosí, México y es dirigido por el profesor Homar Sánchez Díaz (@hosandi)

“Con apenas conocimientos musicales, una cámara y un micrófono, los jóvenes adaptaron un salón de clases para crear su estudio de grabación, fue el único recurso, lo demás esfuerzo.” Excélsior

El coro virtual es un esfuerzo extraordinario que vale la pena escuchar, y nos trae a la memoria a un grupo cubano llamado “Vocal Sampling” que, también a capela, lograba maravillas para el oído.

Aquí un video de los cubanos:

 

 

Un nuevo club nocturno ubicado en el corazón de la colonia Roma ofrece un amplio menú de alimentos, además de una terraza única en la ciudad de México con los mejores exponentes de la música electrónica en nuestro país.

El Club Nocturno TARA abrió sus puertas en el corazón de la Colonia Roma (Álvaro Obregón 291, Col. Roma Norte). Se trata de un nuevo espacio que cuenta con distintos ambientes, en los que es posible disfrutar de música en vivo con los mejores DJ’s de México, además de degustar los diferentes platillos y coctelería que ofrece su menú.

El menú de alimentos para la noche, luego de las 23:00 horas y hasta el cierre incluye Papas Gajo, Brochetas, Tacos (Gobernador, Arrachera y Rib Eye), Calamares Fritos, Caldo de Camarón y Cebiche.

Algunas de las especialidades en snacks que podemos destacar son: pan de tomata con jamón serrano, volovanes de relleno holandés, tarta de chocolate blanco y frutas.

La decoración de este lugar es exclusiva y con un estilo propio, al igual que la terraza única dentro de su género en la Ciudad de México.

TARA es en realidad una actitud ante la vida, ante la noche; un préstamo literario tomado de la novela “Lo que el viento se llevó”; un plantío de las bastas tierras en Georgia, donde se desarrolla la obra maestra de Margaret Mitchell; un lugar que siempre resultó victorioso en los tiempos más difíciles gracias a la determinación de quienes lo habitaban.

Es así como TARA encuentra hoy, en esta historia, la inspiración suficiente para convertirse en un punto de encuentro en el que tanto hombres, como mujeres, se vean reflejados con la noche, consigo mismos, como sus iguales y compañeros, unidos a través del baile y el júbilo para celebrar la determinación. De esta forma TARA representa una actitud revelada, llena de turbulencias, carácter y arrojo, características que nutren nuestro tiempo y con éste, las noches más memorables.

TARA MÉXICO
Álvaro Obregón 291, Col. Roma Norte
Horario:
Martes a Sábado de 14:00 a 22:00
Jueves a Sábado de 22:00 a 3:00 am

Twitter: @taraenlaroma
Facebook: taraenlaroma
www.tararoma.com

En un artículo publicado anteriormente en nuestro sitio mencionamos que el 03 y 04 de mayo llegaría, por primera vez fuera de Estados Unidos y, por consiguiente, la primera edición en nuestro país, el festival de música electrónica Electric Zoo. Ahora, luego de cambios de fecha y locación, el evento se celebró el domingo 04 y lunes 05 de mayo en la Arena Ciudad de México.

Por Guillermo Aguilera C. @GeCeACe y Víctor Manuel Aguilera C. @juanoctambulo 

Electric Zoo MX Mainstage

Antecedentes

Desde 2009, en la isla Randall de Nueva York, la compañía Made Event ha producido anualmente, durante el fin de semana anterior al día del trabajo estadounidense, un gran festival de música electrónica que reúne a muchos de los principales DJs de diferentes géneros a nivel mundial.

La primera edición del 05 y 06 de septiembre constó de cuatro escenarios a los que se presentaron 26,000 personas para ver a 55 artistas como Armin van Buuren, Deadmau5 y David Guetta. El evento fue exitoso, pues en 2011 se expandió a 3 días, participaron más de 100 artistas y hubo 85,000 asistentes.

El último día del festival del año pasado se canceló por “serios riesgos de salud” cuando cuatro asistentes enfermaron y dos murieron durante los primeros días, debido al consumo excesivo de estupefacientes como el MDMA, mejor conocido como “éxtasis” o “Molly”.

Ubicación y fecha
Pese a que el lineup fue muy bueno y diverso por abarcar artistas de diferentes géneros y estilos musicales, con la participación de los Top Djs internacionales y el actual número uno del mundo, Hardwell, es probable que la ubicación y fechas elegidas para el evento lo hayan afectado negativamente.

Aunque ese fin de semana hubo un puente por el día del trabajo, el hecho de que terminara el martes en la madrugada pudo haber propiciado que mucha gente no asistiera debido a compromisos con la escuela o trabajo.

Pero, sobre todo, la Arena Ciudad de México se ha caracterizado porque rara vez se llena, quizá debido a la zona donde se encuentra (de difícil acceso y muy al norte del Distrito Federal), o por falta de difusión de sus propios eventos. Además, ese no es el espacio idóneo para un festival pensado originalmente para hacerse al aire libre.

Por otro lado, el estacionamiento gratuito es un arma de doble filo: representa una enorme ventaja para quienes viajan en auto (lo cual, debido a su localización, es ideal no sólo por la distancia sino porque el camino desde el Metro Ferrería hasta el recinto es peligroso), pero al momento de salir se produce un cuello de botella en el que es posible quedarse atrapado más de una hora.

Escenarios
Para este festival se prepararon tres escenarios. El mainstage se ubicó en el salón principal de la Arena, donde normalmente se presentan todos los espectáculos. Allí se construyó una enorme pirámide de leds que proyectaba diferentes imágenes y animaciones con cada DJ.

Ahí el problema fue la movilidad, pues la parte inferior siempre estuvo repleta y había enormes filas de personas para ingresar a ese espacio. La entrada y salida de esa área era un calvario, por lo que era más conveniente ver todo desde las gradas, aunque esto producía una sensación de distanciamiento, literal y figurativamente.

Cabe mencionar que una de las principales ideas de un festival con varios escenarios es facilitar la movilidad entre uno y otro, de modo que el público pueda ver a todos los artistas de su preferencia. Resulta evidente que la Arena Ciudad de México no fue construida con este propósito.

Electric Zoo MX, Open air stage

El Open Air Stage fue un escenario al aire libre en un terreno con mucho espacio vacío, quizá porque todos estaban atorados en el principal. La poca gente que bailaba ahí podía ver una calavera de LEDs con muchas luces, además de asfixiarse con el polvo que se levantaba con cada salto, debido a que no se colocó una alfombra para cubrir la tierra del lugar. Este problema se ha repetido en otros festivales como el Vive One Music + Arts Festival y el Electric Daisy Carnival, sin mostrar señas de que algún día aprenderán la lección (quizá no creen que valga la pena invertir en eso).

Finalmente, el escenario Sunday School se colocó en una esquina del recinto, en un cruce con unas escaleras. Este era demasiado pequeño y si bien es cierto que los géneros musicales que ahí se escucharon (techno, deep house y progressive house) no son tan populares, los gigantes que llegaron a representar estos sonidos, como Sasha, Danny Tenaglia y Pete Tong, leyendas de la electrónica en general, debieron lucirse en un espacio que les quedó muy chico.

@carlosbelatti, Electric Zoo MX

Producción
El sonido en general no tuvo problemas, pero Alive Entertainment de nuevo hizo de las suyas y, como en todos sus eventos, dejó el volumen bajo durante gran parte del festival y lo subió únicamente con los headliners. Al parecer nunca entenderán que están produciendo un festival, no un concierto, y que todos los artistas merecen escucharse con los mismos altos decibeles.

Además, a comparación de otros festivales de este género, hubo poca pirotecnia y papirotecnia, que se han vuelto parte integral de estos eventos. En cuanto a información, se envió el horario por Internet, aunque durante el festival no hubo folletos. Lo que sí colocaron fueron mapas en algunas de las columnas de la Arena.

Aunque la producción de Made Event se notó, se repitió algo que ha ocurrido en muchos festivales mexicanos: no hubo control para la venta de bebidas alcohólicas. Era posible ver menores de edad en estado de ebriedad y uno que otro ya vomitando por su avanzada intoxicación.

Conclusión
Puede resumirse que el festival fue mucho mejor que la fatídica y nefasta producción del Electric Planet, aunque no consiguió superar o siquiera acercarse a la del Electric Daisy Carnival. En general fue un evento disfrutable pero las fechas y sobre todo la locación elegida afectaron grave y negativamente la experiencia.

Pese a todo, los asistentes que bailaban en el escenario principal se notaban muy contentos. Esto demuestra que los mexicanos disfrutamos realmente de estos festivales (no por nada hay cada vez más), aunque no debemos bajar la guardia y conformarnos, pues esto favorece la mediocridad de las producciones.

** Cuando Guillermo Aguilera C. no está trabajando como ingeniero en computación, está mezclando diferentes géneros de música electrónica. Escúchalo aquí.

Víctor Aguilera ama la música tanto como el cine. Colabora en Supermexicanos y otros sitios web.

Como hemos comentado anteriormentela música electrónica tiene ya un auge importante en México y en esta temporada festivalera se amontonan los dedicados a este género. El pasado fin de semana se realizaron dos festivales de música electrónica casi simultáneos: Electric Planet, el viernes 14 y sábado 15 de marzo en Toluca, y Electric Daisy Carnival (EDC), el 15 y 16 de marzo en el Distrito Federal. Además, el 03 y 04 de mayo disfrutaremos Electric Zoo también en la capital del país.

Por Víctor M. Aguilera @juanoctambulo y Guillermo Aguilera C. @GeCeACe

Fotos: @GeCeACe

Todos estos festivales presentan su primera edición en México, aunque Electric Daisy Carnival es una franquicia estadounidense que desde 1997 ha producido Imnsomniac Events en su país, así como Londres en el Reino Unido y San Juan en Puerto Rico. También es la primera vez que Electric Zoo se organiza fuera de Estados Unidos. 

Aunque Electric Planet busca establecerse como una franquicia “orgullosamente mexicana”, al analizar los dos eventos de este fin de semana se hacen muy evidentes las carencias de la producción nacional.

Movilidad

Para el público del Electric Planet que se dirigió al Centro Dinámico Pegaso en la ciudad de Toluca, Estado de México, el tráfico fue pesado, como es de esperarse en esta clase de eventos. Sin embargo, los policías informaron (incorrectamente, según se daría cuenta el público más tarde, cuando descubriera lugares vacíos en el recinto) que el estacionamiento estaba lleno y ya no había acceso para los vehículos. Esto provocó que muchos buscaran o improvisaran estacionamientos en los alrededores.

Aunado a ello, el operativo para agilizar el movimiento vehicular consistió en cerrar un retorno bajo un puente localizado frente a la entrada. Todo ello agravó el pesado tráfico al inicio y al final del espectáculo; tan grave que muchos prefirieron arriesgarse a recorrer en sentido contrario un tramo de unos 50 metros para evitar el embotellamiento.

En el largo camino para llegar al Electric Planet hubo muy pocas señalizaciones sobre la dirección a la que debía caminar el público y ninguna persona encargada de revisar el boleto o dar indicaciones. Sólo el personal de seguridad pudo apoyar en este último sentido. Ya en la entrada debía caminarse todavía un poco más.

La mala organización para el estacionamiento y el acceso a este tipo de eventos es un mal común, y el tráfico lento en los alrededores es prácticamente inevitable. Sin embargo, este problema que también suele vivirse en el Autódromo Hermanos Rodríguez es aminorado gracias a la posibilidad de otras formas de transporte (como el Metro).

Aunque en el EDC, como en muchos espectáculos organizados en ese foro, el acceso fue mucho más ágil, la salida también se complicó por la falta de señalización. Para este último aspecto ninguno de los dos eventos tiene pretextos.

Información

Los organizadores del Electric Planet no dieron suficiente información a los asistentes sobre su festival. Ni en su sitio de Internet ni en redes sociales se publicaron horarios en que los DJs se presentarían o un mapa para ubicar los espacios del evento. Tampoco durante el festival se repartieron folletos con estos detalles.

El EDC no sólo cumplió con estos requerimientos básicos, sino que en su sitio podías encontrar una opción que te redirigía a una página donde podías escoger tu itinerario y publicarlo en Facebook.

Producción

En primer lugar es importante mencionar que Electric Planet comenzó con 5 horas de retraso, un tiempo que ni el más paciente debería tolerar. Su escenario era muy sencillo: dos pantallas laterales (una de las cuales falló constantemente), una central más grande, algunos LEDs, lásers y un cráneo arriba de todo sin luces ni movimiento.

El sonido fue bastante bueno, mucho mejor que otros conciertos de este tipo, como aquellos producidos por EMPO o Alive, en los que el volumen suele ser muy bajo. Sin embargo, como ocurre en muchos espectáculos mexicanos, las bocinas y otro tipo de elementos se colocaron justo al centro de la pista y obstruyeron casi por completo la vista de los asistentes que estaban detrás de estas estructuras. Además, los micrófonos también sufrieron fallas frecuentes.

En EDC la producción fue mucho más complicada: había cuatro escenarios para diferentes estilos de electrónica. En el principal, un búho gigante robotizado (característico de otras ediciones del festival) cambiaba de color, abría y cerraba sus alas cuando entraba o salía un artista, movía su cabeza y pico, además de tener ojos de LEDs que se movían y cambiaban de color o de forma al ritmo de la música. Allí se colocaron también pantallas, proyecciones, luces, lásers, pirotecnia y papirotecnia. Los demás escenarios eran mucho más austeros pero no por ello mediocres.

Las bocinas y otros equipos electrónicos no obstruyeron la vista en ningún escenario, como tampoco ocurre en festivales internacionales de extraordinaria calidad como el Ultra Music Festival. El sonido en los cuatro espacios fue muy bueno, aunque el del principal era tan alto en las bocinas posteriores que invadía un poco a los demás escenarios.

Sin embargo, en el EDC no colocaron alfombra en el espacio principal, donde se necesitaba más, y se levantó tanto polvo con los saltos y bailes del público que uno podía “saborearlo”.

Música

Aunque el lineup del Electric Planet contaba con músicos muy reconocidos, no tenía ni pies ni cabeza, pues incluía artistas techno como Magda y Troy Pierce además de grupos indie electrónico como Icona Pop y Empire of the Sun, sin diferenciarlos en modo alguno.

SM1LY ¿Estuvo ahí por tener un papá priísta influyente?

Además, se dio lugar, entre las dos cartas fuertes del festival, Icona Pop y Steve Aoki, a un “Disquejay” de 14 años, Dj Sm1ly. La “promesa de Toluca” presentó un set de Big Room House monótono y mal mezclado. Aunque es bueno que se dé oportunidad a talentos mexicanos, ello debería ocurrir cuando tienen con qué competir o cuando menos experiencia y técnica básica. ¿Por qué estuvo ahí?  Porque Sebastián Muciño, el “Disquejay” adolescente, es hijo de Fausto Muciño, quien, según Ricardo Alemán, “en 2012 era Presidente de la Comisión de Procesos Internos de PRI en el Estado de México, uno de los responsables de seleccionar a los candidatos a alcaldes y diputados locales del PRI en la contienda electoral de ese año”, y luego, el 14 de enero de 2013, rindió protesta como subsecretario de gobierno de la zona nororiente del estado (Naucalpan, Huixquilucan, Atizapán, Tlalnepantla y otros municipios). La autorización del concierto donde incrustó a su vástago es muestra patente de la influencia de Fausto Muciño con el gobernador Eruviel Ávila.

Como es de esperarse, los headliners dejaron una buena impresión: el performance del showman estadounidense Steve Aoki, el excelente trabajo técnico y melódico de Tiësto, la euforia que produce David Guetta, etcétera.

El EDC, por su parte, contó con excelentes representantes de diferentes géneros de la electrónica: Axwell, Steve Angello, Avicii, Mark Knight, John Digweed, Alex Metric, Tiga, Boys Noize, entre otros, fueron los encargados de darle vida al evento. Además hubo un escenario para artistas mexicanos, sin tanta producción pero con un excelente sonido. Cada escenario contaba con una propuesta mainstream, techno y dubstep / trap según fuera el caso. Para los aficionados a esta música, es bueno tener varias y muy claras opciones.

Experiencia

En este tipo de festivales, casi tan importante como los artistas y la música, es el tipo de experiencia que ofrecerán. Sin importar la temática, cada evento debe tener una personalidad propia y entretenimiento más allá de los conciertos.

Electric Planet tuvo un solo escenario y varias carpas de patrocinadores, estaciones de radio, área de comida, etcétera. Considerando el tamaño del lugar donde se organizó este festival, podría decirse que el espacio estuvo mal aprovechado.

Las bebidas alcohólicas se vendieron en botella de vidrio (pésima idea por cuestiones de seguridad) y a cualquiera que las pidiera sin verificar su edad.

Asimismo (y esto ocurre en muchos eventos de nuestro país), se vendieron boletos en zona VIP, Preferente y General. Ello implica que el público del área General que consiga llegar hasta adelante se llevará la sorpresa de que hay una barda que lo aleja mucho del escenario, para que las 10 personas del área Preferente puedan bailar más a gusto.

En el EDC, en cambio, hubo una separación clara entre menores y adultos para la venta de bebidas alcohólicas por medio de pulseras, aunque el precio de las cervezas era alto. Como en muchos festivales internacionales, sólo se vendieron dos tipos de boleto: General y VIP.

Entre los cuatro escenarios, bien diferenciados y separados de acuerdo a un género de electrónica distinto, había juegos mecánicos que daban vida al festival, además de carpas para los patrocinadores y venta de alimentos, souvenirs oficiales, espacios interactivos, esculturas, etcétera.

Competencia

Aunque los músicos son parte fundamental de un festival (de cualquier género) y un gancho seguro para atraer al público, los consumidores no tendríamos por qué soportar una producción mediocre y hasta fastidiosa. Si los organizadores de Electric Planet están interesados en repetir la experiencia, tienen mucho trabajo por hacer. Durante una entrevista en Radio Fórmula a Pedro Moctezuma, uno de los productores del evento, éste se quejaba de la competencia desleal de OCESA por hacer el EDC el mismo fin de semana, aunque sus fechas sólo se empalmaron el sábado. Argumentaba que OCESA había planeado esto en sólo cuatro semanas para forzar que sus eventos coincidieran.

Aunque bien es cierto que OCESA es conocido por sus prácticas monopólicas, muchos de los errores de producción no deberían tener pretextos. Si OCESA e Insomniac prepararon un festival muchísimo mejor producido en cuatro semanas no es sólo por cuestiones económicas o de poder.

Pedro Moctezuma y Cookie, organizadores de Electric Planet, tienen más de 15 años de experiencia en el medio. Fueron ellos quienes produjeron el Goliath Festival 2009, una mezcolanza de géneros que no tenían nada que ver uno con otro (reggeaton, pop, indie, house, down tempo, etcétera). Este evento también se caracterizó por retrasos (la leyenda del House, David Morales, terminó su set a las 5 de la mañana ante menos de 200 personas) y una terrible (des)organización.

El tamaño del Electric Daisy Carnival no tiene comparación con un festival nuevo como Electric Planet, pero estos productores mexicanos sólo han demostrado que tienen 15 años de experiencia en mediocridad. Algo tan básico como dar información de los horarios no debería fallar. Un retraso de 5 horas no puede ser aceptable.

Si se desea repetir la experiencia, deberían considerarse las críticas y dejar de poner pretextos. Habría que dar prioridad a la calidad y no a la ganancia inmediata y fugaz. Si desean hacer un Electric Planet 2015 y más, deben empezar a pensar en crear un producto que perdure y no uno chatarra que se desecha y descontinúa de inmediato, como ocurrió ya con el Goliath.

Guillermo Aguilera C. es Ingeniero en informática durante el día y DJ el resto de la vida. Puedes escuchar sus sets aquí.

Víctor Aguilera es comunicólogo, además de colaborar en Supermexicanos y algunos otros sitios de Internet.

Pepe Mogt y Ramón Amezcua, integrantes de Bostich + Fussible / Nortec, movimiento musical que definió el sonido de la frontera a través de Nortec Collective, mantienen en evolución su búsqueda por ampliar el concepto de fusión de música electrónica, banda y norteña que ya tiene reconocimiento mundial. De sus procesos creativos, producción y show en vivo platicarán en una clínica que impartirán el próximo 31 de marzo dentro del marco del SoundCheckExpo en el World Trade Center de la Ciudad de México.

El evento, a realizarse los días 30, 31 de marzo y 1 de abril, incluirá conciertos didácticos, conferencias, clínicas, y hasta una incubadora de talento.
Más información en www.soundcheckexpo.com.mx

Uno de los  DJs más exitosos de todos los tiempos, estuvo en México y ofreció una conferencia de prensa en las instalaciones de EMI Music, previa a su presentación la noche del viernes pasado en el Salón  Vive Cuervo.

Paul van Dyk Foto: Guillermo Aguilera

 

 

 La banda venezolana de funk-groove, Los Amigos Invisibles estará en México para dar un concierto memorable: compartirá el escenario del monumental recinto del Auditorio Nacional con Nortec Collective: Bostich + Fussible. El suceso, el viernes 24 de agosto de este mismo año.

Los Amigos Invisibles, con 21 años de exitosa trayectoria, son una de las agrupaciones más emblemáticas de latinoamérica. Representan la música hispana en EE UU. El sexteto invisible cuenta con seguidores alrededor del mundo, 5 nominaciones a los gramófonos dorados -ya se llevaron a casa uno, el Grammy Latino-, siete placas de estudio y el reconocimiento de importantes personajes de la industria musical internacional. La banda invisible regresa con una extensa gira por la República Mexicana, durante la cual se reencontrarán con el público de la ciudad de México para confirmar que la “gozadera invisible” está presente.

Nortec Collective Presents: Bostich + Fussible, quienes desde hace más de una década definen el sonido de la frontera más transitada del mundo, ha logrado ser nominados también a 5 premios Grammy por su manera única de fusionar los beats electrónicos con la música de banda. Su música los ha llevado a ser una sensación a nivel mundial, siempre a la vanguardia con su emblemático sonido vivaz y original, mismo que mostraron como estelares en la inauguración de los XVI Juegos Panamericanos en Guadalajara. En esa ocasión pusieron al público de cabeza.

Ambas agrupaciones estrenarán en breve su documental -cada una por su cuenta y con su propia propuesta- en Estados Unidos y México, en los Festivales de Cine más importantes de Latinoamérica.

Los Amigos Invisibles trabajaron en “La Casa del Ritmo”, mientras que el colectivo norteño con sorprenderá con “Tijuana, los Sonidos del Nortec”.

Y ahora, por primera ocasión, estos dos grandes de la música, Los Amigos Invisibles y Nortec Collective: Bostich + Fussible, se presentarán en en El Auditorio Nacional (Paseo de la Reforma 50, Chapultepec. México D.F.) el viernes 24 de Agosto de este 2012

 

Precios. Segundo Piso: $100 / Primer Piso: $250 / Balcón: $500 / Luneta: $700 / Preferente: $900
Boletos: Ticketmaster Tel. 53259000

Zona VIP – Ticketfan (Primeras 4 filas) Además incluye Meet & Greet en camerinos y souvenir.