El manguito rotador es un grupo de músculos y tendones que rodean la articulación del hombro, la mantienen en su lugar, proporcionan estabilidad, fuerza y ayudan a elevar el brazo.

De acuerdo con el Dr. John W. Sperling, Ortopedia de Mayo Clinic, Rochester, Minnesota, las lesiones del manguito rotador son frecuentes, especialmente al envejecer. Podrían ser el resultado de un evento único, como una caída sobre el hombro o un intento de levantar o arrastrar un objeto demasiado pesado o podrían dañarse con el paso del tiempo por el estrés causado por movimientos repetidos o el envejecimiento.

En algunas lesiones leves a moderadas del manguito rotador, el tratamiento con fisioterapia y medicamentos, por lo general alivia el dolor y restablece la funcionalidad del hombro, pero si la lesión es más grave y se observa un desgarre completo en uno de los tendones del manguito rotador, es posible que sea necesaria una cirugía para reparar el daño y aliviar el dolor.

Si un tendón en el manguito rotador se inflama o se desgarra parcialmente, entonces la primera línea de tratamiento podría involucrar medidas conservadoras como: reposo, hielo y fisioterapia. Los ejercicios de fisioterapia a menudo ayudan a restablecer la flexibilidad y la fuerza del hombro.

Si los síntomas continúan, es posible que se recomienden medicamentos antiinflamatorios o una inyección de corticosteroides en la articulación del hombro para reducir la inflamación y el dolor. Por lo general, para lesiones leves del manguito rotador o desgarres parciales, estos tratamientos son todo lo que se necesita para aliviar los síntomas.

Sin embargo, las lesiones más graves, en especial los desgarres completos que involucran un tendón del manguito rotador que por completo se separa del hueso, no sanarán sin cirugía, que en estos casos implica la reparación del tendón lesionado.

El Dr. Sperling comenta que la cirugía tiende a ser más exitosa cuando se lleva a cabo después de ocurrir la lesión del manguito rotador. Los desgarres completos de tendón que ocurren gradualmente y están presentes por un tiempo prolongado antes de realizar la cirugía, es posible que sean más difíciles de reparar con éxito, debido a que cuando el tendón ya no está unido al hueso, el músculo comienza a debilitarse y con el tiempo se transforma en grasa. Entonces, restablecer la fuerza y la estabilidad del área es muy difícil.

Cuando se realiza oportunamente la cirugía, puede reducir o eliminar el dolor del desgarre del manguito rotador. Sin embargo, la cirugía quizá no pueda aumentar la fuerza del hombro o su amplitud de movimiento, pero es posible que la fisioterapia después de la cirugía ayude a fortalecer los músculos alrededor del hombro, mejorando su funcionalidad.

Para determinar si la cirugía podría tener beneficios, hable con su médico sobre hacerse una IRM o un ultrasonido del hombro. Estos estudios avanzados de imágenes pueden revelar la extensión del desgarre del manguito rotador.

Si tiene un desgarre parcial, entonces los corticosteroides u otros medicamentos que ayudan a reducir la inflamación, es posible que sean útiles combinados con la fisioterapia. Si tiene un desgarre completo de tendón, es entonces muy probable que la cirugía sea su mejor opción.