El actor y director teatral Bruno Bichir representó La historia del tigre, de Dario Fo, en el auditorio de la Antigua Escuela de Medicina. Esto dentro del marco del evento cultural permanente SuSede en el centro, programa coordinado por Fundación UNAM en colaboración con el Gobierno del Distrito Federal y la Autoridad del Centro Histórico. También participan los amigos de siempre del Centro Histórico junto con algunas fundaciones de renombradas compañías.

Por Guillermo Velasco Tapia

Los tres objetivos de SuSede en el centro son:
1.-Difundir la cultura y promover su consumo.
2.-Revitalizar el Centro Histórico de la Ciudad de México, aprovechando sus calles y espacios públicos, así como los magníficos edificios de la UNAM (el Palacio de la Autonomía, la Antigua Escuela de Medicina, el Antiguo Colegio de San Ildefonso, la Academia de San Carlos, el Palacio de Minería, el Real Seminario de Minas y la Antigua Escuela de Jurisprudencia).
3.-Generar recursos para seguir apoyando la educación a través de las becas que otorga Fundación UNAM para alumnos de bajos recursos (en 2013 se entregaron 41,899).

El domingo 23 de febrero, Bruno Bichir llegó, quince minutos pasados del mediodía, con un café en mano, una mochila a la espalda, lentes obscuros y una gorra a la Antigua Escuela de Medicina, ubicada República de Brasil No. 33, frente a la plaza de Santo Domingo.

El actor, muy relajado, se ponía su vestuario en medio de una entrevista, en pleno escenario. Recibió a los reporteros con la frase: “Pásenle, pásenle. Me estoy cambiando aquí porque no hay camerino, pero no es nada que no hayan visto”. Habla de su trabajo de manera seria, cordial y apasionada. Se ve que el teatro es su vida.

Con el mismo buen humor, Bruno saludó a los invitados especiales (el presidente de Fundación UNAM Lic. Dionisio Alfredo Meade y García de León y la conductora Talina Fernández, entre otros). Se tomó fotos con todo aquel que se lo pidió. Mientras tanto, platicaba, tranquilamente, con toda la audiencia, agradeciendo su asistencia y explicando, de manera informal, de qué se trataba el evento y bromeaba: Ya empezó la obra desde hace como media hora.

Al ver niños en la sala comentó que a él desde chico le gustaba jugar a que pertenecía a una secta secreta. Ahora piensa que así es. Pertenece a la secta secreta de la gente que va al teatro. Bruno explicó que el auditorio de la Antigua Escuela de Medicina no está diseñado para teatro y dijo: No hay problema, La historia del tigre la he representado desde 2002, en distintos espacios, hasta en una cancha de basquetbol.

Bruno Bichir es uno de los Embajadores por la Educación de Fundación UNAM. En una brevísima ceremonia su presidente, el Lic. Dionisio Alfredo Meade y García de León le entregó un reconocimiento a la labor que está realizando.

A la voz de: “Esto empieza así”, Bruno se arrancó con el monólogo de Darío Fo, que nos cuenta una leyenda china de contenido humano, bañada por la acidez y el humor profundo del Nobel de Literatura.

La historia del tigre trata sobre un soldado que al ser herido es abandonado por sus compañeros. Empieza una lluvia torrencial y se refugia en una cueva. Ahí dentro moran una tigre mamá y su cachorro sobreviviente (su hermano murió en la tormenta). Así inicia una fraternal relación entre un humano maltrecho y dos grandes felinos. La situación está resuelta a través de una disparatada comedia que nos hace reír minuto a minuto.

Al terminar la función, como es su costumbre, Bruno Bichir preguntó al público: ¿Qué les pareció? ¿Tienen preguntas? Iniciando, encantando la plática. Contestó todas las preguntas. La gente de la organización lo apremiaba (indicándole la hora) para que diera por concluida la improvisada tertulia (por la tarde, tenía que llegar a el cierre de temporada de El vestidor en el Foro Cultural Chapultepec). También mencionó que su participación en el programa de SuSede en el centro no acaba aquí. Quiere echar a andar un proyecto en el que se pretende montar todo Shakesperare.

En el primer piso del edificio se ofreció un coctel al que estuvieron invitados todos los asistentes a la función. En él se ofreció vino blanco y vino rosado, de origen chileno, marca Santa Digna, muy suaves y ricos. Para acompañar la bebida se distribuyeron trocitos de queso y pan. Este tipo de detalles son muy propios del generoso actor.

En 2013, Susede en el centro llevó a cabo 180 eventos con la asistencia de 170, 543 personas. Entre los más destacados estuvieron la presentación de Horacio Franco en febrero, Carlo Ponti y la Orquesta Sinfónica de Minería en Marzo, la obra teatral: Quiela y el concierto de Susana Harp Aguadiosa en Abril, la Expo Art Toys “Teocalli” en Mayo, teatro con El Árbol… el miedo es muy ruidoso, una pasarela de moda y un maratón de baile en junio. Susana Zavaleta y Filippa Giordano son otras dos de las Embajadoras por la Educación.

El 2014, SuSede en el centro ha empezado a tambor batiente. Aparte de La historia del tigre, se han realizado dos ciclos de cine y la proyección de un documental, varias tocadas en la estación San Lázaro dentro de Música en el metro, la exposición Erik Rivera en el Metro, en la estación Hidalgo del 3 al 28 de febrero.

Las próximas citas son:

Rompecabezas de Dinosaurios 3D ¡Tráelos a la vida! El sábado 1 de marzo de 12:00 a 14:00 hrs. En el Palacio de la Autonomía, Lic. Primo de Verdad No. 2, Centro Histórico.

El 2º Maratón de Baile en la Antigua Academia de San Carlos, Academia No.22, Col. Centro. El 15 de marzo a las 11:00 hrs.

Y el concierto de Julieta Venegas ¡Sus versiones para niños! el 15 de mayo, a las 17:00 en el Teatro Metropólitan.

Recuerden todos podemos formar parte de la secta secreta de Bruno Bichir y de SuSede en el Centro, ya que cada vez que asistimos a uno de estos eventos estamos contribuyendo a la educación.