f

Mediante sus programas de apoyo empresarial, FUMEC apoya a las empresas innovadoras para que mejoren su competitividad y logren conquistar nuevos mercados dentro y fuera de México.

“Hay cientos de empresas mexicanas que tienen la capacidad para competir con los mejores a nivel global, y decenas de ellas ya lo están haciendo. En FUMEC (Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia) queremos generar más empresas de este tipo y por eso trabajamos de la mano con las PYMES para que puedan mejorar su oferta de valor y logren entrar a nuevos mercados a nivel nacional y global”, señaló Guillermo Fernández de la Garza, Director Ejecutivo de FUMEC.

FUMEC, organización binacional sin fines de lucro, fue creada en 1993, en el contexto de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, con el propósito de promover el uso de la ciencia, la tecnología y la innovación para apoyar el desarrollo económico y social de México.

“En nuestra experiencia con más de 2,400 empresas apoyadas –agregó– podemos decir que las PYMES más exitosas dentro y fuera del país son aquellas que han sabido aprovechar los apoyos empresariales que existen a nivel federal y estatal. Este es el mensaje que queremos darle a las empresas: que no se sientan solas porque hay redes, ecosistemas y apoyos que pueden aprovechar si realmente quieren crecer”.

Juan López de Silanes, presidente de la Junta de Gobierno de FUMEC. "Antes que innovar, adaptar, para aprovechar lo que en otros países ya ha tenido éxito y aprender de los aciertos, más que de los errores."

Fernández de la Garza explicó que desde hace más de 15 años FUMEC ha traído a México las mejores experiencias de los Estados Unidos y Canadá, para adaptarlas y ponerlas al servicio de las empresas innovadoras del país. Fue así como la Fundación creó las aceleradoras TechPYME y TechBA, que ofrecen apoyo a nivel nacional e internacional respectivamente.

Estas aceleradoras se han convertido en ejemplo y modelo que otros países, como Colombia y Chile, Uruguay, tratan de emular.

Hace dos años FUMEC abrió la Incubadora de Empresas de Alimentos y Agronegocios, que busca que los productores se sientan empresarios, es decir, tengan visión y capacidad de organización.

Durante 2014, estos programas apoyaron a un total de 461 empresas mexicanas para mejorar su oferta de valor, sus planes y estrategias de negocio, y generar proyectos de innovación con miras a lograr ventajas competitivas y crecer.

Un distintivo de FUMEC es que se trata de una organización que aprovecha la relación entre México, los Estados Unidos y Canadá para conformar redes de empresariales y de innovación que apoyan a las empresas mexicanas cuando buscan conquistar nuevos mercados.

Como parte de la colaboración con Norteamérica, FUMEC participa en las iniciativas binacionales MUSEIC y FOBESII, la primera dirigida a fortalecer la colaboración sobre emprendimiento y la segunda en educación.

En este marco, además de los programas mencionados, FUMEC promueve tres nuevos programas dirigidos a enriquecer el ecosistema empresarial mexicano:

* I-Corps: que apoya la creación de startups para comercializar tecnologías surgidas de la academia.

* Consorcios Universidad-Industria (I/UCRC en inglés): dedicados a formar grupos de trabajo con empresas y universidades (se están formando tres consorcios en las áreas de: Logística y Distribución, Mantenimiento Inteligente y Preventivo, y Materiales y Aleaciones Avanzados no Ferrosos).

* Iniciativa de Manufactura Inteligente: lanzada en noviembre de 2014, que impulsa la colaboración de empresas manufactureras en la frontera México-Estados Unidos.

“La colaboración entre México y los Estados Unidos en cuanto a emprendimiento y educación está en uno de sus mejores momentos, por eso en FUMEC queremos aprovecharla e invitar a las empresas mexicanas a utilizar los apoyos diseñados para ellas, que busquen nichos de mercado con alto potencial de crecimiento y se preparen para ser más competitivas”, comentó Fernández de la Garza.

El ejecutivo invitó a las pequeñas y medianas empresas innovadoras a ponerse en contacto con FUMEC para acceder a sus programas de apoyo, esto mediante el correo electrónico: comunicacion@fumec.org

Un libro que revela las claves del éxito en el siglo XXI, en que la innovación será la base de la prosperidad de los países y de las personas. En esta obra desfilan atractivos personajes: desde un célebre chef peruano, pasando por un joven ingeniero mexicano especializado en drones, hasta el más exitoso director técnico de futbol de los últimos tiempos. Se trata de un libro con un gran arsenal de lemas motivacionales para los emprendedores y para aquellos lectores interesados en aprender de experiencias innovadoras.

¿Qué debemos hacer como personas y países para avanzar en la economía de la innovación? ¿Qué debemos hacer para producir innovadores de talla mundial, como Steve Jobs?

Para averiguarlo, Andrés Oppenheimer, el periodista latinoamericano más galardonado a escala internacional, explora los secretos de las brillantes trayectorias de varios innovadores en la actualidad.

En este libro, Oppenheimer ofrece al lector una notable serie de experiencias innovadoras de éxito en ámbitos como la educación, el deporte, la salud y la tecnología. A partir de reveladoras entrevistas con varios de los empresarios e investigadores más importantes en la actualidad, el autor pone en evidencia cómo América Latina puede insertarse de manera efectiva en la «economía del conocimiento», generar creatividad rentable e innovación colectiva.

Entre otros, analiza casos como el de Pep Guardiola, el entrenador de futbol que llevó al club Barcelona a su época más gloriosa; el chef Gastón Acurio, quien convirtió a la comida peruana en un motor de crecimiento económico; el estadounidense Bre Pettis, un ex profesor que está revolucionando la industria de las impresoras 3D; o Sir Richard Branson, el magnate británico que está creando una industria de turismo espacial.

A partir de esas historias, con su lucidez y amenidad habitual, Oppenheimer extrae conclusiones concretas para ayudarnos a detonar el gran potencial creativo hispanoamericano.

Hoy en día —sostiene el autor—, la prosperidad de los países depende cada vez menos de sus recursos naturales y cada vez más de sus sistemas educativos, sus científicos y sus innovadores. Los países más exitosos no son los que tienen más petróleo, más reservas de agua o más cobre, sino los que desarrollan las mejores mentes y exportan productos con mayor valor agregado.

En sus viajes y entrevistas, Oppenheimer halló algunos signos sorprendentemente auspiciosos para América Latina. Lejos de estar condenados al atraso, señala, podemos usar nuestro talento para impulsar y darle cauce a nuestra creatividad. La innovación se está democratizando y está cada vez más cerca de nosotros. El autor comparte con los lectores lo que aprendió de algunos de los innovadores más destacados del mundo, y como conclusión desarrolla las claves de lo que considera los «cinco secretos de la innovación».

Andrés Oppenheimer es uno de los periodistas más influyentes de la lengua española. Nacido en Buenos Aires, estudió Derecho en la Universidad de Buenos Aires y luego obtuvo una maestría en periodismo de la Universidad de Columbia. Fue jefe de la corresponsalía de The Miami Herald en México, y encargado de la cobertura del periódico en Colombia, Panamá y otros países. Antes trabajó durante cinco años en The Associated Press y ha colaborado para The New York Times, The Washington Post, The New Republic, CBS News y la BBC de Londres. Actualmente es el editor para América Latina y columnista de The Miami Herald; analista político de cnn en Español y conductor del programa de televisión Oppenheimer Presenta.

Es autor de los libros Basta de historiasCuentos chinosCrónicas de héroes y bandidosLos Estados desunidos de LatinoaméricaMéxico en la frontera del caos y La hora final de Castro. Entre numerosos premios y reconocimientos, fue ganador del Pulitzer de 1987 junto con el equipo deThe Miami Herald que descubrió el escándalo Irán-Contras; recibió los premios Ortega y Gasset del periódico El País de Madrid (1993), el Rey de España otorgado por la agencia EFE (2001), el Maria Moors Cabot de la Universidad de Columbia (1998), el Overseas Press Club Award (2002) y el premio Emmy Suncoast de la Academia Nacional de Televisión, Artes y Ciencias de Estados Unidos (2005). En 2004, recibió un doctorado honoris causa en Educación por la Universidad Galileo de Guatemala.