Ahora se nos hace muy natural estar conectados con el mundo entero sin necesidad de usar cables. Es una maravilla a la que estamos ya acostumbrados, ya sea en casa en la comodidad de nuestro sillón favorito o en una cafetería, librería o restaurante, o en el aeropuerto mientras esperamos la salida de nuestro vuelo. Todo gracias a las ondas de radio.

Por Guillermo Aguilera

Sin embargo, las ondas de radio son sólo una parte del espectro que puede servirnos para conectados con nuestra información y nuestros amigos, familiares, compañeros de trabajo y socios de negocios. Pronto podríamos acceder al mundo de información de las redes con sólo encender la luz de la habitación.

Recientemente un físico alemán, Harald Haas, ha encontrado una nueva forma de conectividad a la que llama “información a través de la iluminación“. Haas ha logrado enviar datos por medio de fibra óptica, emitiéndolos desde un foco LED. Este tipo de lámparas pueden variar su intensidad a una velocidad mucho más rápida de lo que el ojo humano puede seguir. En esencia, Hass utilizó el mismo principio de los controles remotos que funcionan con rayos infrarrojos, pero con una nueva y más poderosa utilidad.

Según el científico alemán, este nuevo invento, que él llama D-Light, puede producir tasas de transferencia de datos a más de 10 megabits por segundo. Esto es más rápido que el promedio de las conexiones de banda ancha.

Gracias a este descubrimiento, no está lejano el día en que toda la información que se transmite entre computadoras portátiles, los teléfonos inteligentes y las novedosas tablets se mueva a través de la luz en una habitación.

¿Te Imaginas los usos que se pueden dar a esta tecnología? Por ejemplo, acceso público a Internet a través de las lámparas del alumbrado público. Y para quienes están preocupados por la exposición a las ondas electromagnéticas, cuando esta nueva tecnología esté en auge, no habrá ya de qué preocuparse.