CervezaEs casi una regla: no debes tomar cerveza directo de la botella. El cuello es pequeño y no libera los aromas adecuadamente, además de que mientras se consume, la botella se calienta rápidamente, evitando que la cabeza de espuma, la textura, brillantez y color se puedan apreciar.

El vaso o copa en la que se sirve la cerveza es tan importante como la cerveza misma, ya que está hecho para explotar las cualidades, sabores y propiedades únicas de cada una de ellas.

Usualmente, cada marca y estilo de cerveza tiene su propio vaso. Es por eso que te presentamos los 12 vasos más comunes y los tipos de cerveza que podrás tomar en ellos.

 

 

stein

1. Stein: También conocida como jarra alemana, es un tarro de cerámica utilizado principalmente para servir cervezas tipo lager de estilo Viena, Munich o Bock. Es perfecta para los días de calor, ya que ayuda a mantener la cerveza fría por más tiempo. Generalmente están decoradas de forma artesanal.

 

 

 

Thistle2. Thistle: Es el vaso que se debe de utilizar para disfrutar de una cerveza estilo Scotch Ale escocesa. El cristal tiene la forma de una flor de cardo, que es la flor nacional de Escocia.

 

 

 

 

Chalice3. Chalice: Se trata de una copa de boca muy ancha, tallo grueso y de base fuerte, ideal para cervezas intensas y aromáticas. Su forma permite una excelente apreciación de matices, formación de espuma e invita a beber de forma pausada y disfrutar la complejidad de las cervezas servidas. Las cervezas trapenses, de abadía y Ale de origen belga, se deben tomar en este tipo de vaso.

 

 

Flauta4. Flauta: Este tipo de vaso está diseñado para retener algunas de las propiedades que se encuentran también en el champagne. Estas copas poseen un carbónico pronunciado, lo cual permite apreciar la subida de las burbujas en forma de cascada. Además, resaltan el intenso aroma de la cerveza, todo desde una presentación visual muy atractiva. Generalmente tiene un tallo largo y delgado, para evitar que la mano entre en contacto con la delgada pared de vidrio y que la cerveza se caliente. El cuenco de la misma crea una buena retención de espuma. Las cervezas gaseosas y afrutadas, como la Faro, Fruit, Gueuze, Kriek y Pilsner, son ideales para este tipo de vaso.

 

TarroAmericano 5. Tarro Americano: Son robustos y de vidrio grueso, usualmente con hoyuelos de forma cuadrada, circular o hexagonal. Tienen una gran capacidad y un asa que impide que la mano caliente la cerveza. Están pensados para chocarlos a la hora de brindar. Las cervezas que se vierten suelen disipar rápidamente su espuma. Se recomienda tomar con cervezas tipo Amber Lager, Brown Ale, Doppelbock, Dunkel, Pale Lager, Pilsner, Smoked e Imperial Pils.

 

 

Pilsner6. Pilsner: Se utiliza para tomar muchos tipos de cerveza ligeras como la lager y la Pilsner. Son vasos altos, delgados de la parte inferior y anchos en la parte superior, con forma cónica. Su forma esbelta favorece a las cervezas cristalinas y permite la retención de espuma para mantener el sabor y aroma del lúpulo.

 

 

 

Nonic7. Nonic: Es uno de los vasos más utilizados en los pubs ingleses para servir cualquier tipo de Ale británica, Porter o Stout. Su ensanche que sobresale a los lados del vaso permite que al agarrarlo, se aísle la temperatura de la mano.

 

 

Snifter8.- Snifter: Su amplia superficie inferior redondeada está diseñada para aumentar la transferencia de calor de la mano y alcanzar la temperatura deseada de consumo. La parte superior se estrecha hacia adentro para potenciar y capturar el aroma. El vaso destaca la espuma de las cervezas fuertes y con cuerpo, con más de 8% de alcohol. Se recomiendan las cervezas belgas, Indian Pale Ale, American Strong Ale, Imperial Stout, Mead, Sour Red Stout.

 

Stange9. Stange: Es un vaso alemán de forma cilíndrica, largo y estrecho que permite una buena concentración de espuma. Se utiliza para tomar cervezas Altbier y la Kölsch.

 

 

 

Tulip10. Tulip: Su diseño en forma de tulipán captura las cualidades aromáticas de la cerveza, mientras que su boca ceñida permite la formación de una capa gruesa de espuma. Da sensación de sosiego y es perfecta para disfrutar las cervezas espumosas de forma calmada, como la Belgian Ale, Abbey Dubbel, American Pale Ale, Foreign Stout, Gueuze y Saison.

 

 

Weizen11. Weizen: Su nombre significa trigo en Alemán. Este tipo de vaso tiene una forma estrecha en la base que se redondea y ensancha hacia la parte superior permitiendo controlar la espuma de las cervezas. Su forma permite una buena gasificación y formación de espuma que corona de forma impecable la cerveza. Perfecta para cervezas tipo Belgian Witbier, German Hefeweizen, German Kristallweizen y Wheat Ale.

 

Shaker12. Shaker: Es similar al Nonic, pero sin el ensanche que sobresale. Es un vaso de media estatura que ayuda a formar una buena espuma. Es perfecta para cervezas tipo Almber Ale, Amber Lager, Dry Stout, Golden Ale, Imperial, Porter, Stout y Wheat Ale.

En la cadena productiva del café todos los pasos y las manos que intervienen son fundamentales; en cada una de las etapas se busca conseguir los mejores resultados para lograr un buen café.

El proceso del tueste del café “se divide en tres fases. En la primera fase se hace la evaluación de la semilla en verde, se conoce la semilla, su terruño, origen y cualidades; es en esta primera fase en la que se identifica toda la información relevante para poder diseñar una curva de tueste”, explicó Jorge Sotomayor, tostador en jefe de Café SublimeTostador de Taza de Excelencia México y jurado del Premio Sabor Expo Café al hablar del tostado, una de las etapas más importantes en la cadena productiva del café.

“La curva de tueste es la segunda fase. La curva de tueste corresponde a la relación entre tiempo y temperatura y se diseña de acuerdo a la información que tengo del café. Ésta información me va a ayudar a determinar la mejor forma de tostar un grano y a definir cómo voy a usar la temperatura, por ejemplo alta al inicio y baja al final”, agregó Sotomayor.

“La tercera fase es la evaluación del café. El tostador tiene que probar su café para obtener el mejor resultado, si no lo prueba, es como si estuviera tostando a ciegas”, continuó el tostador.

Sotomayor también mencionó los diferentes tipos de tueste, “la primera forma de clasificar los tipos de tueste fue la colorimetría, tuestes claros, tuestes medios, tuestes oscuros. Otra forma más reciente de clasificar el tostado es la de las curvas de tueste, en la que se determina qué curva de tueste es la idónea para cada café”.

“Tostar específicamente para los métodos de extracción -que están tan de moda- se está convirtiendo en tendencia dentro del mundo del tostado. Generalmente, para el sector cafetalero de especialidad, los tuestes de color más claro, que fueron expuestos menos tiempo a la temperatura, se utilizan para prepararse en métodos de extracción y los tuestes que son un poco más altos, es decir que están más expuestos al calor se utilizan para espresso”, agregó.

En definitiva, comentó Sotomayor, “el tueste es el responsable de exponer todo el sabor, el perfil y todas las maravillas sensoriales que guarda una semilla en verde. Además de revelar estos sabores, es el responsable de no echar a perder el trabajo del productor, es importante tener en cuenta que los granos llegan a manos del tostador llega después de 4 ó 5 años de trabajo en campo, y el tostador tiene la tarea de hacer un buen trabajo para obtener una excelente taza de café. Los tostadores tenemos el compromiso de exponer un buen un café y un compromiso con el productor”.

Para finalizar, el tostador invitó a profesionales y amantes del mundo del café a que asistan a la cuarta edición de Expo Café & Gourmet Guadalajara, a celebrarse del 27 de febrero al 1 de marzo de 2014 en las instalaciones de Expo Guadalajara, para que conozcan las novedades de la industria, se capaciten y hagan negocios.