La Fundación Sebastian, dentro de su programa de actividades musicales, llevará a cabo su Segundo Festival Primavera Jazz 2012, que reunirá en cinco días a una diversidad de siete proyectos impulsados por cantantes y músicos apasionados de ese género musical que, como dijera el escritor Julio Cortazar, “en su improvisación laberíntica permite todas las imaginaciones”.

Siete conciertos en cinco días,del 26 al 30 de abril, como parte de las actividades por el XV Aniversario de Fundación Sebastian

•Participan: Dulce Resillas, Dannah Garay, Jaramar con Caída Libre, Louise Phelan,
Beaujean Project, Alexandra Tischendorf y Matías Carbajal con un Cebiche de Sirenas.
 

Encabezado en su mayoría por mujeres, el Festival Primavera Jazz 2012 contará con interpretes nacionales y extranjeras que en una amalgama de free jazz irán plasmando sonidos como historias donde el argumento es un pretexto para ir recreando la libertad desenfadada que sólo puede producir la máquina musical jazzística.

Dejando fluir los conceptos que definen elementos específicos del jazz como el swing, lo clásico y la fusión, y añadiendo la frescura de un sutil toque mexicano, estas cantantes, músicos y compositores del Primavera Jazz 2012 prometen una festival de lleno de emociones con interpretes que no improvisan sobre un género musical sino sobre armonías como fugas del tiempo y la realidad.

Del 26 al 30 de abril, el público podrá asistir al foro de la Fundación Sebastian para escuchar a importantes exponentes del jazz como Dulce Resillas que con su Morena Proyect, abre el Festival con el primer concierto que se presentará el jueves 26 de abril a las 20 horas. Esta pianista poseedora de una amplia experiencia, discípula de Héctor Infanzón, y que domina ya escenarios nacionales e internacionales, estará acompañada de Emiliano Coronel en el contrabajo, Vladimir Coronel en la batería, Gerardo García en las percusiones, Juan Ramos y Arturo Caraza en los saxofones, músicos que interpretarán las composiciones de Resillas.

El viernes 27 a las 21 horas, tocará el turno a Dannah Garay, una cantante apasionada del jazz clásico que encuentra su inspiración en Nat King Cole, Ella Fitzgerald, Satan Getz, Gal Costa y Frank Sinatra. Garay ha representado a nuestro país en escenarios internacionales con su voz que apasiona y envuelve todas las atmósferas en las que se presenta, lo que la llevó a lograr las 15 mil copias vendidas tras su primer disco Forever & Ever Bossa Nova & Jazz. DAnnah alcanzó la cima en 2011 cuando lanzó su álbum From you…to you, un tributo a Nat King Cole, que tan sólo en la primera semana se colocó en el Top Ten de los discos más vendidos de su género en México.

El jazz fusión estará a cargo de Jaramar, con Caída Libre, tres músicos y un espléndido repertorio que va desde Gershwin, Rodgers y Hart, pasando por Garner y Burke, Brel hasta las profundidades de Leonard Cohen y Edith Piaf. Una voz, una guitarra y un bajo para dejar fluir al público por canciones tradicionales del repertorio del jazz buscando versiones personales como un reto a la improvisación de las emociones esta máquina jazzística. Jaramar Soto, cantante y compositora con más de 20 años como solista, es poseedora de una voz privilegiada que le ha hecho recorrer el mundo, y que lo mismo interpreta música medieval y renacentista, que canciones tradicionales mexicanas e incluso adaptaciones de poemas de Nazahualcóyolt, Federico García Lorca y Jaime Sabines. Ahora acompañada de Daniel López, en la guitarra, y Eliud Ernandes en el contrabajo, inicia una aventura sonora que han llamado Caída Libre, y que se podrá escuchar el sábado 28 a las 17 horas.

La noche del 28 el escenario del foro de la Fundación Sebastian se llenará con la voz de la irlandesa Louise Phelan, que con sus 15 años en los escenarios acompañando Orquestas Sinfónicas, Filarmónicas, Bandas, Cuartetos y Ensambles en países de América, Europa y Asia, ha encontrado en su pasión como solista de jazz swing, soul, funk y blues, la mejor manera de mostrar su delirio por cantar. En dos ocasiones Louise ha vivido en México, y ésta última, en la que lleva ya un año radicando en nuestro país, le parece definitiva para adentrarse en un género musical que en México, asegura, está tan vivo como en Europa. Actualmente trabaja en la grabación de su nuevo disco de jazz con el pianista Alejandro Mercado.

El domingo 29 a las 12 del día, será Matías Carbajal quien al piano acompañe a un Ceviche de Sirenas, pues casi todas las cantantes que participan en el Festival Primavera Jazz 2012, incluida Dulce Chiang, dejarán escuchar sus voces con composiciones de este interprete que encuentra en la música su principal pasión para arreglar desde temas de comerciales o programas de televisión hasta componer el contenido de tres discos de jazz fusión que ya ha editado con el grupo que dirige: Matoys. En el 2000 Matías creó Matoys, un grupo compuesto por cinco músicos que han logrado un lenguaje personal fusionando ritmos jazzísticos, árabes y étnicos mexicanos, entre otros, buscando mostrar su preocupación por una nueva propuesta que no se pueda encasillar y sea como el jazz: una puerta al cambio y la improvisación. La música de Matoys es compuesta por Matías, mientras que Dulce Chiang hace las letras; el resto de los músicos aportan arreglos e interpretaciones para dar el sonido que caracteriza al grupo. Su más reciente material Mictlán, explora música mexicana de fusión integrando elementos tradicionales y folclóricos a un mestizaje sonoro y conceptual en el que hay elementos de jazz y rock.

En el género del acid jazz se presenta Beaujan Project, la propuesta juvenil y fresca de las hermanas Ingrid y Jenny Beaujean, quienes desde los 8 años comenzaron a trabajar en el dominio de la técnica vocal, y a los 15 iniciaron estudios de composición. Egresadas de la Escuela Nacional de Música, donde intensificaron sus conocimientos de armonía y canto de jazz, cumplidos los 18 años formaron parte de la Big Band Jazz de México. Beaujan Proyect es una búsqueda sonora de su propia música, una fusión del jazz con el pop. Las hermanas Beaujean se presentan el domingo 29 a las 17 horas.

La mexicana-noruega Alexandra Tiscehndorf cerrará el Festival Primavera Jazz 2012, el lunes 30 en una presentación que inicia a las 20 horas. Con su Proysen Goes Jazz, esta diva de padre noruego y madre mexicana nos dejará sentir las obras de Alf Proysen, compositor y cantante noruego de música para niños, el equivalente a nuestro Cri Cri en escandinava. El concierto, que será interpretado en noruego, pretende ser un tributo al país que la vio nacer y que abandonó en su adolescencia. Es una reconciliación filial con el folclor musical de Noruega, pero también una propuesta al público mexicano para experimentar un proyecto distinto y único que sea una especia de viaje a través de la fantasía de las leyendas de gnomos y bosques noruegos, que vigilan desde la magia que sólo puede recrearse en la memoria infantil. El concierto consistirá en 10 canciones, acompañadas de imágenes, como parte del jazz experimental de estructura ortodoxa donde el sonido será una fusión entre el folclor noruego y las distintas vertientes del jazz.