La obra Prueba de fuego se presentará en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque. En la obra se abordan temas como la injusticia, la impunidad, la denuncia y la descomposición de la estructura social, política y económica. La temporada, organizada por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), se llevará a cabo a partir de este jueves 18 de octubre y hasta el domingo 9 de diciembre (excepto 1 y 2 de noviembre), con funciones los jueves y viernes a las 20:00 horas, sábado a las 19:00 horas y domingo a las 18:00.

Se trata de una puesta en escena que cuenta con dramaturgia y dirección de Mauricio Jiménez, en la que se plantea la historia de un fotógrafo que está en busca de una imagen poderosa: “El pretexto del personaje de que haga una foto es la misma que acontece cuando uno está creando”, comentó Mauricio Jiménez.

Destacó que a través de la obra Prueba de fuego se intenta denunciar la injusticia que existe en la actualidad, “esa herida abierta con la que vivimos”, a través de la participación de un gran equipo de trabajo: los actores Diana Fidelia y Tomás Rojas, además de la presencia de Teresa Alvarado en el vestuario y el diseño sonoro de Ari Bickman.

“Cada uno de los personajes son muy contundentes, y el vestuario y la música son símbolos que dan las cuestiones de poder tratando de retratar una semejanza poética”, expuso en conferencia el actor y director de escena.

Explicó que en la obra la sugerencia es más que lo convulsivo y se busca lo sugerente en la actoralidad y el vestuario, lo cual hace una obra abierta y no cerrada “La imagen es lo atractivo que tenemos, el detener las formas es cautivador, es un discurso muy contemporáneo y qué mejor que presentar en la obra a un fotógrafo que quiere captar una imagen, y por eso la obra es una imagen de lo que está sucediendo en México; es un documental subjetivo”, aseguró Jiménez.

Por su parte, el actor Fernando Flores destacó que el fotógrafo que aparece en la historia busca desentrañar el origen del dolor a través de la imagen que encuentra que está en él; mientras la actriz Diana Fidelia comentó que representa dos personajes: la esposa del fotógrafo y la mujer luchadora con un ideal de generar una nueva moral; “ambas hablan de lo que nos rodea, y de lo que hará el individuo por su parte”, dijo la actriz.

Sobre la música, Ari Bickman destacó que dentro de la obra existen momentos puntuales que tienen que ver con la sonoralidad, y que la canción que se escucha en la radio muestra el contraste de lo que se presenta en la obra remarcando la felicidad, el alivio y la belleza que existió en algún momento.