1,900 millones de dólares pretende pagar el sello Universal Music para comprar a su competidor británico EMI, según dio a conocer la Comisión Europea.
Universal, perteneciente al grupo de medios francés Vivendi, espera la aprobación de las autoridades de la Unión Europea para realizar la operación, la cual deberá ser analizada con profundidad debido a la gran participación de Universal en el mercado mundial de la música el cual llegó al 26.5 por ciento.
De consolidarse la compra, la compañía resultante controlaría más del 50 por ciento del sector en algunos países europeos. Un ejecutivo de la Unión Europea (UE), dijo que se anunciará antes del 23 de marzo si se permitirá el negocio.
Una organización llama Impala y que representa a las compañías de música independiente de Europa, pidió a los reguladores que eviten la fusión, argumentando que reduciría el número de competidores y daría a la empresa resultante un mayor control del mercado online.
Impala se opuso a la fusión en 2004 entre Sony y BMG, a pesar de lo cual, la operación recibió el visto bueno de la Comisión. Después, el segundo tribunal más importante de la UE bloqueó el acuerdo y criticó a la Unión Europea por no aportar una explicación clara de su decisión. Finalmente, los reguladores de la UE permitieron la fusión en 2007. Cuántos juegos.