Future Sound of Egypt (FSOE) es un programa de radio semanal transmitido en todo el mundo y enfocado en la música Trance. Cada aniversario lo celebra con un evento simultáneo en 4 países distintos y para su show 300, junto con Praga, Ámsterdam y Buenos Aires, México D.F. fue uno de los anfitriones.

Por Víctor M. Aguilera
@juanoctambulo

Fotos: Tania de la Mora
@tandemoi

El sábado 10 de agosto la fiesta empezó en el Pepsi Center a partir de las 2 de la tarde. El mexicano Jorge Nava fue el primero en dar vida al escenario, seguido del también compatriota Alpha Force (Alberto Ramírez), quien además estuvo acompañado por la voz de Edmundo Gómez Moreno y que juntos forman el proyecto alterno Light & Wave.

Sin embargo, dado que el tiempo se había terminado media hora antes de acuerdo a lo programado, la música fue interrumpida de golpe. Los abucheos no duraron mucho, pues los británicos de Neptune Project subieron inmediatamente a la pirámide que sirvió de escenario y reiniciaron el espectáculo con una selección musical más melódica.
Al terminar el DJ Set del dúo, un espectáculo de danza aérea se apoderó del escenario mientras Bjorn Akesson iniciaba una mezcla más energética y bailable que se extendió hasta las 8 de la noche, aproximadamente.
El programa indicaba que Shogun debía iniciar su presentación a las 7, pero los planes cambiaron y Sied Van Riel fue quien puso a bailar al público durante dos horas más de música Trance.
Cuando Shogun finalmente llegó, sólo tuvo 30 minutos para hacer lo suyo. Pese a ello, su set destacó porque cambió el giro de todo el festival y animó al público con un poco de Trouse, House y demás estilos de EDM. Con nuevos clásicos como Cannonball de Showtek y Justin Prime, su presencia fue breve pero dejó huella.
Luego tocó el turno del invitado especial, el germano-pakistaní Roger Shah, quien regresó al Trance con un set durante el que aprovechó varias veces para tocar en vivo un pequeño teclado con el cual acompañó los beats que hicieron saltar y bailar a los fanáticos de la electrónica.
Para cerrar con broche de oro, Roger Shah cedió el trono a los faraones del Trance y responsables del FSOE, Aly & Fila, quienes prepararon un DJ Set en compañía de John O’Callaghan. Los bailarines volvieron a volar por el escenario mientras el trío hacía sonar desde canciones propias hasta melodías emblemáticas como Born Slippy.NUXX de Underworld.
El FSOE no es un caso aislado: son cada vez más los festivales de música electrónica que se organizan en nuestro país y aunque todavía no alcanzan las proporciones titánicas de eventos similares, es notable que el público de estos géneros musicales sigue en aumento. Los DJs más reconocidos del mundo lo saben, así que quizá sólo sea cuestión de tiempo para que tengamos un festival de música electrónica verdaderamente internacional.