“El albur permite desarrollar la inteligencia emocional y utiliza un lenguaje muy amplio, de ahí que sea un ajedrez mental”, asegura el escritor Alfonso Hernández, quien impartirá con Lourdes Ruiz , La Reina del Albur, el Diplomado en albures finos ¡Tepito bravo! 2013, los días martes 12, 19 y 26 de febrero, así como el 5 de marzo, de las 10:00 a las 12:00 horas, en la Galería José María Velasco del INBA. Entrada libre.

El escritor señaló que Tepito es el lugar emblemático de la Ciudad de México, ahí pervive la esencia de la picardía mexicana: “Nuestro interés radica en reivindicar esa picardía que forma parte de la fenomenología del relajo, es decir, que se está utilizando un lenguaje muy acotado”, comentó el cronista.

Afirmó que las sesiones del diplomado también sirven de risoterapia: “A la gente le interesa saber por qué este discurso alburero está vedado para las damas, por ejemplo ”, indicó Hernández.

Comentó que como integrante del Centro de Estudios Tepiteños se ha unido a la Galería José María Velasco del INBA, ubicada en esta zona popular, para mostrar otra de las expresiones que perviven en el barrio, un tanto estigmatizado, con el fin de demostrar que el albur es un ajedrez mental, un aprendizaje que no tiene necesariamente que llegar a la grosería, afirmó.

Cualquier persona puede acudir al Diplomado en albures finos…, donde se les proporcionará los métodos básicos de la picardía de Armando Jiménez y el cancionero alburero de Chava Flores, entre otros materiales, para entender un poco el sentido de lo que es la verdadera picardía.

Al final de las sesiones, cada integrante entregará un ensayo en torno al albur: “Muchos se han dado cuenta de que entre más complejos tenemos, contamos con menos reflejos para entender un albur fino, que no es ofensivo ni abusa de la ingenuidad del interlocutor, sino simplemente muestra todas las opciones que tiene una persona al contar con una cultura y un lenguaje muy amplios”, explicó.

Recordó que la utilización del albur es una costumbre muy antigua, su huella puede rastrearse en Francisco de Quevedo: “El albur puede ser la causa de la poesía erótica”, consideró Hernández, y señaló que, gracias a la dominación de los albures finos, “la gente desarrolla su inteligencia emocional, le toma más alegría y sentido al habla, a la vida y a las cosas, olvidándose de la mojigatería”.

Informó que a su diplomado ha acudido gente de todos los estratos sociales, culturales y geográficos, desde amas de casa hasta estudiantes y maestros de lingüística, semiótica y literatura: “El albur es un lenguaje jovial, jocoso y lúdico, y estas son características muy propias de los mexicanos”, finalizó el entrevistado.


Mayores informes sobre el Diplomado en albures finos, en el teléfono 5772-0542.

 

La Galería José María Velasco (GJMV) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) lleva a cabo el Diplomado de Albures Finos, cuyas sesiones se realizan entre los meses de: febrero-marzo, mayo-junio y septiembre-octubre del año en curso, en su sede de Peralvillo 55, Col. Morelos, Del. Cuauhtémoc.

Después de la nutrida asistencia, durante 2010 y 2011, al Taller de Albures, que se efectuaban una vez al mes dentro de las instalaciones de la GJMV, y a partir de la sugerencia de los participantes para impartir este taller en más de dos sesiones, el INBA a través de la Galería José María Velazco (GJMV), abre el Diplomado de Albures Finos, que consta de 4 sesiones de aproximadamente dos horas cada una, los cuales se imparten a lo largo de dos meses por Lourdes Ruiz, La Verdolaga Enmascarada, y Alfonso Hernández, Cronista y Hojalatero Social del Barrio de Tepito.

Con tres fechas en 2012: la primera se llevará a cabo los días 7, 21 de febrero y 6, 20 de marzo; la segunda el 8, 22 de mayo y 5, 19 de junio, y finalizará este año el 11, 25 de septiembre y 9,16 de octubre.

El diplomado da a conocer la esencia de la matriz cultural que pervive en Tepito, como uno de los barrios más emblemáticos de la ciudad de México. Donde el ethos barrial, y lo tepiteño, se definen como una forma de ser, como un estilo de vida, y hasta como un estado mental, “donde la cultura de la pobreza acrisola y recicla sus propias formas de trabajo y vida, y cuyo lenguaje visual, corporal y verbal forman parte del patrimonio inmaterial contenido en el proceso histórico del Homo-tepitecus al Ñero-en-la-cultura”, según nos cuenta Alfonso Hernández.

En las dos primeras sesiones del Diplomado de Albures Finos, se expondrán los formulismos básicos de el ajedrez mental que verbaliza y conjuga expresiones censuradas, por quienes poseen complejos que evidencian sus pocos reflejos para entender y responder un albur fino.

Para contextualizar la cotidianidad barrial, se alternarán documentos con la historia de Tepito, los escenarios del miedo con los que asustan a los chilangos, y el interés de la enseñanza oficial para denostar al albur. Las dos últimas sesiones serán para interactuar y evaluar el aprendizaje, ya que cada participante deberá entregar un trabajo final, cuya selección pueda publicarse al término del año.

Las inscripciones son a los teléfonos de la galería y solo podrán inscribirse personas mayores de edad.
· El diplomado tendrá tres fechas en 2012, de 4 sesiones cada una, de entrada libre

· Imparte Lourdes Ruiz, La Verdolaga Enmascarada, y Alfonso Hernández, Cronista y Hojalatero Social del Barrio de Tepito