Con la finalidad de  crear conciencia en las personas sobre la importancia de usar bicicleta como un medio de transporte no contaminante, desde hace más de una década se realiza en varias partes de todo el mundo el Bicycle Film Festival (BFF).

El Instituto Nacional de Bellas Artes no es ajeno a esa celebración, y en uno de sus espacios más emblemáticos, el Museo Tamayo Arte Contemporáneo, se llevará a cabo los días 8 y 9 de noviembre, a partir de las 19:00 y 16:00 horas, respectivamente, el ciclo “Bike Movies”, compuesto por cinco programas diferentes. Cada uno tendrá un costo de 40 pesos por persona.

Otros espacios en los que se realizará el BFF son El Imperial, la Galería Prophaeta (donde se presentan ilustraciones de Acamonchi, Alex Bolio, Bronia Stewart, Elizabeth Cacho, Erik Foss, Fernando Eimbcke, Julia Chiang, Matt Lingo, Miguel Calderón, Peter Sutherland, Rodolfo Morales y Stefan Ruiz), la Cineteca Nacional y Tótem canadiense, entre otros sitios públicos y privados. En algunos lugares la entrada es libre y en otros el precio es variable.

El BFF celebra cada fin de año todos los estilos de bicicletas, por ello se ha convertido en un original festival de cine independiente. Además, es un punto de unión entre el mundo de la bicicleta y la cultura, a través de la música, el arte y el cine.

Aseguran los organizadores que “la cultura ciclista se gesta en la calle: la gente pedalea para ir a trabajar, estudiar o simplemente por el placer de hacerlo; recicla sus viejas bicicletas; se junta para practicar trucos con los amigos, o se anima a jugar un partido de Bike Polo. Es el renacimiento de la bicicleta”.

Brendt Barbur, director y fundador de BFF.

Toda esa aventura comenzó cuando Brendt Barbur, director y fundador de BFF, fue arrollado por un autobús mientras viajaba en su bicicleta por las calles de Nueva York.

Disgustado por el trato que se le da al ciclista, decidió tomar acciones para mostrar que la bicicleta es el medio de transporte idóneo. El arte y el cine los retomó como satélites potenciales y poco convencionales para comunicar su postura.

Estableció el BFF en el año 2001. Este festival “eleva y refuerza el perfil de los individuos rodantes, quienes, además de marcar tendencia y promover un estilo de vida saludable, se identifican con la imagen en movimiento, el diseño vanguardista y la música”, afirmó.

Desde hace 13 años, el BFF se ha llevado adelante en más de 40 ciudades de todo el mundo, como Viena, Tokio, Estambul y Toronto. La ciudad de México se ha unido a este movimiento desde hace algunos años atrás.

El BFF se realizará hasta el 10 de noviembre en diferentes espacios culturales de la capital del país.