Desierto viviente: borrego cimarrón, bisonte americano y lobo mexicano repoblarán el desierto coahuilense

0

Saltillo, Coahuila. 30 de agosto de 2017 (Agencia Informativa Conacyt).- Especialistas del Museo del Desierto (Mude) conservan y reproducen diferentes especies de fauna silvestre representativa o amenazada del semidesierto coahuilense, a través del programa Desierto Viviente.

El Museo del Desierto, como parte de su compromiso con la región, generó el programa Desierto Viviente en el 2003. Este proyecto contempló incluir especies vivas en el Mude, que habitan o habitaron la región del desierto chihuahuense, particularmente el semidesierto de Coahuila, y que se consideraran prioritarias para conservación en México como: lobo mexicano, borrego cimarrón, perrito de las praderas mexicano, bisonte, entre otros.

Por Felipe Sánchez Banda

“En el área de fauna, procuramos tener especies representativas y que se encuentran en la Norma Oficial Mexicana (NOM) en alguna categoría. Por ejemplo, lobo mexicano, perrito de las praderas mexicano —que es endémico del noreste—, bisonte americano y borrego cimarrón. Todas esas especies están bajo alguna categoría en la norma, son especies prioritarias para la conservación en México y son con las que, principalmente, estamos trabajando”, detalló Fernando Toledo González, responsable de Fauna y encargado del proyecto Desierto Viviente del Mude.

Algunas de las especies que conserva o reproduce el Mude y están dentro de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 de Protección ambiental de especies nativas de México de flora y fauna silvestres son: el bisonte americano (en peligro de extinción), lobo mexicano (extinto en vida libre), perrito de las praderas mexicano (en peligro de extinción), oso negro americano (en peligro de extinción), borrego cimarrón (especie bajo protección especial), entre otros.

“Son especies que están en peligro de extinción, todo lleva una relación, cada organismo tiene su función en el ecosistema y si mueves uno hay cambios drásticos, puede haber cambios rápidos o muy graduales o muy lentos. Son animales que están dentro de la Norma en peligro de extinción, principalmente por su destrucción o fragmentación de hábitat, directamente relacionado con nosotros los humanos”, subrayó el especialista Toledo González.

Reproducción de especies amenazadas

El Museo del Desierto creció como centro de conservación al recibir animales provenientes de decomisos, abandonos, en cautiverio y con deficiencias, desastres medioambientales como incendios, entre otros. Esto motivó a los directivos del Mude a aumentar el área para contención, conservación e incluso reproducción de especies amenazadas del semidesierto coahuilense.

“Es un compromiso que tiene el museo, relacionado con el trabajo que hace el gobierno mexicano a través de la Secretaría de Medio ambiente y Profepa, ellos son los que, en un inicio, recolectan los animales que fueron sacados de su hábitat natural por la gente, muchos de ellos heridos. Si ellos lo creen conveniente, nos los traen para que nosotros los rehabilitemos y posteriormente hacer una liberación en su hábitat”, indicó José Antonio Valencia Reyes, médico veterinario responsable del Mude.

Toledo González resaltó la importancia de la vinculación con las autoridades estatales y federales en el área medioambiental para obtener buenos resultados en la conservación y reproducción de estas especies.

“Hay que trabajar en conjunto, nosotros, que somos una asociación civil, con las autoridades tanto estatales como federales de gobierno, siempre ha habido mucho trabajo de la mano y creo que por eso nos ha ido muy bien en éxito reproductivo y manejo de la fauna”.

Actualmente, el Museo del Desierto reproduce las especies: lobo mexicano, perrito de las praderas mexicano y borrego cimarrón; próximamente buscan iniciar la reproducción del bisonte americano. En tanto, el oso negro americano únicamente en conservación y están preparados en caso de recibir más especies de este animal en la región.

Reservas naturales

Los especialistas del Mude agregaron que a futuro desean hacer crecer el proyecto mediante reservas naturales fuera de la institución en la región noreste de México.

“Queremos hacer reservas fuera del museo, no solo lo que hay aquí, sino conseguir áreas que vamos a declarar como área natural protegida y ahí poder estar trabajando con los diferentes tipos de fauna que tenemos en el museo”, puntualizó el encargado Toledo González.

El personal del Mude invita a todo el público a visitar sus instalaciones, fomentar la cultura de cuidado del medioambiente, sobre todo en niños, y enfatizaron que todos podemos contribuir a la protección del ecosistema desde casa al no caer en consumo excesivo, limitar nuestra generación de basura y respetar el medio ambiente.

“En la medida que la gente vaya tomando conciencia de la importancia que tiene conservar estas especies, mejorará la cultura de cuidado de las especies y esto será para el bien de todos”, precisó el médico veterinario zootecnista Valencia Reyes.

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!