La piel de venus, en el Teatro La Capilla

0

Después de un largo día de audiciones, Tomás se lamenta por el poco empeño e interés que han mostrado los candidatos. Pareciera que nadie tiene el nivel necesario para asumir el liderazgo del reparto, cuando aparece Wanda, un torbellino de energía desenfrenada y descarada. Wanda tiene todo lo que Tomás odia. Es vulgar, sin cerebro y no se detendrá ante nada hasta conseguir el papel. Tomás le da una oportunidad para mostrar su talento y Wanda le sorprende con una increíble metamorfosis. Provista de accesorios y disfraces, entiende a la perfección el personaje y ha memorizado cada línea del guion. Mientras la prueba se alarga, la intensidad entre ellos se incrementa y la atracción se convierte en una obsesión para el joven.

Con La piel de Venus, el teatro en México contará con un propuesta atrevida, pasional y directa:  Llevar a escena esta osada obra de teatro en pleno 2017 es una oportunidad de dialogar con el público en torno a un nuevo significado del poder dentro de las relaciones humanas.

La obra de David Ives, contará, en esta ocasión, con las actuaciones de Gabriela Zas Montero y Gerardo Trejoluna quienes estarán bajo la dirección de Angélica Rogel. El estreno se llevará a cabo el viernes 28 de julio en el Teatro La Capilla (Madrid 13, Col. Del Carmen) y contará con funciones los viernes (20:00 hrs.), sábados (19:00 hrs.) y domingos (18:00 hrs.) hasta el domingo 17 de septiembre de 2017.

La piel de Venus es una obra que habla de masoquismo, de la objetivación del cuerpo, de relaciones de poder y sumisión, de violencia física y emocional. Esta obra es la posibilidad de reflexionar en torno al ejercicio del poder dentro de la sexualidad, ya que, pese a que propone una situación límite de dos personajes muy poco convencionales, invita a repensar en las dinámicas de pareja que todos ejercemos, en las pequeñas licencias que se otorgan, en los pequeños límites que se cruzan, todo en aras de la permanencia del otro, del amor.

La obra se genera bajo la premisa de la provocación y la misoginia. Propone que la misoginia es fácil de despreciar cuando las evidencias de su existencia son evidentes, pero en el mundo real rara vez lo son. La misoginia está en la cotidianeidad, en los pequeños actos, en las relaciones más cercanas, en las pequeñas injusticias costumbristas de las que somos parte día a día. La ficción es un espacio neutro, lo suficientemente distante para la reflexión intelectual, pero lo suficientemente cercana para la identificación visceral.

Se retrata que vivimos en un mundo erotizado y pareciera que esa sobrexposición al sexo en la que estamos inmersos fuera causalidad de un contexto de vulnerabilidad para el ejercicio de la sexualidad. En nuestro país la situación es incluso más grave, la violencia de género va en aumento y la lucha por la equidad está tomando causes insospechados. Los recientes movimientos sociales que se viven en la clase media, al menos en la ciudad de México, en torno a la equidad y la igualdad, han destapado un problema que venía arrastrándose de años atrás, y han permitido apreciar con claridad la magnitud del status quo machista que con el tiempo aprendimos a normalizar.

A este respecto la directora Angélica comenta “a lo largo del montaje una de las cosas que ha sido punto de conversación y que ha sido el tema sobre el que hemos puesto mucho ojo es el lugar de la mujer en la sociedad y cómo intentamos que ese lugar se modifique y se vuelva totalmente equitativo y justo para ambas partes; así como quitar ciertas visiones del hombre como fuerza fundamental”.

Gabriela Zas Montero y Gerardo Trejoluna son dos actores de gran talento y amplia trayectoria, que bajo la cuidadosa dirección de Angélica Rogel (“Riñón de cerdo para el desconsuelo”, “Usted está aquí”, “Cosas que se dicen”, “El juego de la silla”, “El panfleto del rey y su lacayo”, “Luisa”, “X ha muerto”) podrán adentrarse en la complejidad de este texto. El planteamiento simple y eficaz del equipo de creativos hace énfasis en la elegancia del universo que Ives plantea desde su dramaturgia.

En palabras de la actriz Gabriela Zas Montero esta obra representa “un reto enorme y maravilloso, es la posibilidad de adentrarme en un mundo que, en algunas cuestiones, es muy lejano a mi y en otras, a medida que hemos hecho el montaje, he encontrado que son muy cercanas; es la posibilidad de un viaje lleno de descubrimientos y sorpresas, así que estoy muy feliz de participar en este proyecto y de poder encarnar a Wanda en todas sus facetas”.

“La Piel de Venus es para mí el inicio de un nuevo ciclo, de una nueva manera de pensarme como actor. Después de cinco años de no pisar físicamente el escenario, esta obra me reta a mantener mi presencia continua durante un par de horas sin posibilidad de desaparecer” comenta Gerardo Trejoluna.

Finalmente la directora Angélica Rogel concluye “Desde que leí el texto de La piel de Venus, me pareció sumamente atractivo y hay un tema que me llamó más la atención: los variados juegos de ficción que son muy ricos de probar. Además de eso, me resultó muy atractivo el hecho del lugar de la mujer en el teatro”.

Créditos

Presentan: Petit Comité Teatro y Pispirispis Producciones
Dramaturgia: David Ives
Traducción: Ricardo Kugler
Dirección: Angélica Rogel
Producción: Samuel Sosa
Productores ejecutivos: Gabriela Zas Montero y Ricardo Kugler
Escenografía e iluminación: Víctor Padilla
Vestuario: Fernanda García
Elenco: Gabriela Zas Montero y Gerardo Trejoluna

Precios: $250 entrada general / $ 150 estudiantes, maestros e INAPAM. Venta de boletos en las taquillas del teatro o a través de http://www.redticket.com.mx

Proyecto apoyado por el Estímulo Fiscal a la Producción Teatral EFITEATRO 2016

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!