Ojo con el QTINIA y el QIAPI 1 #charlatanería

0

QiApi1En algunos anuncios de Internet y artículos de revistas sobre cuestiones metafísicas, esotéricas, naturistas, de belleza y del más allá, se habla de que los productos denominados QTINIA y QIAPI 1 tienen extraordinarias propiedades curativas gracias a que estimulan la fotosíntesis humana. En esos medios de escasa credibilidad se dice que las malévolas compañías farmacéuticas —que no quieren perder sus jugosos negocios de venta de medicamentos — las sabotean y denigran a su inventor, el mexicano Arturo Solís Herrera, autor también de una supuesta batería eterna a base de melanina.

Juan José Morales

De entrada podemos decir que, de medicamentos, el QTINIA y el QIAPI 1 no tienen nada.

Charlatán-SolísHerrera

Arturo Solís Herrera, candidato al Nobel de la charlatanería

Tan es así que no han sido registrados como tales, pese a que Solís Herrera afirma muy campechanamente que “reúnen los requisitos éticos, legales y médicos para ser utilizados en humanos”, y que “nuestros colegas estadounidenses que ya lo utilizan (pero de los cuales no cita el nombre de uno solo), mencionan que QIAPI 1 sirve para todas las enfermedades y algunas hasta las cura.”

Añade que “los resultados terapéuticos obtenidos superan nuestras expectativas, pues por ejemplo la mejoría observada en los pacientes de Alzheimer, Parkinson, Delirio, Insomnio y muchas otras rayan en lo espectacular.” También, en una entrevista que se le hizo para una de tantas revistas que se oponen a la vacunación y promueven los supuestos tratamientos alternativos, aseguró “que la estimulación farmacológica de la fotosíntesis humana disminuye la mortalidad de los enfermos de la gripe Influenza H1N1”. Pero —ya habrá sospechado el lector— en seguida se lamenta que los fabricantes de fármacos contra la influenza saboteen su uso para no dejar de ganar dinero.

Lo que no dice Solís sin embargo, es que nada de lo que afirma ha sido demostrado científicamente ni avalado por ninguna autoridad médica. Calla igualmente el hecho de que el menjurje en cuestión no ha sido aprobado como medicamento por las autoridades sanitarias de ningún país, y que en España la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios ordenó que el QIAPI 1 fuera retirado del mercado porque se comercializaba como poseedor de propiedades para el tratamiento de enfermedades sin que se hubiera comprobado tal cosa, y además porque se ignora su composición química.

En efecto, del producto de marras, registrado a nombre de Solís y de su empresa Fórmulas Magistrales, SA, no se revela su fórmula. Simplemente se dice que es un “intensificador de la fotosíntesis humana, a los 30 segundos de colocarse debajo de la lengua, el cuerpo inicia la disociación del agua durante unas dos o 3 horas, por lo que se requiere aplicar más o menos con esa temporalidad (dos gotas debajo de la lengua cada 2 o 3 horas) siempre de acuerdo con la respuesta clínica del paciente”. Y agrega que el QIAPI 1 “activa una serie de reacciones bioquímicas que antes se creía solo existían en los vegetales”.

En esa supuesta acción se basan las grandilocuentes afirmaciones de que el QIAPI 1 sirve para todas las enfermedades (suponemos que para aliviarlas o evitarlas) y algunas hasta las cura. Jamás Solís lo ha sometido a las pruebas clínicas y de laboratorio habituales para probar la eficacia de un medicamento. Y por más que se busque en la literatura científica no se encontrará una sola investigación acerca de ese producto, excepto una, del propio Solís, titulado Photoelectrochemical properties of melanin, que apareció en la revista Nature Preceedings. Pero se trata de una revista no arbitrada —es decir, cuyos artículos no se someten previamente a revisión por especialistas—, en la cual se da cabida a trabajos de cualquier tipo y calidad, incluso preliminares y meramente especulativos.

Realmente, no sé por qué Don Arturo no ha sido propuesto para el Premio Nobel de Medicina de haber creado un medicamento eficaz contra todas y cada una de las enfermedades pasadas, presentes y futuras. La famosa panacea universal. Pero por nuestra parte, le otorgaríamos el Nobel de la Charlatanería. Y a nuestro amigo lector, le sugerimos que no tire su dinero a la basura comprando los inútiles productos de marras.

Comentarios: kixpachoch@yahoo.com.mx

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!