La fraudulenta solución milagrosa para todos los males

0

En Cancún se está promoviendo un llamado seminario —más bien una conferencia— de cierto individuo llamado Andreas Kalcker, según el cual el autismo puede curarse o aliviarse con un compuesto a base de dióxido de cloro —el mismo que se usa para desinfectar baños y excusados—, comercializado principalmente bajo nombres tales como Dioxilife o MMS, abreviatura de Master Mineral Solution (Solución Mineral Maestra), aunque el cloro no es un mineral sino un gas. Tiempo atrás, en enero de 2014, ya habíamos escrito advirtiendo sobre los peligros de este seudomedicamento, pero algunos lectores nos han pedido más información al respecto, así que hoy abundaremos en el tema.

Este es el emblema de la iglesia Génesis II fundada por el charlatán Jim Humble para promover el uso de su falso medicamento MMS. Sus lemas pueden traducirse como “Llevamos salud al mundo” e “Iglesia de la Salud y la Curación”. Algo parecido a ese culto religioso iniciado en Brasil y que se ha extendido por América Latina con la promesa de que sus seguidores dejarán de sufrir.

Este es el emblema de la iglesia Génesis II fundada por el charlatán Jim Humble para promover el uso de su falso medicamento MMS. Sus lemas pueden traducirse como “Llevamos salud al mundo” e “Iglesia de la Salud y la Curación”. Algo parecido a ese culto religioso iniciado en Brasil y que se ha extendido por América Latina con la promesa de que sus seguidores dejarán de sufrir.

Juan José Morales

El menjurje en cuestión lo lanzó en 2006 un tal Jim Humble, norteamericano, que se decía ingeniero aeroespacial de la NASA y afirmaba haber descubierto sus prodigiosas propiedades curativas mientras andaba buscando oro en las selvas de Colombia. Primero, dijo que el compuesto —al cual inicialmente llamó Miracle Mineral Solution o Solución Mineral Milagrosa— era efectivo contra el paludismo, pero luego le añadió una larguísima lista de enfermedades que supuestamente también cura o alivia, desde la apendicitis hasta el cáncer, pasando por la hepatitis, la gripe y todos los males que alguien pueda imaginarse.

Afirmaba también Humble que el MMS había sido probado exitosamente por la Cruz Roja de Uganda en cien mil enfermos de paludismo en ese país y en Kenia, Sierra Leona, Tanzania y Malawi, y habría seguido curando gente en África de no ser porque intervinieron las grandes empresas farmacéuticas y le impidieron proseguir su humanitaria labor.
La Cruz Roja ugandesa no tardó en desmentirlo categóricamente, diciendo que jamás ha hecho pruebas con el brebaje en cuestión. Pero el cuento sigue circulando por la Internet y no faltan quienes se lo crean.

Como el MMS es en extremo peligroso por su toxicidad, y por no haber sido nunca sometido a pruebas clínicas o de laboratorio, en Estados Unidos, Canadá y otros países —incluso los de la Unión Europea— está prohibida su venta. En México las autoridades sanitarias parecen no darse por enteradas de que se comercializa por la Internet y se promueve en conferencias y seudoseminarios.

Pero Míster Humble es un tipo lleno de mañas. Para eludir la prohibición de las autoridades de Estados Unidos de seguir vendiendo como medicamento su peligroso compuesto, fundó una religión denominada Génesis II, se autonombró obispo de ese culto, y promulgó sus “sacramentos”, según los cuales los fieles deben tomar tres gotas de MMS cada ocho horas durante cierto tiempo para curarse o mantenerse a salvo de todas las enfermedades habidas y por haber.

Así, amparado en una supuesta libertad de culto, y dado que en Estados Unidos las leyes son muy tolerantes en esa materia, ninguna autoridad puede prohibir a quienes crean las patrañas de Humble tomar su diaria dosis de dióxido de cloro, pues se les estaría impidiendo ejercer su libertad de creencias. De todas maneras, y para mantenerse a cubierto de las leyes norteamericanas, Humble se mudó a México, donde al parecer todavía vive.

Este es, pues, el MMS, Dioxilife o como quiera llamarse, que ni es medicamento ni cura el autismo, ni el cáncer, ni la hipertensión, ni enfermedad alguna. Que no le digan, que no le cuenten.

Comentarios: kixpachoch@yahoo.com.mx

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!