Vale la pena invertir en tecnología en los centros penitenciarios

0

La vigilancia de un centro penitenciario no sólo consiste en proteger a los reclusos y el personal, tiene que ver también con mejorar los procesos de trabajo y el comportamiento de los internos.

Por: Manuel Zamudio, National Accounts Manager en Latinoamérica, Norte y El Caribe de Axis Communications.

Videovigilancia en cárceles300La videovigilancia favorece en mucho a los centros penitenciarios porque, gracias a la funcionalidad que tienen las cámaras, un solo guardia puede vigilar diferentes zonas al mismo tiempo y de manera simultánea: celdas, pasillos, patios, entradas, salidas, perímetro, además de la supervisión de los internos, haciendo su trabajo más eficiente y mejorando los procesos.

Sin embargo, el problema con el que nos enfrentamos en la mayoría de las instituciones penitenciarias en México es que se minimiza la importancia y el alcance de las herramientas tecnológicas. Algunos tomadores de decisiones requieren mayor capacitación y por lo mismo, no se involucran en el proceso de contratación para ir hasta el fondo y conocer todas las bondades, uso y aplicación de las nuevas tecnologías. En lugar de eso  buscan sólo la cifra final, que mientras más económica sea, creen que es mejor.

Cuando se subcontrata la operación de un reclusorio, como sucede en muchos negocios similares, el contratista sin duda pensará en mejorar su margen de utilidad en la compra a costa del beneficio operativo, abaratando el costo de adquisición en lugar de disminuir el costo total de propiedad de la solución provista. Así, cubrirá una especificación mínima y optará por tecnología que podría ser obsoleta y cumplir apenas requerimientos mínimos, lo que la hace más vulnerable. Tampoco contará con la planeación o la ingeniería que lo respalde y dejará de lado novedades y estándares tecnológicos que buscan de ir por delante de las capacidades de los propios grupos delictivos.

Entonces resulta que siempre estamos atrasados. He notado en más de una ocasión y en diferentes países, que en los reclusorios, al igual que en muchos sistemas de administración de inmuebles e incluso en sistemas de vigilancia urbana, se cubre únicamente lo mínimo necesario, sin darse cuenta que por desidia, bajo presupuesto o falta de capacitación están dando acceso a los sistemas a delincuentes que pueden utilizarlos sin autorización. La prueba es que recientemente hemos visto en las noticias cómo los delincuentes tienen sus propios centros de monitoreo para vigilar a las autoridades y hasta ciudades enteras. Ahora son los delincuentes quienes podrían estar vigilándonos a los demás.

Con decisiones inteligentes y una inversión sustentada es posible conjugar diferentes tecnologías flexibles, escalables y de mayor funcionalidad, como sistemas con reconocimiento biométrico facial conectadas a computadoras centrales de la policía, para reconocer quien entra, sale o visita a los internos; también se pueden integrar soluciones de control de acceso que puedan alertar a los guardias, cuando alguien equivoca alguna contraseña o intenta acceder en horarios o puntos indebidos.

También es muy importante tomar en cuenta el uso de resoluciones adecuadas, formato y porcentaje de compresión correctos, así como, para protecciones perimetrales, utilizar cámaras que capten radiación térmica, luz infrarroja para las áreas oscuras, y con capacidades analíticas básicas como la detección de movimiento, alarmas anti manipulación, detección de audio y muchas otras que se pueden ejecutar desde la cámara misma. Y en colocar, en el lugar ideal, la cámara correcta. No todas las cámaras son iguales.

Como principio básico, es fundamental que la vigilancia o monitoreo llegue al exterior del centro en sitios autorizados y supervisados, para evitar o detectar posibles actos de corrupción al interior con los responsables del monitoreo y poder reaccionar oportunamente en caso de fallas del sistema. Las soluciones de video en red de Axis ofrecen al personal de estos centros  y a las autoridades compartir imágenes en alta definición al exterior, en vivo y grabadas con cualquiera de sus cámaras, para disponer de una visión general de la situación.

Por otro lado, con los sistemas de vigilancia discreta y sonido integrado a las cámaras, es posible escuchar a los internos, interactuar con los guardias, accionar alertas por sonido y detección de pánico, analizar frecuencias específicas —como los disparos de arma de fuego— y tener un mayor control de lo que sucede al interior.

Como expertos en seguridad, sabemos que cada cámara es diferente. De nuestros cientos de opciones, cada una nos ofrece multitud de prestaciones (HDTV, WDR Forénsico, Corrección de infrarrojos o Lightfinder para ver a color con poca luz, etcétera) que garantizan un video nítido y claro incluso en condiciones de iluminación más difíciles.

Nuestra recomendación para los tomadores de decisiones en México, y cualquier otro país, es que se asesoren con los expertos para determinar cuáles son las mejores herramientas tecnológicas y que puedan integrarlas e interactuar entre ellas para brindar los mejores resultados a la sociedad.

En resumen, Axis ofrece soluciones de vigilancia flexible que permiten principalmente:
Acceso inmediato a imágenes en directo y video grabado desde cualquier ordenador o dispositivo móvil autorizado.
Integración sin problemas con su sistema de control de acceso, alarmas de incendio y humo o pulsadores de emergencia, para facilitar una verificación y una respuesta rápidas.
Reducción del número de falsas alarmas.
Máxima eficiencia en la investigación gracias al rápido acceso a las imágenes de video, con una calidad admitida en procesos judiciales y ahorros importantes en consumos de ancho de banda y almacenamiento.
Protección del perímetro con una solución rentable y eficiente.

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!