El asteroide que no impactará a la Tierra

0

TutatisQuizá ya está usted enterado de la apocalíptica predicción de que entre el 15 y el 28 de septiembre próximo un asteroide chocará con la Tierra y provocará una catástrofe en el área del Caribe, incluidos México, Centro y Sudamérica, y que la NASA y el Pentágono ya saben muy bien lo que se avecina, pero se lo tienen muy calladito, aunque el gobierno de Obama ya ha preparado una fuerza militar para imponer el orden después del desastre.

Por Juan José Morales

Lo que usted seguramente desconoce, sin embargo, es el origen de tal predicción: no proviene de ningún investigador o institución científica, sino de un pastor religioso puertorriqueño, de nombre Efraín Rodríguez, quien dijo haber recibido la información directamente de Dios y habérsela transmitido de inmediato a la NASA, pero ésta, naturalmente, no le hizo el menor caso.

El asteroide Toutatis que aquí se ve en una imagen de la NASA, es uno de los cuales se ha dicho que podrían chocar con la Tierra. En realidad, su órbita ya fue calculada para los próximos 400 años y no hay la menor probabilidad de que tal cosa ocurra. Este asteroide, descubierto en 1989, fue nombrado en honor de un dios celta por cierto, se menciona en la conocida historieta francesa Astérix como protector de la tribu de este simpático personaje.

El asteroide Toutatis que aquí se ve en una imagen de la NASA, es uno de los cuales se ha dicho que podrían chocar con la Tierra. En realidad, su órbita ya fue calculada para los próximos 400 años y no hay la menor probabilidad de que tal cosa ocurra. Este asteroide, descubierto en 1989, fue nombrado en honor de un dios celta por cierto, se menciona en la conocida historieta francesa Astérix como protector de la tribu de este simpático personaje.

“Dios —relata el predicador— me mostró una gran roca, un asteroide, que entraba al espacio aéreo de Arecibo en Puerto Rico y salía por Mayagüez dirigiéndose al océano. Eso será a las 2 am. La roca hará impacto en el mar entre la isla de Mona y Mayagüez. Golpeará una falla geológica activa que hay en el área del Caribe, causando un gran terremoto de 12 grados como nunca se ha visto. Doce grados significa la Presencia de Dios en la Tierra”. Como resultado, habrá además un maremoto con olas de cien metros de altura que barrerá una amplia zona del Caribe. Saldo del desastre: 30 millones de muertos de inmediato y 40 millones más por hambre, enfermedades y heridas en los siete meses siguientes.

Pero si la NASA tiró al cesto de la basura el delirante mensaje de Don Efraín (quien, dicho sea de paso, ya había pronosticado dos fines del mundo, en 2013 y 2014), revistas sensacionalistas y sitios similares de Internet lo acogieron con entusiasmo y trataron de darle cierto aire de verosimilitud armando con él batidillos supuestamente informativos que aluden al programa de la NASA de vigilancia de Asteroides Potencialmente Peligrosos. Es decir, aquellos de 150 metros de diámetro o más, que en algún momento podrían acercarse a 7.5 millones de kilómetros de la Tierra y de los cuales se han identificado hasta ahora más de millar y medio.

En particular, y como “prueba” de que Don Efraín no había fumado ni se había inyectado nada extraño y que efectivamente la divinidad le informó del inminente apocalipsis, se menciona el asteroide denominado 2012 TT5 que, en efecto, el próximo 24 de septiembre se acercará a nuestro planeta… ¡a ocho millones de kilómetros! Esto es, demasiado lejos —20 veces más distante que la Luna— para quitarle el sueño a los astrónomos.

Ante la proliferación de reportajes y comentarios, la NASA tuvo que hacer un desmentido categórico. Paul Chodas responsable del programa de vigilancia de objetos próximos a la Tierra, emitió una declaración para dejar bien claro que “no hay evidencia alguna de que un asteroide o cualquier otro cuerpo celeste se encuentre en una trayectoria de colisión con la Tierra. De hecho, ni uno solo de los objetos registrados hasta la fecha tiene probabilidad alguna de impactar nuestro planeta durante los próximos cien años”.

De modo, pues, que no le digan, que no le cuenten que por designio divino habrá una segunda edición de la extinción de los dinosaurios, pero ahora con dedicatoria especial a la pecadora raza humana.

Comentarios: kixpachoch@yahoo.com.mx

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!