Edén: Historia de un quedado del French Touch

0

Eden300Más de una vez hemos hablado en este sitio de la popularidad en la que se ha situado la música electrónica durante los últimos años. No es raro, entonces, que el nuevo gancho del cine sean la vida y obra de Disc Jockeys, ni que se retome el arquetipo del ascenso y caída del rockstar sustituyendo las guitarras y baterías por mezcladoras y computadoras.

Con este espíritu, Mia Hansen-Løve (Le père de mes enfants, 2009) presenta Eden (2014), basada en la vida de su hermano y co-guionista del filme, Sven. Con himnos emblemáticos de distintas eras del House como fondo, Hansen-Løve relata la vida de Paul (Félix de Givry), un joven DJ parisiense que, junto a su amigo Stan (Hugo Conzelmann), forman el dúo de Garage, Cheers.

Por Víctor M. Aguilera C. @juanoctambulo

El argumento de Eden es prometedor, sobre todo para los fanáticos de la música electrónica, y uno esperaría encontrarse con un tratamiento similar al que Michael Winterbottom dio a 24 Hour Party People (2002). Sin embargo, el largometraje, dividido en dos partes, está repleto de escenas inconsecuentes que intentan justificar, sin lograrlo, las poco más de dos horas de duración.

Aunque de la primera parte puede rescatarse la exposición de la mayoría de la banda sonora, no ofrece ningún aporte a la historia. Es hasta la segunda mitad del largometraje que comienza a vislumbrarse una estructura narrativa más allá de fiesta-diálogos intrascendentes-fiesta y que la película, al fin, nos presenta una trama. En sí, la historia podría resumirse en la caída de un soso pero “prometedor” DJ que, debido a sus malos hábitos y peores decisiones, lo pierde todo.

No obstante, esta caída parece afectarle sólo económicamente, pues de emociones no transmite nada más que dos intentos de llanto. Se plantea una supuesta adicción a las drogas, que se presenta más como una inconveniencia financiera (la coca es cara, amigos) que como un verdadero problema. Al final, lo que realmente angustia al protagonista son las deudas y sus fracasos amorosos.

Pese a que Mia Hansen- Løve ha dirigido ya tres películas que preceden a Eden (bien recibidas por la crítica internacional) y a que la historia es la de su propio hermano, Eden parece el trabajo de un novato. La cineasta usa recursos francamente cursis, como el de mujeres superpuestas recitando directamente a la cámara el texto que el protagonista lee en un par de escenas, o un avión con un mapa de fondo para indicar viajes a otros lugares del mundo.

Honestamente, lo único que vale la pena de esta película es la música House a la que rinden, eso sí, un respetuoso homenaje. Se nota el empeño que se puso en conseguir las mejores canciones para acompañar el relato, y todo gracias a Daft Punk: Thomas Bangalter y Guy-Manuel de Homem-Christo realmente conocieron a Sven Hansen-Løve y, con la aprobación de Bangalter, se obtuvieron 3 canciones por 3,000 Euros. Una ganga importante pues, según relata Sven en una entrevista, “Nadie iba a pedir más de lo que Daft Punk recibió”.

Por otro lado, aunque los integrantes de Cheers (en la película) afirman enfocarse en el Garage House y el filme se promueve como una mirada al inicio del French House, en realidad el soundtrack se compone principalmente de Soulful, Deep y Acid House estadounidense. Fuera de Daft Punk, no es posible hablar de House francés sin pensar, cuando menos, en Cassius (quien sólo está presente en la playera de uno de los personajes).

La película tiene muchas carencias, pero refleja un honesto respeto por la música y la cultura que representa. Uno ve muy difícil que ocurra lo mismo con la próxima película con tintes aspiracionales estelarizada por Zac Efron sobre un DJ de EDM, We Are Your Friends, en cuyo tráiler aseguran, sin tono de broma, que para triunfar en ese mundo “sólo necesitas una laptop, algo de talento y una canción”. Próximamente, en su zona del olvido favorita.

Eden se estrena el próximo 7 de agosto, pero mejor su servidor les ahorra la pena y les comparte el Soundtrack:

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!