Cúrese en seis minutos con los dedos #Charlatanería

0

Si hemos de creer lo que asegura un tal Dr. Alexander Loyd, mejor conocido como Alex Loyd, ha llegado el momento de comenzar a cerrar clínicas, hospitales, farmacias y escuelas de medicina. Para reemplazar todo eso, creado a todo lo largo y ancho del mundo con tanto esfuerzo a lo largo de siglos, y para garantizar que todo habitante de este planeta esté a salvo de todas las enfermedades, no hace falta más que repartir a pasto cierto librito que por título lleva El Código Curativo, y en el cual se enseña a la gente a curarse a sí misma mediante el llamado método del Código Curativo Universal, en sólo seis minutos y sin necesitar para ello otra cosa que sus propios dedos.

Por Juan José Morales

Alex Loyd

¿De qué se ríe a mandíbula batiente Alex Loyd? Seguramente de los ingenuos que le dejan buenas ganancias comprando su libro El Código Curativo, en el cual promete curar todas las enfermedades, acabar con el estrés diario, identificar los problemas del corazón y alcanzar el éxito en la vida. Todo ello en sólo seis minutos, y con sólo pasar los dedos sobre ciertos puntos de energía situados en la parte alta del cuerpo.

¿Quién descubrió tan extraordinaria y maravillosa forma de acabar con todos los males habidos y por haber y mantener en óptimas condiciones a cualquier ser humano? Pues nada más ni nada menos que el rey Salomón.

¿En qué consiste el tal método? Pues simple y sencillamente en “la estimulación de cuatro centros de energía ubicados en la parte superior del cuerpo. Estos centros deben estimularse de forma especial con los dedos y gracias a ello el miedo y el estrés, causantes de gran parte de las enfermedades físicas y emocionales, disminuirán logrando bienestar.”

¿Dónde están y cómo se estimulan los tales centros? Compre el libro y lo sabrá.

¿Qué enfermedades pueden curarse o prevenirse de este modo? “La información recibida de todo el mundo incluye curaciones de cualquier tipo de enfermedad física, incluso las más graves. Esto a pesar de que el Código universal y los códigos sanadores en general no se orientan a lo físico sino hacia las fuentes espirituales de nuestros dolores.”

Como decíamos —o más bien como afirma el individuo de marras— el mágico código curativo fue descubierto hace ya sus buenos tres mil años por el sapientísimo y bondadoso rey Salomón. Sin embargo, por alguna ignorada razón cayó en el olvido y para infortunio de la humanidad así permaneció durante esos 30 siglos, lapso en el cual la muerte negra, la viruela, el sarampión, la tuberculosis y otros muchos padecimientos diezmaron al género humano. Pero, para bien de la humanidad, Alex Loyd lo redescubrió en 2001 y ahora está disponible —previo pago del costo del libro en que lo describe— para que todo ingenuo que se crea esta patraña intente curarse pasándose los dedos por el cuerpo.

Y no sólo curarse. “En este libro —dice su publicidad—… también encontrará: Los Siete Secretos para la Vida, la Salud y la Prosperidad (hay un DVD disponible); La Técnica de Impacto Instantáneo de 10 segundos para quitar el estrés diario; Acceso al Buscador de los Asuntos del Corazón, la única prueba en el mundo que identifica los problemas raíz en un reporte personalizado de 10-15 páginas (que puede tomar tan frecuentemente como desee). Este es su kit curativo de por vida para curar los problemas que conoce y aquellos que no.”

Y si curarse de todas las enfermedades habidas y por haber, ya sean de la piel, el cerebro, el hígado, el ombligo, los riñones, las uñas, el bigote, las cejas o el alma no fuera suficiente, en este libro el tal Loyd le enseñará “como alcanzar el éxito”.

Como quien dice, una ganga. ¡Ah!, y de ribete, tiene “garantía por un año”. ¿En qué consiste la garantía? Cómprelo y lo sabrá.

En verdad, lo sorprendente no es que haya charlatanes que ofrezcan cosas como el código curativo universal. Lo sorprendente es que haya quienes se traguen el cuento y entreguen mansamente su dinero a tales timadores. Pero, en fin, de todo hay en la viña del Señor.

Comentarios: kixpachoch@yahoo.com.mx

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!