El virus porno de Facebook: no son hackers, son tus clics

0

clicDesde hace una semana o más, noté que mis contactos de la red social más famosa publicaban con frecuencia una imagen advirtiendo sobre “la entrada de los hackers a Facebook”. La verdad, me dio mucha risa la manera de invitar a que compartas la imagen para cuidar tu reputación pero la ignoré como a muchos otros contenidos virales.

Por Tania de la Mora @tandemoi

Si usted no entiende qué hay de raro en ese mensaje, permítame aclararle que los hackers no van de muro en muro publicando cosas que puedan avergonzarlo sólo para divertirse. “Los hackers” usan herramientas más poderosas que Facebook con una infinidad de motivos e intereses que un usuario común apenas puede imaginarse. Tampoco es que elijan a gente inocente al azar; si cayó en la trampa es porque descuidó su seguridad.

 

A lo que dicha imagen se refiere es a un malware y debería decir “Ten cuidado con los sitios que visitas y los archivos que descargas, pones en peligro la seguridad de tu información y de la mía”.

 

Apenas entendí el alboroto de dicha imagen cuando recibí notificaciones y mensajes de un conocido que me etiquetó en un post con un video pornográfico. Me importa poco o nada si mis contactos ven porno; no me asusta ni me sorprende pero sé que tampoco suelen compartirlo de esa manera. Lejos de preocuparme por la indiscreción del contenido y temiendo haber sido infectada por el malware, me puse a investigar cómo funciona y cómo eliminarlo en caso de que lo tuviera mi computadora pues, obviamente, no basta con decir “yo no fui quien lo publicó” para librarse de ello.

 

Si bien es cierto que los usuarios en cuestión no publican ni etiquetan directamente, sí tienen un alto grado de responsabilidad en la propagación de este virus pues para infectarse debieron intentado reproducir el supuesto video (primer clic). Como no es un video sino una imagen que redirecciona a otro sitio, al intentar reproducirlo de nuevo muestra un mensaje indicando que hace falta actualizar un complemento de video y proporciona un vínculo para su descarga (segundo clic). Es aquí cuando se instala el software malicioso.

 

Para otorgar el beneficio de la duda, pensemos que no era precisamente pornografía lo que pretendían ver aquellos que dieron los clics erróneos. También páginas que aparentan tratar temas relacionados con escándalos de famosos, programas de talento, horóscopos, juegos y un largo etcétera, sirven como gancho para esta clase de filtraciones. No soy nadie para decirle qué ver y qué no en Internet, pero sí le puedo decir que al no tener cuidado pone en riesgo su información y la de sus contactos, exponiéndose, sobre todo, a fraudes.

 

En palabras simples: el supuesto video que está arruinando vidas sociales es un tipo de aplicación que se instala mediante engaños en la computadora para robar información del usuario. Además se hace público y etiqueta a contactos del afectado para que caigan en la trampa. También envía un gran número de mensajes privados con links a los que, por supuesto, no se debe ingresar. Además, el usuario infectado ni siquiera se da cuenta hasta que todos comienzan a reclamarle sus envíos por lo molesto que resultan. En efecto, el usuario no es quien lo hace público, pero en algún momento (por morbo o por error) dio más de un clic donde no debía.

 

Soy consciente de que una vez que se otorgan datos personales a cualquier compañía, sobre todo por Internet, no hay poder sobrenatural que garantice el eterno uso correcto de esa información, pues precisamente para eso son creados y muy bien escondidos este tipo de virus. Sin embargo, me atrevo a asegurarle que si revisa con cuidado las opciones de seguridad de sus redes sociales, si tiene instalado un antivirus y/o antimalware (hay varios gratuitos que funcionan bien, si le preocupa el gasto), y si lee bien antes de dar clic en “aceptar”, no sólo cuidará su reputación, también sus equipos de cómputo, telefónicos y cuentas bancarias.

 

Comparto esto porque considero que, más que ver una imagen de sexo explícito en nuestro timeline, lo alarmante es que la gente no tenga cuidado a la hora de dar un clic. Muchas de las molestas invitaciones a juegos que recibe diariamente en Facebook son enviadas justamente porque sus amigos no se fijan en lo que aceptan o comparten. Muchas mascotas y personas siguen siendo buscadas a pesar de que en los comentarios se aclara que ya fueron encontradas. Si usted ha tenido la curiosidad de ver las fechas, fuentes o comentarios de publicaciones virales sabrá de lo que hablo.

 

Por otro lado, la información sobre qué hacer en caso de tener una cuenta infectada es poca y confusa. Algunos usuarios dicen que cambiando la contraseña, otros que eliminando una aplicación que se instala en Facebook mientras que ESET Latinoamérica se limitó a recomendar estar informado sobre el problema, no compartir contenido sospechoso y descargar actualizaciones únicamente de sitios oficiales para evitarlo.

 

Como siempre, la mejor herramienta es leer e investigar. Por favor invite a sus amigos a que lo hagan.

 


Facebook de SuperMexicanos

 

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!