Cineteca Nacional abre ciclo sobre erotismo y censura en Suecia

0

Desde hoy 10 de junio se exhibirán en la Cineteca Nacional 12 filmes de algunos de los cineastas más atrevidos en la cinematografía sueca. “Estos filmes no sólo son los más representativos del tema del erotismo, también son los más bellos de la época en el país”, afirma el cineasta Jan Holmberg, presidente de la Fundación Ingmar Bergman.

CineErótico

Las cintas eran muy perseguidas por asociaciones civiles que protegían la moral. Pero cuando conseguían estrenarse resultaban muy exitosas: Nelson Carro, director de Difusión y Programación de la Cineteca Nacional.

A partir de la posguerra, en el panorama internacional surgieron novedosas y diversas cinematografías. Entre ellas, el caso de Suecia provocó un revuelo general por sus temáticas. Se trataba de un atrevido cine que se volcó en mostrar con maestría y naturalidad el erotismo, la sensualidad o la violencia, argumentos que en la época obtuvieron el escándalo y la censura en todo el mundo.

Este cine sueco que enfrentó su estética y su temática a la prohibición de la sociedad de la posguerra es el tema del ciclo “Sexo, erotismo y censura en el cine sueco. 1950-1970”, una muestra de 12 destacados filmes que se presenta en la Cinteca Nacional en colaboración con la Embajada de Suecia en México y que estará en cartelera desde el 10 de junio.

En conferencia de prensa el Director de Difusión y Programación, Nelson Carro Rodríguez, habló acerca del panorama histórico que rodeó a estos los filmes que componen el ciclo: “De entre los nuevos cines que surgían después de la guerra, el cine sueco comienza a llamar la atención por tocar ciertos temas tabúes. En principio, los desnudos en Un solo verano de felicidad y en Un verano con Mónica. Y al mismo tiempo, temas fuertes como el adulterio, el incesto, la zoofilia; todos temas polémicos.

Carro agregó que las cintas eran muy perseguidas por asociaciones civiles que protegían la moral. Pero cuando conseguían estrenarse, aún con cortes, resultaban muy exitosas en la taquilla; y México no fue la excepción: “Sin embargo, la mayor parte de los espectadores no iba por los valores cinematográficos de la película, sino por el pequeño desnudo que al final no era tan escandaloso como la gente esperaba. Aunque después hay otras películas que fueron mucho más lejos”.

Por su parte, el Presidente de la Fundación Ingmar Bergman, Jan Holmberg, acompañado por la agregada cultural de la Embajada de Suecia en México, Maja Bentzer, compartió su impresión acerca de los filmes seleccionados: “Lo que me sorprende es que se haya comprendido tan bien la época y la estética de estas películas. Pareciera que en México entienden mejor a Suecia que los mismos suecos. Pues estos filmes no sólo son los más representativos del tema del erotismo, también son los más bellos de la época en el país”.

Holmberg destacó la importancia de contar en el Ciclo con tres filmes de la cineasta sueca Mai Zetterling pues, dijo, “no es común, ni siquiera en Suecia, darle el reconocimiento y la atención a esta cineasta que pudo igualar o incluso superar la calidad del cine de Ingmar Bergman. Ella, muy bella y sensual, comenzó como una actriz más en este tipo de películas, pero luego su carrera como directora comprobó su audacia y su profundo conocimiento del cine. Es muy grato encontrar en esta selección tres de sus filmes, pues quizá por su condición de mujer ha pasado desapercibida en la historia del cine.”

Jan Holmberg que impartirá el día miércoles 10 de junio la conferencia “Sexo, erotismo y censura en el cine sueco. 1950-1970”, adelantó algunos de los temas que compartirá con el público asistente: “Me gustaría destacar que el cine en Suecia que puso tanta atención al erotismo puede pasar desapercibido porque casi en seguida en Francia surgió la llamada Nouvelle vague, que parecía también desinhibida y liberal, pero es importante diferenciar estos movimientos y darle su valor al sueco”. La conferencia tendrá lugar a las 19:30 horas en la Sala 7, Alejandro Galindo.

Para finalizar Nelson Carro remarcó la importancia de estos filmes suecos como una expresión de la época que fue breve por la época en que surgió: “Hay que recordar que este cine sueco tuvo una vida relativamente corta, unos 20 años. A partir del 68, las escenas de sexo o los desnudos no eran difíciles de encontrar en el tema de todo el mundo. De pronto la censura poco podía hacer contra la expresión del cuerpo humano y la sensualidad.”

La selección contempla filmes que fueron exhibidos en México en los años cincuenta y sesenta y que tuvieron entonces un singular éxito en taquillas. Tal es el caso de Un solo verano de felicidad (Sommardansen, 1951) dirigida por Arne Mattson y protagonizada por Ulla Jacobsson.


Facebook de SuperMexicanos

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!