De ovejas y príncipes en un tren

0

Cinco personajes viajan en un tren, literal y metafóricamente. A través de cuentos, cuestionan la vida, el valor de la amistad y las huellas familiares. Encuentran la posibilidad de creer en ellos mismos, de escucharse, de sentir empatía por el otro; independientemente de lo que dicten las reglas de la sociedad.

Esta es la historia de tres niños que han perdido a sus padres y que, acompañados por su tía, viajan en un tren con destino a “La Deriva”. En el trayecto coinciden con un Hombre, pasajero misterioso, quien a través de un cuento, los guía en una odisea de fábula, risas, preguntas y emociones. Este encuentro modifica el rumbo de su travesía, el Hombre seguirá hasta la última estación y ellos deciden bajar en la siguiente: “La Vida”.

Los cuentos están ahí para contarse, sólo es cosas de observar y nombrar…

Centro Cultural Carretera 45 (Juan Lucas de Lassaga 122, Colonia Obrera, México, D.F.)

Fechas: 7 de febrero al 29 de marzo de 2015
Horarios: Sábados y domingos, 13:00 hrs.
Costo: Adultos $90.00 y niños $45.00
Descuento a estudiantes, maestros e INAPAM.

ELENCO:

Daniel Haddad, Romina Coccio, Paulina Sabugal, Carolina Garibay y Miguel Ángel Pichardo.

EQUIPO CREATIVO

De: Patricia Madrid* y Paula Watson
Dirección: Paula Watson
Producción: 3-2-1 Teatro
Productores Asociados: Carretera 45 Teatro y Toloache TV
Gestión: Patricia Madrid*
Diseño de vestuario: Ingrid Sac
Diseño de escenografía e iluminación: Mauricio Ascencio
Música original y diseño sonoro: Lester Paredes
Ilustraciones: Alex Herrerías
Asistente de dirección: José Manuel Majul
Asistente de producción: Jaqueline Ramírez Torillo
Diseño gráfico: Joaquín Murrieta
Difusión: Corina Rojas

*Becaria del FONCA elenco estable de la Compañía Nacional de Teatro de México 2014-2016

*Proyecto beneficiado con el Apoyo a las Artes de Fundación Bancomer BBVA

La intención de montar esta obra, es brindarle a los niños posibilidades para enfrentarse a lo que la vida va dando. Fomentar la aceptación de las cosas tal como son. Regalarles la posibilidad de contar su propia historia. Contando un cuento, sostenemos la idea de que al tomar decisiones, vamos haciendo nuestro destino. Recurrimos a la imaginación como herramienta para comprender la realidad; también al amor, a la intuición, a mirar las estrellas y estrechar al de a lado. También es una invitación a los adultos para que de cuando en cuando, retornen a la infancia, que es sabia y pura. Todos hemos sido niños y nacimos con alma de príncipes.

“Este es mi secreto, es muy sencillo: Sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.”
Antoine de Saint-Exupery

Y este viaje que hicimos juntos, ahora es nuestro cuento, ¡que siempre podremos contar!

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!