El fracking: una advertencia para escucharse

0

Varias veces hemos mencionado en esta columna los graves peligros que implica el método de extracción de petróleo denominado fracking en inglés, o fractura hidráulica si se prefiere la traducción al español. El gobierno de Peña Nieto ha decidido impulsar el uso —por parte sobre todo de empresas extranjeras—, de este procedimiento, que consiste en introducir agua a presión para fracturar las rocas del subsuelo y permitir el flujo del gas acumulado en ellas. El problema estriba en que para lograrlo se usan enormes volúmenes de agua —escasa en las zonas áridas donde se encuentran los yacimientos mexicanos de gas— y una combinación de numerosos compuestos químicos que pueden contaminar los mantos acuíferos.

De manera muy esquemática, este es el método de fracking o fractura hidráulica para extraer el gas natural acumulado en formaciones de rocas de esquisto, como las que hay en el norte de México. Se inyecta a presión agua cargada de diversos compuestos químicos para fracturar las rocas y hacer que fluya el gas en ellas acumulado. Pero el procedimiento conlleva serios peligros de contaminación y requiere una enorme cantidad de pozos que dejan el terreno devastado.

Pues bien: acaba de aparecer una advertencia sobre los riesgos del fracking. Y la alerta no proviene de algún grupo ecologista o ambientalista, sino de la máxima autoridad a la cual recurre el gobierno de la Gran Bretaña cuando necesita una opinión seria y bien fundada acerca de cuestiones de ciencia y tecnología: el Government Chief Scientific Adviser o Consejero Científico Mayor del Gobierno.

En su informe 2014, Mark Walport, presidente del Consejo, señala que el fracking puede resultar tan peligroso y problemático como los asbestos —cuyo uso en tuberías, depósitos de agua, techos y otros productos, provocó gran cantidad de casos de cáncer—; la talidomida, un medicamento que allá en los años cincuenta ocasionó el nacimiento de decenas de miles de niños sin brazos ya que afectaba el desarrollo del feto; el mercurio —usado en procesos industriales—, que al contaminar el agua y los alimentos provoca graves daños al sistema nervioso; los clorofluorocarbonos de los gases refrigerantes, que al escapar a la atmósfera destruyen la capa de ozono y permiten el paso de la peligrosa radiación ultravioleta solar; el plomo añadido como antidetonante a las gasolinas, que contamina el aire y afecta a los seres humanos; o el tabaco, cuyos peligros no es necesario señalar.

“La historia —dice Walport en el documento— está llena de ejemplos de innovaciones tecnológicas y científicas que posteriormente resultaron ser problemáticas. Por ejemplo, los asbestos, el benceno, la talidomida, las dioxinas, el plomo de las gasolinas, el tabaco, muchos pesticidas, el mercurio, el cloro y compuestos que afectan al organismo humano, así como los clorofluorocarbonos, los combustibles ricos en azufre, y los combustibles fósiles en general.”

Son, en fin, muchos los casos recientes, registrados en las últimas décadas, de productos y procesos industriales que comenzaron a utilizarse ampliamente, sin que se conocieran a fondo sus efectos y repercusiones, y que terminaron ocasionando graves problemas ambientales y afectando la salud y la vida de cientos de millones de personas. Finalmente, tuvieron que ser prohibidos, y no pocas veces revertir sus efectos resultó una tarea extremadamente costosa y complicada.

Por ello, el consejero mayor en ciencia y tecnología del gobierno británico recomienda ser extremadamente cautelosos con el fracking y no permitir su uso generalizado sin antes hacer un amplio y detallado estudio de los daños que podría ocasionar.

Ciertamente, viniendo de quien viene, es una advertencia que no puede pasarse por alto. No sólo en la Gran Bretaña sino también en otros países, como México, donde —como decíamos— el gobierno ha dado luz verde al uso de ese método sin medir las consecuencias y pese a las advertencias de expertos en la materia.

Comentarios: kixpachoch@yahoo.com.mx

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!