El punk antes del punk: Death, una banda llamada “Muerte” se estrena en noviembre en el DF

0

Este rockumental, ganador del Premio del Público en el Festival Internacional de Cine de Vermont y en el Best Music Film SXSW, es un entrañable retrato de los principios del punk-rock en la figura de una banda de hermanos negros de Detroit cuyo nombre fue su destino.

 

A través de materiales de archivo, testimonios de artistas como Alice Cooper, Kid Rock o magnates de la industria discográfica como Clive Davis, así como de los hermanos Hackney, los protagonistas de esta historia, este documental realiza un recorrido vivencial y musical por la fugaz carrera de la banda “Muerte”, la precursora del punk antes de que siquiera existiera el punk y las problemáticas que enfrentaron al ser una banda de negros de punk en la década de los 70 en un barrio marginal de Detroit.

El filme, que sigue las vidas de los integrantes de la banda y redescubre su música a más de tres décadas de su primer vinil, considerado hoy una joya de la historia del punk, se estrena el próximo 13 de noviembre en Cineteca Nacional y recorrerá un circuito de sedes culturales como Cine Tonalá, Cinematógrafo El Chopo y La Casa del Cine bajo el sello de Artegios Distribución.

Antes de que el sonido agresivo y salvaje de los Sex Pistols o Los Ramones reventara las radios de todo el mundo y envolviera a los adolescentes de todas las coordenadas del planeta en una marea de punk embriagante y contestatario, una pequeña banda de un barrio marginal de Detroit, en Estados Unidos, sin saberlo descubría a principios de los 70 los primeros acordes de lo que tiempo después se conocería como punk-rock. Tres hermanos negros tocando música estridente en una habitación. Nada parecido a lo que se estilaba en aquel entonces en la comunidad afroamericana de Detroit que gustaba de las melodías suaves del Motown y los cantos celestiales en las iglesias. El universo musical de los Hackney sufrió una revolución cuando escucharon por primera vez a los Beatles, así como a Jimi Hendrix, The Who o Alice Cooper. Fue entonces cuando emulando a sus ídolos aprendieron solos a tocar la guitarra, la batería y el bajo, para conformar una banda que como un recordatorio a la muerte de su padre llamarían “Muerte”, nombre que marcó su destino y fue su perdición.

A través de testimonios, material de archivo con fotos e imágenes en movimiento en blanco y negro, y varios números musicales que invitan al espectador a conocer la potencia de las letras y la música de este trío de talentosos artistas, Death, una banda llamada “Muerte” (2012) retrata el recorrido por la fugaz carrera musical de estos tres hermanos, genios del punk que con mucho esfuerzo lograron editar un EP con el que tocaron puertas en varias disqueras de las que recibieron un rechazo tras otro. A pesar de su calidad, la música de “Muerte” era demoledora, fuerte y de letras desafiantes, ninguna empresa quería firmar contrato con una banda cuyo nombre era “Muerte” y la muerte fue casualmente su destino. El rechazo fue demasiado para la banda: rechazo por tener aquel nombre, rechazo por ser negros, rechazo por interpretar esa música estridente y políticamente incorrecta que nadie comprendía. El desgaste emocional terminó por destruir al grupo provocando incluso la separación definitiva de los hermanos que se enemistaron en particular con David, el culpable de la elección de semejante nombre que los había sumido en el fracaso, pero al mismo tiempo el compositor de las canciones.

Declaraciones de integrantes de Los Ramones, de músicos como Kid Rock o Alice Cooper, o del magnate de la industria discográfica, Clive Davis, intercaladas con impresiones de los protagonistas, los hermanos Hackney dotan de una enorme emotividad al documental, un nostálgico manifiesto acerca del sueño roto de tres adolescentes que tuvieron todo para triunfar y terminaron resquebrajando sus propios lazos familiares. No obstante, Mark Covino y Jeff Howlett, realizadores de Death, una banda llamada “Muerte”, van más allá de la nostalgia para realizar un homenaje a este grupo que fue redescubierto más de treinta años después cuando su vinil, editado en 1979, se rescató de un ático para tocarse en distintos blogs en Internet, más tarde en pubs y antros de diversas regiones del mundo con una fuerza que convirtió a “Muerte” en un fenómeno global, resucitando a una banda que había desaparecido casi antes de nacer.

Death, una banda llamada “Muerte” no es sólo un documental acerca del punk y su surgimiento antes de que incluso el punk fuera punk en la escena musical de los 70, Death… es una historia conmovedora acerca de los lazos familiares y su supervivencia a través de los años, los rencores y desencuentros.

Después de haber sido seleccionada en más de una veintena de festivales internacionales como el Festival Internacional de Cine de Milán, Mar del Plata, el Festival Internacional de Cine de Bilbao, entre otros, y haberse alzado en 2013 con el Premio del Público en el Festival Internacional de Cine de Vermont y también ser la favorita de la audiencia en el Best Music Film SXSW en Austin así como obtener el Premio Re-escribir la historia en el Festival de Cine Underground de Chicago; Death, una banda llamada “Muerte” se estrena el próximo 13 de noviembre gracias a Artegios Distribución en la Cineteca Nacional para después recorrer otros espacios culturales de exhibición como Cine Tonalá, Cinematógrafo El Chopo y La Casa del Cine.

Ficha técnica
Death, una banda llamada “Muerte”
(A Band Called Death, EUA, 2012)
D: Jeff Howlett y Mark Covino. F en C: Mark Covino. M: Tim Boland y Sam Retzer. E: Rich Fox. Con los testimonios de: Dannis Hackney, Bobby Hackney, David Hackney, Don Davis, Alice Cooper, Kid Rock, Elijah Wood, Henry Rollings. Prod: Mark Covino, Jeff Howlett, Jerry Ferrara, Kevin Mann, Scott Mosier, Matthew Perniciaro. Dist: Artegios Distribución.

 

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!