Qué hacer ante el dolor de cóccix

0

El dolor del cóccix puede ser muy molesto. Por fortuna, en la mayoría de casos, el dolor pasa por sí solo en pocos meses, pero mientras dura, se puede tomar algunas medidas para disminuir el dolor. Si el dolor del cóccix durara más de dos meses o empeora, debe acudir al médico.

El cóccix es la estructura ósea al final de la columna vertebral que sujeta el piso pélvico. El dolor del cóccix, afección conocida como coccidinia, por lo general es un dolor sordo en el cóccix o alrededor de éste, que puede tornarse más fuerte o intenso después de permanecer sentado o de pie durante un largo tiempo, luego de orinar o de defecar.

Existen muchas causas posibles para el dolor del cóccix, pero por lo general deriva de alguna lesión sufrida a consecuencia de una caída o por un traumatismo ocurrido durante el nacimiento. También puede surgir por sentarse durante mucho rato sobre una superficie dura y/o en un asiento malo o inestable y en algunos casos, el dolor puede ser consecuencia de los cambios posturales al sentarse debido a la obesidad o al envejecimiento. Sólo en raras ocasiones el dolor del cóccix es consecuencia de algo peor, como una infección, un tumor benigno o cáncer.

El Dr. David Bell, Medicina para Atención Primaria, Mayo Clinic de Rochester, Minnesota, comenta que el dolor del cóccix normalmente no requiere tratamiento médico, pero se recomiendan las siguientes medidas para disminuir el dolor cuando la persona esté sentada: adoptar una postura completamente recta al sentarse, sin arquear la espalda sino apoyarla bien contra la silla, las rodillas alineadas con las caderas, los pies asentados en el piso y los hombros relajados. Si bien es mejor que evite sentarse sobre superficies duras, no es bueno que use demasiados almohadones porque eso puede provocar que se hunda y asuma una postura poco natural y dolorosa al sentarse. Opte, entonces, por una silla con apoyo y moderada cantidad de almohadado.

Si el dolor no se alivia con estos cambios, si se inclina apenas hacia adelante al sentarse con el fin de acomodar el peso del cuerpo podría ayudarle. De igual manera, puede ser útil sentarse sobre un cojín en forma de rosca o de cuña (en V) que permite redistribuir el peso corporal para que no recaiga sobre la zona adolorida. Aplicar calor o hielo en la zona con dolor y tomar analgésicos de venta libre también pueden ofrecer algo de alivio.

De acuerdo con el Dr. Bell, puede aplicar estas técnicas hasta que pase el dolor. En muchos casos, el dolor del cóccix disminuye y reaparece durante el transcurso de varias semanas o meses, y sólo en una minoría dura más tiempo.

Si pese a las medidas mencionadas, el dolor del cóccix persiste más de dos meses o empeora, entonces debería acudir al médico para que lo evalúen y descartar otras causas posibles. En caso de dolor crónico del cóccix, vale la pena consultar con un especialista en medicina del dolor o en medicina física.

Dependiendo de la situación, el tratamiento del dolor crónico del cóccix puede abarcar instrucción sobre técnicas para relajar el piso pélvico, fisioterapia y/o manipulación del cóccix, que por lo general se realiza a través del recto. En ciertos casos de dolor grave o constante, un anestesiólogo u otro experto en el manejo del dolor puede también administrar al paciente una inyección con anestésico o corticosteroides. La cirugía se considera solamente como último recurso y en casos graves, debido a la posibilidad de enfrentar varias complicaciones.

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!