Viaje a las estrellas…un poco de fantasía lindante con la realidad

0

Hace diez años, allá por 2004, escribí para la revista Contenido un artículo titulado “Alcubierre y los viajes estelares”. En él decía que, según los cálculos teóricos de un joven físico mexicano que entonces cursaba sus estudios de doctorado en la Gran Bretaña, sería posible llegar prácticamente en un abrir y cerrar de ojos a cualquier lugar del Universo aprovechando cierta onda o pliegue en el espacio-tiempo a la cual en su honor se bautizó curvatura de Alcubierre. Y ello sería posible —añadía en mi artículo— “con absoluto apego a las leyes de la física, sin caer en las contradicciones y paradojas de que habla la Teoría de la Relatividad de Einstein”.

Por Juan José Morales

Representación imaginaria de la curvatura del espacio-tiempo en forma de ola que impulsaría a una nave interestelar a velocidades inimaginables sin violar la limitación impuesta por la teoría de la relatividad en el sentido de que ningún objeto puede viajar a mayor velocidad que la luz. Este efecto fue descubierto por el físico mexicano Miguel Alcubierre, en cuyo honor se le bautizó como curvatura de Alcubierre.

Esa posibilidad era puramente teórica, pues —según los cálculos del propio investigador, que actualmente trabaja en el Instituto de Investigaciones Nucleares de la UNAM— deformar el espacio-tiempo en la forma requerida para impulsar una nave interestelar exigiría una cantidad inmensamente grande de energía, equivalente por lo menos a la masa de miles de estrellas como el Sol. Ahí parecía haber quedado el asunto, que sin embargo hizo famoso a nuestro compatriota, hoy conocido más por ello que por sus valiosos trabajos en otros campos de la física teórica.

Pues bien: aquello no se redujo a una fantasía científica. Hubo quienes siguieron trabajando sobre la curvatura de Alcubierre, y hace unos días apareció la noticia —aunque un tanto vaga e imprecisa— de que la NASA está estudiando esa posibilidad, que uno de sus investigadores, el Dr. Harold White, ha encontrado que la cantidad de energía necesaria para un viaje a las estrellas sería mucho menor de lo estimado originalmente, e incluso se publicaron dibujos, ordenados por la propia NASA, de cómo sería una nave capaz de realizar tal travesía, que a la estrella más cercana demoraría sólo unas semanas y no 80 mil años como en una astronave convencional.

Pero esto no significa en modo alguno que el viaje a las estrellas esté a la vuelta de la esquina o pueda ser realidad en unas cuantas generaciones. Como señaló el propio Alcubierre, obtener la energía necesaria para formar una curvatura espaciotemporal que impulse la nave como una ola a un surfista, requiere lo que los físicos llaman materia exótica y tiene la curiosa propiedad de que posee una densidad de energía negativa, a diferencia de la materia ordinaria, que tiene densidad positiva. Ambas materias —exótica y ordinaria— se repelerían gravitacionalmente y deformarían el espacio-tiempo en la forma necesaria para formar una “ola” que impulsara a la nave.

La materia exótica se conoce teóricamente desde 1948, y el físico holandés Hendrik Casimir predijo que debido a ella, dos placas eléctricamente conductoras situadas paralelamente muy cerca la una de la otra en el vacío, se atraerían mutuamente. Este fenómeno fue comprobado experimentalmente en 1958. También, ciertas teorías cosmológicas sobre el origen y expansión del Universo indican la existencia de ese tipo de materia, aunque hasta ahora no ha podido ser observada ni, mucho menos, creada.

Podría entonces decirse que en materia de viajes interestelares estamos en una situación parecida a la de nuestros cercanos ancestros respecto a los viajes interplanetarios: aunque sus principios teóricos se conocían desde el siglo XIX, hubo que esperar muchas décadas para que fueran realidad. Construir una astronave capaz de viajar en una curvatura de Alcubierre exige resolver formidables problemas técnicos y científicos, entre ellos el nada desdeñable de producir el “combustible” necesario para impulsarla: materia exótica.

Comentarios: kixpachoch@yahoo.com.mx

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!