El misántropo, el amor imposible más allá de lo convencional

0

El misántropo de Jean-Baptiste Poquelin Molière es una obra que versa sobre el amor imposible en términos mucho más complejos que cualquier historia con un personaje maquiavélico dedicado a crear obstáculos. Aquí, cada personaje es un héroe y un villano que nos invita a reconsiderar conceptos aparentemente antagónicos como sinceridad e hipocresía, perfeccionismo y levedad, coherencia y contradicción.

Por Tania de la Mora @tandemoi

Alcestes, un hombre cuya sinceridad extrema lo condena a la amargura, se enamora de una mujer que posee todas las características por las que odia al género humano. Celimena despierta la pasión de Alcestes, pero su banalidad y afán de mantener buenas relaciones sociales decepcionan los altos estándares éticos del hombre al que ha aceptado amar sin pretensiones.

Decidir quién tiene la razón es sencillamente imposible aunque uno intente adoptar una postura firme pues, si bien la locura de Alcestes por Celimena es un cariño sincero, sus exigentes confrontaciones donde reta la sinceridad de su amada sólo pretenden reforzar su egolatría para calmar su gran inseguridad. Por otra parte, Celimena, quien está dispuesta a aceptar a aquel hombre pese a su peculiar forma de amar, no permitirá que sus convicciones flaqueen.

Molière construyó a Alcestes y a Celimena profundos e inolvidables; la dirección de David Olguín e interpretación de David Hevia y Silvia Navarro dotan de fuerza a los protagonistas. La adaptación de Carmina Narro recupera de manera encantadora el habla barroca de este clásico del siglo XVII. Sin embargo, el intento de colocarlo en un entorno contemporáneo resulta un tanto desafortunado, pues las intervenciones que aluden al uso de tecnología se ven forzadas y el vestuario estrafalario de algunos personajes resulta incoherente con los títulos nobiliarios que ostentan (la misma Celimena parece perder el buen gusto en los últimos actos).

Cabe aclarar que no nos negamos a una adaptación moderna del clásico pero hay detalles que pudieron ser mejor cuidados. No obstante, la puesta en escena es bastante divertida y preserva la crítica a los estereotipos sociales que, indudablemente, siguen vigentes y darán mucho más de qué hablar mientras se sigan “refinando”.

La obra también cuenta con las actuaciones de Sergio Zurita, Andrés Montiel, Judith Inda, Marcela Ayala, Abraham Jurado, Héctor Iván González, Oscar Serrano Cotán y Ricardo Rodríguez, cuyos papeles de extravagantes personalidades regalan un enredo con matices cómicos y románticos a la puesta en escena.

El misántropo o el violento enamorado se presenta los viernes (20:30 hrs.), sábados (18:30 y 20:30 hrs.) y domingos (18:00 hrs) en el Teatro Helénico (Av. Revolución 1500, Col. Guadalupe Inn) del 23 de mayo al 3 de agosto.

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!