William Shakespeare, vigencia perene

0

El 23 de abril se cumplieron 450 años del nacimiento de William Shakespeare. Su ciudad natal, Stratford-upon-Avon, lo celebró el fin de semana del 26 y 27 del mismo mes. El sábado por la mañana más de 2,000 personas participaron en un desfile a lo largo de Bridge Street. Una marioneta de 20 pies de altura (unos 6 mts) de Lady Godiva, creada para los Juegos Olímpicos de 2012, encabezó la comitiva. Tomaron parte en la marcha bandas musicales, personajes shakespearianos y un carruaje tirado por caballos transportó el enorme pastel de cumpleaños. Niños de las escuelas locales depositaron flores en la tumba del dramaturgo en la Holy Trinity Church.

Por Guillermo Velasco Tapia

Gracias a The Shakespeare Birthplace Trust y la Royal Shakespeare Company, los dos jornadas estuvieron llenas de música, contadores de historias, actuaciones de artistas callejeros, talleres para aprender a combatir en el escenario, visitas a las casas shakespearianas, lectura de sonetos y representaciones teatrales.

Globe Theatre

El 21 de abril el Globe Theatre de Londres recordó al bardo de Stratford con un evento gratuito en donde hubo talleres y el espectáculo de improvisación The School of Night. Incluso algunos espectadores participaron actuando fragmentos de las obras del gran poeta. El mismo Globe arrancó su temporada el día 24 con Tito Andrónico. Por otra parte el Victoria and Albert Museum organizó un concurso de pasteles alusivos a la figura de William Shakespeare.

En la ciudad de México el Centro Cultural Helénico preparó un ciclo de actividades (también gratuito) compuesto de conferencias, música isabelina, la proyección de las películas: El Rey Lear (1971), Enrique V (1944), La fierecilla domada (1966), de igual modo presentó las obras teatrales: Ricardo III (con Erando González), Hamlet o el jardín de las suspicacias (dirección Carlos Valencia) y Mendoza (adaptación de El Rey Lear), de Antonio Zuñiga y Juan Carrillo.

Study for The Quarrel of Oberon and Titania

Las informaciones sobre la vida de Shakespeare son escasas e inciertas. Se sabe que fue hijo de John Shakespeare, rico comerciante que cayó en desgracia pocos años después del nacimiento de William. Su madre, Mary Arden, sufrió persecusión religiosa por provenir de una familia católica (Inglaterra ya era anglicana). La educación formal de Shakespeare consistió en unos cuantos años en la Grammar School de su ciudad natal.

Los datos curiosos, especulaciones, mitos y leyendas desbordan la biografía del poeta. Fue bautizado el 26 de abril (el día de su nacimiento es incierto) y murió el 23 de abril de 1616 según el calendario juliano, vigente en Inglaterra en esa época (3 de mayo para el resto de Europa, regida por el calendario gregoriano). Se ha llegado a la convención del día 23 como fecha de nacimiento y muerte por coincidir con el día de Saint George, patrono de Inglaterra y con la muerte de Cervantes (quien murió 10 días antes que el dramaturgo inglés).

Una de las especulaciones más fascinantes está en La trágica historia de la vida y muerte del doctor Fausto, Christopher Marlowe, Editorial Catedra, edición de César Santoyo y José Miguel Santamaría. En la introducción nos cuentan: …Pero ha habido también quien ha sostenido que Marlowe y Shakespeare no son sino un mismo autor amparado bajo dos nombres distintos

La película Anonymous de Roland Emmerich (2011) hace eco de otra teoría muy popular según la cual Edward de Vere, Conde de Oxford sería el verdadero autor de las obras atribuidas a Shakespeare. Se sostiene que piezas con un contenido tan profundo tuvieron que ser escritas por alguien muy bien educado, con posibilidades de viajar y conocer el mundo y no por un mediocre actor analfabeta.

Esta polémica da para mucho y no es el lugar para discutirlo. Lo único que puedo agregar, de manera rápida y superficial, es que: la explicación más sencilla suele ser la correcta (si las obras están impresas bajo el nombre de William Shakespeare es que él las escribió).

Pero ¿por qué 450 años después seguimos hablando de este autor y representando sus dramas y comedias? Sin duda porque logró capturar la esencia humana (lugar común). Como espectadores es imposible no identificarnos e involucrarnos con lo que sucede sobre el escenario. Retomando las ideas de Víctor Hugo, en Prefacio a mis obras y posdata de mi vida, Shakespeare penetra los tres los niveles del Universo: observa lo humano, imagina lo natural e intuye lo sobrenatural.

Su profundo conocimiento de lo humano brilla en sus personajes: los dominados por las pasiones (Ricardo III, Lady Macbeth), los de profundidad psicológica (Hamlet), los de inteligencia vivaz (Beatriz y Benedicto). Retrata no sólo el amor puro (Romeo y Julieta) sino el desamor y la decepción (Otelo y I, Hero y Claudio), la bondad y generosidad (Antonio, Mercader de Venecia), la maldad y la intriga (Yago, Shylock, Regan y Goneril), la estupidez (Malvolio, Don Adriano de Armado), la locura (Ofelia).

La naturaleza es transfigurada para crear seres fantásticos como Calibán y el espíritu Ariel (La tempestad), o dar lugar a Puck Robin buen chico, Oberón, Titania, Grano de Mostaza, Telaraña y Chicharillo, hadas del bosque en Sueño de una noche de verano.

El mundo sobrenatural se hace visible a través del fantasma de Hamlet padre clamando venganza (Hamlet). Del espíritu del rey Duncan, de Banquo y toda una procesión de sombras traídas por un conjuro de las brujas (Macbeth). La conciencia de un más allá siempre está presente y el príncipe Hamlet vocifera: …No estimo mi vida en absoluto… …En cuanto a mi alma ¿qué puede ocurrirle siendo como él cosa inmortal?

Shakespeare lo mismo retrata a un rey que a un mendigo, a un viejo que a un puberto enamorado, a un soldado bobalicón o la princesa más inteligente y sabia. Nada ni nadie le escapa. Destacan los bufones: bribones sabios, cínicos, deslenguados, los únicos capaces de zarandear a un rey y decirle sus verdades. Un desvergonzado e insolente que merece mención especial es Sir John Falstaff que diserta sobre el honor (Enrique IV): …El honor me impulsa a avanzar. Sí, pero ¿y si el honor me conduce a la muerte al avanzar? ¡entonces!…¿Devuelve el honor una pierna rota? ¿Un brazo?… …¿Quién posee este honor? El que murió el miércoles…

Los caracteres shakespearianos son complejos, llenos de brillos y sombras. El más virtuoso de ellos tiene momentos de maldad y de furia, es arrastrado al límite entre el bien y el mal. Así el gran poeta logró crear seres de carne y hueso.

Seguramente en los próximos 450 años seguiremos disfrutando del universo literario que nos regaló William Shakespeare.

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!