Llega a su fin la trilogía Los dominios del ónix negro #ParaLeer

0

Tras haber perdido la segunda piedra a manos de Arématis, los paladines se dan cuenta de que Lylibeth ha sido herida y está en proceso de perder el alma, por lo que debe establecerse una conexión entre Vanessa y ella, aumentando a cuatro el número de paladines conectados entre sí. Gracias a esto, los jóvenes han incrementado sus poderes: cuentan con fuerza y velocidad sobrehumanas y logran escucharse unos a otros a pesar de estar a kilómetros de distancia. Ahora, Vanessa y los demás paladines deberán hallar las dos piedras restantes para hacer frente al malvado Arématis, quien desde que obtuvo el segundo ónix se volvió más poderoso y despiadado que nunca.

Por supuesto, la misión no será fácil. Los acertijos son cada vez más complicados y las trampas que protegen a los ónices son más peligrosas. Sólo la unión les dará una posibilidad de salir victoriosos… aunque no saben que el enemigo está más cerca de lo que ellos creen.

La autora, Adriana González nació en Aguascalientes. A los cinco años le rogó a su madre que le leyera una novela de suspenso nada apropiada para su edad. Escribió su primer cuento a los doce años, pero le pareció tan malo que optó por destruirlo. En la universidad anduvo de carrera en carrera, hasta terminar la licenciatura en enseñanza de inglés.

“Lo más complicado era tratar de cerrar todo sin dejar ningún cabo suelto a menos que sea a propósito, crear este universo pararalelo no fue difícil, pues nada más fue abrir la imaginación”. Adriana González

 

 

 

 

LOS DOMINIOS DEL ÓNIX NEGRO. La unión

Adriana González
Sello: Montena ellas
FINAL DE LA TRILOGÍA

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!