Lo que dejó la XXVI Feria del Libro de Ocasión y el Callejón Condesa

0

En el Casino Metropolitano, ubicado en Tacuba 15, se realizó la XXVI Feria del Libro de Ocasión (del 19 de febrero al 2 de marzo de 2014), organizada por la Coalición de Libreros en paralelo y como complemento de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

En este evento se ofrecen ediciones y títulos descontinuados, que ya no se consiguen en las librerías comunes. Creer que uno quedará sumido en montones de libros viejos mal puestos, un poco maltratados y a precios muy bajos, es un gran error. Tal vez es ésta la misma idea (deformada) que se tiene de las librerías establecidas en la calle de Donceles.

Por Guillermo Velasco Tapia

La realidad es otra. En esta feria hay obras difíciles de encontrar que no han sido reimpresas en mucho tiempo y que no son tan baratas. Indagando, revolviendo un poco y mirando con atención quedarán al descubierto tesoros inesperados. Para abrir boca, enlos dos o tres primeros puestos, únicos en la planta baja, encontré un libro sobre Hernán Cortés y otro escrito por Carlos Fuentes.
Aclaremos que no hay grandes carteles anunciando ofertas, ni anaqueles muy iluminados. Más bien el edificio está sumido en la penumbra. El mobiliario es vetusto y modesto. Han pasado los mejores días del templete donde se realizó la ceremonia de inauguración, en la cual se le rindió un homenaje a Enrique Florescano (por sus aportes a la cultura). Esto demuestra que si no todo lo que relumbra es oro, a veces las cosas de gran valor no necesariamente brillan y refulgen.

Muchísimos libros de arte están a la venta, repartidos por todos lados. Algunos ejemplos: unas cuantas biografías de Diego Rivera, la autobiografía de David Alfaro Siqueiros Me llamaban el Coronelazo por 350 pesos, una especie de catálogo con toda la obra de Auguste Rodin, el famoso escultor francés y otros de la pintora Remedios Varo, de la Capilla Sixtina, del Muralismo Mexicano…
Un puesto contaba con varios volúmenes de los escritores malditos estadounidenses, como Charles Bukowski, William S. Burroughs y hasta uno de Jim Morrison. Con otro vendedor apareció la biografía Retrato Literario de un Artista, Raúl Anguiano. Mi vida, escrita por Luz García Martínez impresa en gran formato, con muchas fotografías y algunas láminas a color a sólo 150 pesos. Es un libro deslumbrante; entre otras cosas nos cuenta cómo este pintor formó parte de una trágica expedición a la selva lacandona para visitar Bonampak.

Más adelante esperaban seis libros de La vida en México durante el periodo presidencial de…, donde se recopilan las crónicas periodísticas de Salvador Novo. Estaban los volúmenes correspondientes a los presidentes Lázaro Cárdenas, Manuel Ávila Camacho, Miguel Alemán, y los tres del periodo presidencial de Adolfo Ruiz Cortines. También a 150 pesos cada uno.

Entre estos estantes se consigue con facilidad la obra de Simone de Beauvoir, desde La mujer rota, Memorias de una joven formal, Los mandarines, El segundo sexo hasta La plenitud de la vida. Los precios van de 140 a 200 pesos por ejemplar, pero si te interesas por dos es posible obtener una rebaja, 350 pesos por el par. La casa que los publicó es Editorial Sudamericana, en el año de 1977.

Otro puesto se destacó por sus títulos taurinos, entre ellos había uno, 400 cornadas mortales y algunas más, escrito por Pepe Alameda, uno de los cronistas de toros más importantes de finales de los años cincuenta y toda la década de los sesenta. Él y Paco “Malgesto” transmitían las corridas para Telesistema Mexicano.

Dos joyas disponibles son la obra teatral de Salvador Novo, Yocasta o casi, en una antigua edición de los Textos de la Capilla y La oración del 9 de Febrero de Alfonso Reyes (estaban protegidos con un forro plástico), cada uno a 300 pesos. La primera no se consigue nueva y la segunda cuesta 129 pesos en Ediciones Era, recién impresa, pero sin valor histórico.

También muy atrayentes son García Márquez: historia de un deicidio escrito por Mario Vargas Llosa, una colección de literatura clásica griega y Otra vuelta de tuerca, de tuerca, de Henry James, novela negra icónica de este género.

Un tip: Si no encuentras el libro que buscas basta con que le preguntes a un librero y él te dirá lo que tiene de ese autor, y aún mejor, sus compañeros de alrededor te ofrecerán, con prontitud, lo que ellos tengan a la venta.

Para esta edición de la feria se reunieron 40 libreros poniendo al alcance del público una gran variedad de títulos (en este artículo se muestra una pequenísima parte de ellos). Su lema es que los libros tienen que llegar a la gente que los necesita. Una de las preocupaciones de este gremio es que los lectores comprendamos que no sólo venden libros usados y baratos, sino que hay ejemplares catalogados como rarezas y piezas únicas (como un ejemplar de La Iliada, de la colección original de clásicos impresos por José Vasconcelos, que actualmente alcanza el precio de 400 pesos).

Lo malo es que dos semanas pasan volando y tendremos que esperar hasta el siguiente año para que este acontecimiento se repita. Lo bueno es que en el Callejón Condesa, que está entre el Palacio de Minería y La Casa de los Azulejos, podemos visitar a estos mismos libreros todo el año. Así es que ya saben, si buscan una obra y no la encuentran, es casi seguro que estará en este pasaje cultural.

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!