Alfonso Cuarón, supermexicano: Óscar por Mejor Director

0

Cuando era niño Alfonso Cuarón soñaba con flotar en espacio. Quería ser astronauta. Aparentemente se olvidó de eso porque su abuelo le dijo que para lograrlo tendría que haber nacido estadounidense… hasta que de alguna manera retomó su sueño y lo cumplió, cuando ya como exitoso cineasta filmó una película de astronautas cuya trama transcurre el espacio y que lo llevó a las estrellas: Gravedad ganó 7 premios Oscar 2014, entre ellos el de Mejor Director.


Alfonso Cuarón Orozco, de 52 años y nativo de la ciudad de México (28 de noviembre de 1961) ha estado casado en un par de ocasiones, primero con Mariana Elizondo (1980-1993) y después con la crítica de cine italiana Annalisa Bugliani (2001-2008). Es padre de tres hijos, Jonas, Tess y Olmo Teodoro. Su hermano Carlos, influido de alguna manera por él, acabó inmerso en el mundo del cine.

El reconocido guionista, productor y director de cine saltó a la fama gracias a su película La princesita (1995). Luego vendrían otros éxitos, como Y tu mamá también (2001,) Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004) y Children of men (2006). Su película más reciente, Gravedad, ha llamado poderosamente la atención y se ha destacado que al filmar ésta el director mexicano logró hacer actuar a la polémica Sandra Bullock. En la entrega de los premios Oscar 2014, ganó 7 estatuillas: Mejor Director, Edición, Efectos Visuales, Edición de Sonido, Mezcla de Sonido, Mejor Música Original y Mejor Fotografía (Emmanuel Lubezki).

Alguna vez la madre de los Cuarón comentó que no se explicaba de dónde había sacado Alfonso su pasión por el cine, pero que desde muy pequeño quería hacer películas. La realidad es que muchas veces los niños Cuarón decían que iban a casa de un amigo o que salían para hacer una tarea pero en realidad se iban a alguno de los tres cines que les quedaban cerca, ahí en la colonia Roma del Distrito Federal. Además también tenían al alcance los Estudios Churubusco, a donde también solían escaparse.

Alfonso entonces no tenía cámara. No fue sino hasta los 12 años, cuando recibió una como regalo de cumpleaños, que pudo comenzar a filmar todo lo que se le atravesaba. Ayudado por su hermano y sus amigos comenzó a grabar breves historias de aventuras y hasta comerciales que él mismo inventaba. Así pasó de la secundaria la preparatoria teniendo buenas calificaciones a pesar de que prefirió irse al cine que entrar a clases. Al fin que bastaba con sentarse el día del examen junto al “matadito” de la clase o llevar un buen acordeón.

Su primera experiencia cerca de un rodaje profesional la tuvo a los 13 años, durante unas vacaciones en Barra de Navidad (Jalisco). En el pueblecito estaban filmando Cabo blanco, estelarizada por Charles Bronson. En cuanto se enteró, Alfonso desapareció de la vista de sus padres hasta la mañana siguiente, pues pasó la noche entera observando cada detalle de lo que ocurría en el set. Al regreso de esas vacaciones adquirió el hábito de pasar las tardes vagabundeando por los Estudios Churubusco, haciéndose amigo de utileros, editores y guionistas.

Definida su vocación, el adolescente Cuarón intentó inscribirse en el CCC (Centro de Capacitación Cinematográfica), pero no fue aceptado porque en ese momento no recibían estudiantes menores de 24 años. Mientras crecía, se puso a estudiar filosofía por las mañanas y por las tardes se la pasaba en el CUEC (Centro Universitario de Estudios Cinematográficos) de la UNAM, donde conocería muchas personas que luego se convertirían en sus colaboradores y amigos, entre ellos Luis Estrada, Carlos Marcovich y Emmanuel Lubezki, quien también ganó un Oscar por Fotografia en los Oscar 2014 con Gravity.

Participó en ese entonces con Luis Estrada en un corto de cine negro llamado Vengance is mine. En el filme se hablaba en inglés y eso disgustó a algunos profesores del CUEC, especialmente, se decía, a Marcela Fernández Violante. El asunto creció tanto que surgió la leyenda de que Estrada (La ley de Herodes, El infierno) y Alfonso Cuarón fueron expulsados del CUEC. Recientemente se ha aclarado que en realidad, decepcionados por la actitud de los profesores, Estrada y Cuarón dejaron de asistir a esa institución.

Durante algún tiempo Alfonso pensó que el cine había terminado para él. De hecho, se puso a trabajar para sostener la familia que había formado con Mariana Elizondo (a quien había conocido a su paso por el CUEC) y su pequeño hijo Jonás. Hasta que un día conoció en el museo donde trabajaba a José Luis García Agraz y Fernando Cámara. Platicando con ellos surgió una oferta para Alfonso: trabajar como técnico de cable en La víspera (1982). De nuevo el cine, su destino inevitable, lo llamaba.

Por supuesto que aceptó. Luego fue director asistente en Nocaut (1984), de García Agraz y en algunas otras películas. También fue director de segunda unidad en Gaby una historia verdadera (1987), que contaba la vida de Gaby Brimmer, además de co-escribir y leer algunos episodios de la serie La hora marcada (1987). Entonces decidió que no volvería a ser ayudante de dirección.

Con su hermano Carlos escribió la historia que sería su primera película, Sólo con tu pareja (1991), qué se convirtió en un éxito de taquilla además de ser aclamada por la crítica nacional. Ese éxito atrajo hacia el joven Cuarón las miradas de Hollywood, cosa que aprovechó para lanzarse a Los Ángeles, donde pasó los primeros tiempos como todo principiante, comiendo en casa de amigos y escabulléndose del casero cuando no tenía para pagar la renta.

Luego fue invitado por Sidney Pollak a rodar en Hollywood, pero el proyecto, que sería dirigido por Alfonso, no funcionó y fue cancelado. Afortunadamente Pollak lo llamó de nuevo y le propuso dirigir un episodio de la serie Ángeles caídos. Así comenzó formalmente su trabajo en el cine de Estados Unidos. Pero su verdadera gran oportunidad en el cine internacional tuvo en 1995 con los estudios Warner Brothers, cuando le propusieron dirigir una cinta para niños, La princesita. Y de ahí, al infinito y más allá.

Habiendo probado las mieles del éxito con La princesita, Alfonso se reunió en México con el productor Jorge Vergara, dueño del equipo de futbol Chivas de Guadalajara y de Producciones Anhelo, para rodar su exitosa cinta Y tu mamá también (2001). Durante la promoción de la película en Venecia conoció a la crítica italiana de cine Analisa Bugliani, con quien comenzó salir. Luego se casó con ella y tuvo dos hijos más, Tess Bu y Olmo Teodoro. Luego se divorció de nuevo.

Un dato curioso: cuando aceptó dirigir la tercera película Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004) Alfonso no había leído ni un solo libro de la saga del pequeño mago. Pero el proyecto le inflamó el corazón, y luego la billetera, porque la película fue hasta entonces el mayor éxito de taquilla su carrera. Alfonso Cuarón asegura que el secreto de su éxito es la pasión: Todo es cuestión de poner el corazón en el trabajo. Y eso le ha redituado: Es el primer mexicano en ganar el Oscar al mejor director por su cinta Gravity. No cabe duda, Alfonso es un SuperMexicano.

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!