El amor en tiempos del ciberespacio

0

Se acerca el Día de San Valentín y los enamorados alrededor del mundo lo celebrarán con la misma ternura de siempre. Lo que ha cambiado –y mucho- son las formas de encontrar y demostrar ese amor.

Hace tiempo lo usual eran las tarjetas o postales con corazones, las cartas de amor o las esperas, frente al teléfono fijo, de esa llamada para una segunda cita. Hoy la tecnología ha evolucionado la forma de compartir nuestro afecto y aunque tarjetas digitales, regalos comprados por Internet, mensajes y fotos por WhatsApp, SMS o correo electrónico nos permiten compartir ese afecto de manera instantánea y conveniente, también traen consigo riesgos que pueden ir más allá de partirnos el corazón.

Entre los adultos, una de las formas más populares de buscar el amor es visitando sitios Web para encontrar pareja y hacer citas. En esos sitios el usuario puede especializar su búsqueda por ubicación, intereses u objetivo y completar su perfil en varios idiomas. Y aunque muchas personas han encontrado pareja de esta manera, otras han sido víctimas de robo, fraude y hasta abuso físico por parte de personas que utilizan a estos servicios para cometer delitos.

Entre los jóvenes, las redes sociales juegan un papel importante en las relaciones amorosas. Los niños y los adolescentes las utilizan para conversar con sus amigos o la persona que les gusta en la escuela, pero también pueden terminar chateando con extraños y desconocidos que se hacen pasar por personas de su edad. Estos ciberdepredadores suelen pedir a los menores fotos inapropiadas o que compartan información sensible, como números de tarjetas de crédito de los padres, direcciones y teléfonos. Estos ciberdelincuentes siempre están al acecho, buscando presas vulnerables y son muy hábiles en el arte de engañar, chantajear y confundir a los menores.

Para una navegación segura en estas fechas cercanas al día de los enamorados, y siempre, Kaspersky Lab ofrece algunos sencillos consejos:

Si has encontrado el amor:

• Realiza compras seguras: Compra productos para tu enamorado/a en sitios de confianza. Revisa que la URL tenga la terminación “s” en la dirección web (https://) y el símbolo de seguridad en forma de candado. Designa una sola tarjeta de crédito para compras en línea. Así llevarás mejor control de los gastos y podrás darte cuenta de inmediato si esta registra un gasto no autorizado
• No abras correos de remitentes que no sean de tu absoluta confianza. Los ciberdelincuentes aprovechan fechas especiales como ésta para sus ataques. En especial, no hagas clic en enlaces o en archivos incluidos en estos mensajes
• Ten cuidado con las autorizaciones a las aplicaciones, hay muchas con temas del Día de San Valentín, especialmente en las redes sociales. Antes de instalarlas, revisa qué autorizaciones solicitan. No instales aplicaciones que deseen ver tus mensajes en Facebook o SMS.
• No envíes fotos comprometedoras: Hay que tener cautela antes de enviar cualquier foto que pueda acabar con nuestra reputación.
• No compartas tus contraseñas: Para muchas personas, compartir la contraseña de su perfil en redes sociales con su pareja es sinónimo de confianza. Pero recuerda, las relaciones también terminan y el que tu ex-pareja tenga acceso a tu perfil de Facebook, mensajes privados y fotos puede resultar peligroso para tu integridad e identidad. Si terminas una relación, cambia de inmediato tu contraseña.
Si estás en busca de amor en Internet:
• No facilites datos personales a desconocidos ni reveles nunca tus contraseñas o claves de acceso a través de un chat.
• Comprueba la configuración de la privacidad en tus redes sociales. Decide quién puede tener acceso a tus fotos personales y quién no.
• No intercambies archivos con personas que acabas de conocer, ya que pueden contener malware que infecte tu equipo.
• No te encuentres con personas que no conoces en lugares solos. Siempre avisa a alguien más con quien te vas a encontrar y en dónde. Si decides conocer a una persona desconocida, elige lugares públicos y familiares para ti.
Para los padres es recomendable utilizar herramientas de control parental para monitorear y limitar las actividades de sus hijos en Internet. Hable con ellos sobre los peligros que existen y anímelos a que compartan cualquier experiencia en línea que los moleste o haga sentir incómodos.

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!