Cuidado con lo que escaneas con tu SmartPhone

0

Los vemos por todas partes. Son esos cuadritos como extraños azulejos en blanco y negro de muy complicado diseño que nos invitan a “escanearlos” con nuestro teléfono inteligente. Pero cuidado. Algunos no llevan a promociones o información adicional en una campaña publicitaria, sino a sitios maliciosos y de malware.

Por Sam Liu

Son los omnipresentes códigos QR.

Para utilizar estos códigos se necesita un smartphone con cámara equipado con una aplicación que interptreta el código. Hay varias aplicaciones (apps) disponibles para ello. Algunas con costo, otras gratuitas. QR Code Scanner Pro es una opción para los usuarios de la marca de la zarzamora, QR Droid para quienes tienen smarthphones con Android, o QR Reader para quienes usan el teléfono de la marca de la manzana.

Hay que abrir la aplicación y apuntar con la cámara al código. Casi al instante el dispositivo captura la imagen, la app la interpreta y abre el navegador para llevarnos a la página deseada. Si es que no se trata de un engaño.

Como habrá podido notar, ahora encontramos esos cuadritos en todas partes. Portadas de revistas, en las notas y artículos que ésta ofrecen, en el transporte público, en anuncios de todas clases en calles y otros lugares públicos. Y no todos son inofensivos.

Escanear códigos de origen dudoso podría llevarlo a visitar páginas de contenidos, por decir lo menos, objetables. Como material pornográfico, sangriento, o lo que es peor, a sitios de phishing que simulan ser, por ejemplo, el portal de un banco y cuyo único fin es robar nombres de usuario y claves para vaciar en cuestión de segundos las cuentas bancarias de los incautos.

Cabe aclarar que estos códigos no son por sí mismos virus, troyanos o algo parecido. EL problema con ellos es que pueden llevar al usuario a sitios con código malicioso (malware) a los que basta entrar para que “inyecten” en nuestros dispositivos apps que podrían espiar todo lo que hacemos en línea y robar datos muy sensibles.

La solución es sencilla, y si lo vemos bien, muy lógica. No apunte con su teléfono a uno de estos códigos si no está seguro de que son legítimos del sitio que desea visitar.

Enseñe a sus hijos esta regla básica, pero además, porque la curiosidad es mala consejera, instale algún software de protección en su teléfono inteligente, antimalware y antivirus. Estas aplicaciones de seguridad no son gratuitas, pero su precio es muy bajo y le darán tranquilidad. Recuerde que la información que guarda en su teléfono suele ser mucho más valiosa que el dispositivo mismo.

De preferencia use aplicaciones que muestren, antes de llevarlo al sitio, el enlace al que lo llevarán. Para Android y iPhone, están QuickMark, TapReader, Norton Snap QR Code Reader y QR Pal.

Tenga especial cuidado si usa un teléfono con Android, ya que esta plataforma, al ser la de más rápido crecimiento en cuanto a su número de usuarios, es el blanco preferido de los delincuentes cibernéticos.

Examine el código. Si éste luce rayado, dañado o se ve como si fuera una calcomanía pegada en el anuncio, mejor no lo utilice.

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!