El ratón DeathTaker, para jugadores de MMO y Estrategia en tiempo real. Review

0

Los video juegos ya no son lo mismo. Ahora se requiere una extraordinaria capacidad de reacción, y para ello un ratón convencional no es suficiente. Buscando opciones, nos dimos a la tarea de probar el nuevo ratón de Genius, DeathTaker. No nos decepcionó.

Por Sam Liu

Impresiona desde el empaque, por su diseño de apariencia metálica, un look muy industrial. La carátula de la caja muestra una buena foto del ratón y está llena de información sobre el mismo por todas partes. La parte frontal se abre como una tapa y deja visible el ratón.

La parte posterior de la tapa indica que el ratón viene con un cable de 1.8 metros y conectores bañados en oro, que tiene un par de botones para ajustar los ejes X-Y.

Con el ratón viene un CD con los controladores y el software de configuración de los botones del DeathTaker, dos instructivos en diversos idiomas, uno para la instalación del software y otro para ajustar el peso del dispositivo, y 6 pequeñas pesas de metal de 4.5 gramos cada una que servirán para ajustar el peso del dispositivo.

Es un ratón de tamaño mediano que se ajusta cómodamente a manos de tamaño también mediano. Diseñado en elegante color negro piano, mate y brillante, con algunos detalles en plata, muestra un escorpión gris sobre fondo negro brillante.

Por su diseño, es un mouse exclusivo para diestros. Cuenta con 9 botones: Además de los tradicionales botones derecho e izquierdo, tiene dos en el lado izquierdo, que se accionan con el pulgar, para avanzar o retroceder en las páginas de los documentos, dos más a la izquierda del botón izquierdo marcados con las letras X Y, uno en medio marcado con la letra D, para seleccionar la resolución DPI del ratón, detrás de la rueda de desplazamiento y uno más a la derecha marcado con la letra M, para navegar entre las macros.La rueda de desplazamiento también funciona como un botón.
Este ratón cuenta con memoria interna que permite al usuario almacenar hasta 55 macros.
El lado izquierdo del DeathTaker está hecho de goma y tiene una forma curva que se adapta al pulgar derecho del usuario, lo que hace muy confortable su manejo.
Justo arriba del pulgar quedan los dos botones para avanzar o retroceder páginas, sobre el área plateada del ratón que muestra el logo GX Gaming en un color rojo que después puede personalizarse. En la parte superior izquierda también están los dos botones marcados con la X y la Y. Las partes frontales en negro mate albergan los tradicionales botones izquierdo y derecho. La rueda del DeathTaker, de goma negra, tiene una línea central iluminada del mismo color que el logo y que es un aviso de que el ratón está encendido.
Detrás de la rueda, está el botón marcado con la letra D, que tiene la función de seleccionar la resolución del dispositivo, los DPI, con una barrita LED que indica cual de los 5 posibles modos está en funcionamiento. La parte trasera derecha, donde descansa la palma al sostenerlo, viene en negro brillante y muestra el dibujo de un escorpión gris y la leyenda en letras plateadas Pro Game STYLE. Es la tapa removible que cubre el compartimiento para las pequeñas pesas que permiten darle el peso deseado al DeathTaker.
En la parte derecha del dispositivo está un botón marcado cn una “M”, que sirve para navegar entre las macros almacenadas en la memoria del ratón una vez que se haya instalado el software que viene con el dispositivo. La parte inferior del ratón muestra dos soportes de Teflón que permiten el deslizamiento suave del ratón sobre la superficie de trabajo y le dan estabilidad. El cable del ratón, de 1.80 metros, tiene en el extremo un conector USB macho bañado en oro para asegurar un excelente contacto y alta velocidad al enchufarlo en un puerto USB de la computadora.
Al conectarlo, se iluminan en rojo el logo GX Games ubicado en la parte plateada del ratón, un LED en medio del dispositivo y la rueda de desplazamiento. Al insertar el CD que venía con el ratón, da comienzo la instalación del software que permite personalizar los botones del dispositivo y entonces convertirlo en un ratón profesional con infinidad de funciones. Al iniciar el software DeathTaker Driver Setting aparece por defecto la opción de asignar funciones a los botones, una imagen del ratón y a los lados los nombres de los botones, y en cada uno, al hacer click se despliega un submenú para asignarle una función de Windows o de Office o una acción en un videojuego, como disparar, saltar, agacharse, etc., iniciar algún programa en especial o simplemente controlar contenido multimedia con acciones como reproducir, detener, subir o bajar volumen, etc. Cada lista despliega 11 funciones con más opciones en cada sección.
Los botones pueden ser programados y guardadas las funciones en alguno de los 5 perfiles que aparecen como otra barra de navegación en la parte inferior de la ventana. En la pestaña de Macros es posible programar macros para su uso con tu videojuego favorito. Después de ponerle un nombre para llamarla después con la opción de cargar perfil, uno simplemente hace click en el botón iniciar grabación, y toda la secuencia de acciones y las combinaciones de teclas quedan grabadas en la Macro, incluso con retardos programados.
El usuario puede establecer parámetros como la velocidad del ratón, la velocidad de desplazamiento, la velocidad de doble click para abrir una ventana o iniciar algún programa, la sensibilidad, habilitar la sensibilidad avanzada o deshabilitarla, la frecuencia del sondeo en 250 Hz, 500 Hz o 1000 Hz, y establecer la configuración de PPP por etapas.
Hay una pestaña para personalizar la iluminación de los LEDs del ratón ya sea eligiendo el color con una paleta como las que se usa en programas de dibujo, o escribiendo directamente los valores RGB (Rojo, Verde, Azul) para obtener un color preciso entre16 millones de colores posibles. También puede establecer la brillantez de la iluminación como alta, media o baja, o incluso desactivarla, así como decidir si esa iluminación es fija, o parpadea rápidamente, más lento o a una velocidad intermedia. Conclusiones El ratón DeathTaker se siente bien y se amolda bien a manos de tamaño mediano.
El único inconveniente podría ser que no está diseñado para zurdos.

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!