El país de la canela, segunda entrega de una trilogía sobre la Conquista

0

“Vas tras una ciudad imponente y encuentras una tumba llena de reproches, persigues un bosque de maravillas y desembocas en un río de amenazas, buscas un tesoro de metales y te detienen unos labios de piedra”

“El sal del mar se confundió en nuestros labios con la sal de las lágrimas, porque ninguno de nosotros tenía verdadera confianza en que pudiéramos escapar a ese río infinito que nos había arrastrado ocho meses como un embrujo”

Gonzalo era treinta y cinco años menor que su hermano Francisco: cuando llegó a las Indias, los primogénitos ya habían vivido hallazgos y tormentos, y él tuvo que inventar sus propias locuras. El destino no le deparó como al primero un marquesado sobre la sangre del Inca, ni le concedió el poder subalterno del segundo, capaz de conducir sobre el océano barcos que por poco se hundían de oro. Era apuesto, era joven, era el mejor jinete de los reinos nuevos, se le medía a todo riesgo y, como sus hermanos, nunca sintió otro amor que la pasión de mandar y la embriaguez de arriesgarlo siempre todo. Buscaba un reino propio que estuviera a la altura de su ambición, y la noticia del País de la Canela le dibujó en el aire un destino más rico que la ciudad de pedernal de los muertos.
William Ospina es autor de numerosos libros de poesía y de ensayo. Ha sido galardonado con el Premio Nacional de Poesía del Instituto Colombiano de Cultura y el premio de Ensayo Ezequiel Martínez Estrada de Casa de las Américas. Su primera novela, Ursúa, da comienzo a una trilogía sobre la Conquista, que continuó con El país de la Canela y terminará con La serpiente sin ojos.

 

EL PAÍS DE LA CANELA

William Ospina

Random House Mondadori

Sello: Debols!llo

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!