Roberto Gavaldón y la nostalgia de lo inexistente

0

Un nuevo libro, editado por la Cineteca Nacional y el IMCINE, analiza ocho de las más importantes obras con referentes rurales de Roberto Gavaldón. Tras presentarse el año pasado en el marco de la XXXI Feria Internacional del Libro de Oaxaca, el libro  La nostalgia de lo inexistente, de Fernando Mino, se presentó por la Cineteca en el IFAL.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Fernando Mino Gracia ha dedicado gran parte de su trayectoria como periodista e investigador al estudio del cine mexicano, específicamente de la vida y obra del realizador Roberto Gavaldón Leyva. Como resultado de esta ardua labor Mino publicó en el 2007 La fatalidad urbana. El cine de Roberto Gavaldón, editado por la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial de la UNAM; y recientemente La nostalgia de lo inexistente. El cine rural de Roberto Gavaldón (2011), editado por la Cineteca Nacional y el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE).

En las poco más de doscientas páginas que componen el volumen, el autor analiza a detalle ocho películas del director chihuahuense ubicadas en entornos rurales: La barraca (1944), Rosauro Castro (1950), El rebozo de Soledad (1952), Aquí está Heraclio Bernal (1958), El rayo de Sinaloa (1957), La rebelión de la sierra (1957), Macario (1960) y El gallo de oro (1964). Todos ellos filmes en los que Gavaldón aborda las raíces del México rural donde el misticismo acerca de la muerte y el azar se mezclan con la idiosincrasia de un pueblo cuyas tradiciones se encuentran cara a cara con una nueva etapa de la sociedad mexicana.

Presentado en el marco de la XXXI Feria Internacional del Libro de Oaxaca, La nostalgia de lo inexistente: El cine rural de Roberto Gavaldón, en propias palabras de Mino (también autor del libro de cuentos Líneas cruzadas, 2003), es una ampliación de La fatalidad urbana. El cine de Roberto Gavaldón, dedicado precisamente a analizar seis de las cintas más representativas en las que el cineasta aborda los avatares de una ciudad misteriosa y desquiciante a partir de un cine de notables influencias noir.

Acompañado de imágenes inéditas en blanco y negro, La nostalgia de lo inexistente invita a que el lector redescubra en cada uno de los capítulos que lo componen una parte fundamental de la historia del cine mexicano, además de valorar a uno de los realizadores más importantes de la cinematográfica nacional cuya obra nos ayuda a entender un periodo fundamental del México del siglo XX.

Roberto Gavaldón quien debutó en 1944 con La barraca, filme con el que obtuvo su primer Premio Ariel a mejor director y mejor película, cuenta con una obra fílmica que abarca tres décadas en la cual abordaría con igual rigor argumental y estético ambas caras de un país en plena transición del modelo rural postrevolucionario hacia una sociedad cosmopolita.

Radicado en Oaxaca desde hace un par de años, Fernando Mino también fue editor del suplemento Letra S, Salud, Sexualidad, Sida, del diario La Jornada. Actualmente forma parte de Hub Oaxaca, iniciativa de aquella ciudad que busca fomentar un cambio social a través del intercambio de ideas entre comunidades.

La nostalgia de lo inexistente. El cine rural de Roberto Gavaldón se encuentra a la venta en la red de Librerías Educal y también en la librería La Venturosa, en Oaxaca.

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!