Diego Rivera será homenajeado este jueves

0

Diego María Rivera falleció en San Ángel el 24 de noviembre de 1957, y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) recordará su LIV Aniversario Luctuoso con una ceremonia y guardia de honor el próximo jueves 24 de noviembre a las 10:00 horas en la Rotonda de Personajes Ilustres del Panteón Civil de Dolores.

Ya son 25 años de que el estudio del pintor guanajuatense dejó de ser un espacio de trabajo para convertirse en el resguardo de las memorias, colecciones y más de este gran artista compartiéndolo con el público. El 25 de marzo de 1998 el museo fue declarado Monumento Nacional.

Diego María Rivera nació Guanajuato el 8 de diciembre de 1886. A temprana edad comenzó su gusto por el dibujo, luego estudió la escuela convencional por las mañanas y por las noches acudió a San Carlos, donde tuvo como maestros a José Guadalupe Posada y José María Velasco.

En 1907, patrocinado por el gobierno del estado de Veracruz, viajó a Europa, precisamente a Madrid, para estudiar, por recomendación de Gerardo Murillo, el Dr. Atl, en el taller del pintor Eduardo Chicharro, en donde abordó la obra de artistas como Velázquez, El Greco y Bruegel, entre otros. Posteriormente, viajó a los Países Bajos y París, y volvió a México en 1910.

“México se vestía de gala para celebrar treinta años de Porfirio Díaz y el centésimo aniversario de la insurrección del padre Hidalgo. Rivera lleva a cabo una exhibición donde muestra sus obras realizadas en Europa. La exposición fue un éxito social y económico. Carmen Romero Rubio de Díaz, esposa del presidente, inauguró la muestra y compró seis de las cuarenta obras que Diego presentó”, escribió Beltram D. Wolfe en su libro La fabulosa vida de Diego Rivera.

Diego Rivera regresó a Europa en 1911 y permaneció ahí hasta 1920, ésta vez becado por el gobierno mexicano, y se instala en París, en el barrio de Montparnasse, para incursionar en el cubismo durante cuatro años al lado de Picasso, Juan Gris y Braque.

Pero Rivera tenía otras necesidades que cautivaban su atención: expresar las realidades políticas y sociales. Fue así que los acontecimientos políticos de Rusia y México contribuyeron a radicalizar y politizar el pensamiento ideológico de Rivera, por esta razón dejaría repentinamente el cubismo.

En 1920 estudia el arte bizantino, etrusco y del Renacimiento, explorando lo que era ya una inquietud creciente. El concepto de una arte público y socializado se convirtió en el tema de la conversación que sostuvo con Siqueiros, en París, un año antes.

De regreso a México y apoyado por el Ministro de Educación, José Vasconcelos, Diego Rivera viajó al sur de México. De Oaxaca, “Rivera regresó (…) convertido a la sencillez por la sacudida de todo lo que había visto y vivido”, menciona Jean Charlot en The Mexican Mural Renaissance: 1920-1925.

Más adelante inició con David Alfaro Siqueiros (1896-1974) y José Clemente Orozco (1883-1949) el movimiento pictórico que le daría a México presencia y reconocimiento internacional: el muralismo mexicano.

El muralismo tuvo como antecedente la obra del grabador José Guadalupe Posada (1851-1913). El imaginario fantástico y sus profundas inquietudes político-sociales constituyeron la herencia que enriquecería años más tarde los muralistas. El eje conductor del movimiento pictórico estuvo a cargo del filósofo y primer secretario de Educación Pública, José Vasconcelos.

La epopeya mural comenzó en 1921 en los paredes de la Capilla de San Pedro y San Pablo, a cargo del Dr. Atl, Roberto Montenegro, Xavier Guerrero y Jorge Enciso; sin embargo, la producción sustantiva y franca de los murales más significativos por su contenido nacionalista y popular fueron los realizados por los tres grandes: Rivera, Orozco y Siqueiros en la Escuela Nacional Preparatoria, hoy Antiguo Colegio de San Ildefonso, así como en la Secretaría de Educación Pública.

Inspirado en la cultura del Anáhuac, en sus profundos conocimientos sobre la historia de México y en su pasión por las tradiciones populares, Rivera logró un marcado carácter nacionalista y revolucionario. Finalmente murió en su casa-estudio de San Ángel el 24 de noviembre de 1957, a causa de un paro respiratorio.

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!