Homenaje a Juan Rulfo en el Museo Soumaya

0

A media luz, entre veladoras, papel picado, calacas de papel maché y pan de muerto, resalta un retrato del novelista, cuentista y guionista Juan Rulfo, enmarcado por una cadena de flores de cempazuchilt, que recuerdan los 25 años de su muerte.

El pequeño espacio asemeja el mítico pueblo de Comala, donde “hay un gentío de ánimas sueltas”; pero en realidad se trata de la ofrenda que se exhibe en la planta baja del Museo Soumaya como parte de las actividades del Día de Muertos y que en esta ocasión recuerda al autor de Pedro Páramo.

“Aquí esas horas están llenas de espantos. Si usted viera el gentío de ánimas que andan sueltas por la calle”, solía decir el autor de El llano en llamas, quien en sus cuentos y novelas rescató a los campesinos y sus tradiciones, más que como anécdota a manera de crítica social sin perder el tono “fantasmagórico”.

Las calaveras de azúcar y el tradicional olor a incienso atraen a los visitantes, en su mayoría niños, para conocer la ofrenda que también explica la trascendencia literaria de Rulfo a través de lecturas en voz alta de su obra y un ciclo de cine. Para los más pequeños se ofrecen talleres de calaveritas de azúcar y huicholas.

La ofrenda refiere la relación cercana entre la vida y la muerte de la que el escritor jalisciense siempre refirió en su obra: “Allá me oirás mejor. Estaré más cerca de ti. Encontrarás más cerca la voz de mis recuerdos que la de mi muerte, si es que alguna vez la muerte ha tenido alguna voz”, decía.

“Decidimos homenajear a Juan Rulfo porque en sus textos hablaba mucho de la relación entre la vida y la muerte, ese vínculo que encaja muy bien y hacía notar en sus relatos, como cuando habla del pueblo de Comala”, explicó González, quien dijo que las calaveras que resulten de los talleres se irán sumando a la ofrenda.

Publicado por Excelsior

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!