El compositor mexicano Blas Galindo murió un día como hoy

0

Este 19 de abril se recuerda el fallecimiento del músico mexicano Blas Galindo. Nacido en San Gabriel, Jalisco (hoy Ciudad Venustiano Carranza), el 3 de febrero de 1910, dejó de existir en la Ciudad de México el 19 de abril de 1993.

Blas Galindo Dimas se presentó como director de orquesta en numerosos países de Europa y América, dando a conocer repertorio nuevo propio y de otros compositores mexicanos e hispanoamericanos. En 1964 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes de México.

Hijo de Luis Galindo Nieves y Adriana Dimas Casillas, vivió en San Gabriel de 1910 a 1931, y en la ciudad de México de 1931 hasta su muerte.

Galindo inició su carrera artística en su pueblo natal, a la edad de siete años, en el coro que organizó el maestro Antonio Velasco Cuevas, cantor de la iglesia, quien además de enseñarle solfeo, le dio las primeras lecciones de piano.

Velasco le enseñó también bases de armonía, melodía y matices, y en general, a amar la música. La primera obra musical de Blas Galindo fue Suite para violìn y violonccelo, que compuso el 7 de Noviembre de 1933.

Más tarde estudiaría música de manera profesional en el Conservatorio Nacional de Música, titulándose como Maestro en Composición Musical.

A  lo largo de su vida fue compositor, director de orquesta, pedagogo y conferencista. Quienes lo conocieron lo recuerdan como una persona tranquila y constante en el estudio y en el trabajo.

Además de la música, para mantenerse en forma Galindo practicó la natación y la caminata.

Una de las obras que más satisfacciones dieron a Galindo fue “Sones de Mariachi”, que estrenó en Nueva York y fue grabada y distribuida en América y Europa. Otras de sus obras son “Cantata a Benito Juárez”, “2ª sinfonía”, “2° concierto para piano”, “Concierto para violín”, “Concierto para flauta”, y “Concierto para Violoncello”.

Aquí, una interesante entrevista con su hijo publicada en la Jornada

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!