Fascinados por la crónica: Héctor De Mauleón e Ignacio Trejo

0

La crónica es la fascinación del momento, coincidieron en señalar los escritores Ignacio Trejo Fuentes y Héctor de Mauleón, quienes participaron esta semana en una charla celebrada en el Centro de Lectura Condesa del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Ambos son de los cronistas más notables que existen en la actualidad en México –según los especialistas–, por lo que el INBA los invitó a compartir sus reflexiones en torno a este género que cultivaron con gran maestría Manuel Gutiérrez Nájera, Salvador Novo y Carlos Monsiváis, por mencionar algunos.

De Mauleón dijo que todo lo que él escribe gira en torno a la ciudad y su memoria: “La ciudad es una obra que se va levantando generación tras generación”, dijo.

Construida hace siete siglos, la Ciudad de México “está cargada de pasado”; A cada momento nos dicen algo sus plazas, edificios, parques, calles, barrios, callejones, monumentos y casas antiguas. Hoy, “ha quedado en el olvido lo oculto”, aseveró.

Consideró que la primera crónica que se hizo de la capital mexicana fue a los 33 años de su fundación y versó sobre la Calzada Tacuba, la más antigua de América Latina. “Lo que descifran los cronistas para nosotros, se vuelve real”, consideró el también periodista y cuentista.

Por ello, recomendó a los asistentes a la actividad organizada por el INBA leer Nueva grandeza mexicana, “un libro genial de Salvador Novo”, y A ustedes les consta, de Carlos Monsiváis, entre muchos otros títulos.

“Me interesa rescatar los cosas que están olvidadas”, señaló Héctor de Mauleón, quien no desdeña consultar las hemerografías para revisar sus archivos amarillentos y encontrar todo tipo de datos cuasi-olvidados, como asesinatos, hazañas deportivas, anuncios publicitarios y “un mundo que nos sigue diciendo mucho de nosotros mismos”, añadió.

Trejo Fuentes

Trejo Fuentes

Por su parte, Trejo Fuentes comentó que en su caso le gusta abordar personajes “al borde del abismo, porque no sé escribir otra cosa”. La violencia, la podredumbre y la muerte son los temas no fáciles que aparecen en mis crónicas, reconoció.

“No invento nada”, dijo el ensayista y crítico literario, mientras adelanta que terminó de escribir una novela de acontecimientos siniestros relacionados con la colonia Roma de los años setenta y de los sismos de 1985, cuando “no todo fue heroísmo. Ahí trato de recuperar mis recuerdos”, aseguró.

Trejo Fuentes opinó que “la realidad siempre supera la ficción”, en relación a los acontecimientos atroces que envuelven al mundo del narcotráfico, con toda su crudeza de violencia y muerte. “Aún falta escribir la gran crónica del narcotráfico, que desde hace 25 años es el gran tema nacional”, expresó casi en un reto para los escritores.

Otros temas de los cuales hablaron los dos cronistas mexicanos fueron las casas embrujadas, los terrores infantiles, el mundo del porfiriato, la Ciudad de México antigua y el doctorado que realiza actualmente Ignacio Trejo Fuentes en torno a Ricardo Garibay.

Expresa tus ideas

Quieres tener tu propia personalidad?...
consigue tu gravatar!