Lo que más temían los editores era la aparición de un libro estufa; los libreros, también; desordenaban... [Leer más]